La plata sí es lo que importa. Punto y aparte

30/8/2015 | 00:21 |

Por
Maximiliano Allica

E l dinero es lo que importa, me dijo, y me explicó por qué, no era por una cuestión superficial, de acceso a lujos y suntuosidades, sino porque el dinero compra lo único que no se compra con dinero, que es la dignidad, a la cual se accede pagando, ¿por ejemplo qué?, un buen servicio funerario, no sea cosa que un día se nos muera alguien en casa y nos humillemos 30 horas con el cadáver en la habitación, como le pasó esta semana a una señora de 75 años en Pampa Central al 300, que debió salir a gritar a los medios que nadie se llevaba al muerto, y después dijo que si no hubiera salido en los medios nadie habría retirado a ese hombre que, según ella, estaba alojado en esa casa porque era indigente, como son indigentes aquellos que no figuran en las estadísticas oficiales como indigentes, sino tan solo como pobres, y los pobres como clase media baja, yo siempre me pregunto qué pensarán los pobres cuando escuchan a los periodistas y a los políticos hablando de la pobreza, y más me pregunto si les prestan atención o les da lo mismo lo que digan de los pobres los que no son pobres pero deciden qué es un pobre, cuánto de pobre alguien es y cuánto de pobre dejará de ser en caso de acceder a alguno de los beneficios sociales que no necesita la gente que tiene dinero, la misma que se evita las colas en Anses y que en todo caso se toma la molestia de solicitar el favor a algún contacto para que acelere algún trámite al personal doméstico o a algún buen empleado de su empresa, la que logró montar y sostener gracias a un esfuerzo traducido en dinero, que para algunos no será lo más importante pero sin él no habría empresa, empleados, cargas sociales, prepaga, medicina de alta tecnología y colegio privado para los chicos, porque hoy la escuela pública y gratuita no es lo que era y para tener una buena educación hay que pagarla con dinero, que no hace la felicidad, pero te permite forjar un futuro con más posibilidades de éxito, que en esta sociedad de consumo está vinculado con el poder adquisitivo, los autos, las casas, los viajes al exterior y la buena ropa, que no será imprescindible pero cuanto más calidad siempre es mejor, porque la verdadera elegancia del hombre se mide por sus zapatos, también me dijo, porque los zapatos sí te los llevás a la tumba y a los momentos trascendentes no te podés presentar de cualquier manera.

También me dijo que todas las ideas están equivocadas, incluso las más exitosas, porque siempre son superadas por la realidad, que es mucho más compleja que cualquier idea. Otro día les cuento más.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias