Un flagelo que no encuentra límites

Bahía: la droga y sus nombres en los últimos quince años

21/2/2014 | 07:04 | Mientras continúa el proceso contra Suris e investigan a otra banda, un repaso de cómo se desarticularon organizaciones similares. Conexiones y semejanzas.

Bahía: la droga y sus nombres en los últimos quince años . La ciudad. La Nueva. Bahía Blanca

   Por su exposición mediática, su relación con la vedette Mónica Farro y sus presuntos vínculos con el poder político, Juan Ignacio Suris adquirió, junto con la supuesta organización delictiva que comandaba, una resonancia pública como pocas veces se vio en nuestra ciudad.

   Sin embargo, antes y -aparentemente- durante su detención en la cárcel de Saavedra, otras bandas manejaron y manejan un "mercado" preocupantemente creciente como el de las drogas.

   La Fiscalía Federal lleva hoy adelante una investigación para desbaratar otra organización del mismo estilo que la de Suris, según adelantara el miércoles, en exclusiva a La Nueva., el fiscal general Alejandro Cantaro.

   Si bien el caso "está verde", según reconocieron ayer otros voceros allegados a la Justicia, no se descarta que pueda evolucionar como el que derivó en los allanamientos de diciembre último.

   Se procura determinar, según la línea de los fiscales, nada menos que quién es el sucesor de Suris en el negocio ilegal del narcotráfico.

   Antes de él, según se desprende del expediente, lo habría manejado Pedro Cajaravilla, a quien asesinaron en un cabaret de White.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   No tuvieron trágico final, aunque sí habrían estado vinculados a la venta de drogas durante los últimos 15 años en nuestra ciudad al menos otras tres personas, dos de ellas con organizaciones similares a la que desmembró recientemente la Justicia Federal.

   Uno de ellos es el abogado Fabián Guillermo Rossi, a quien en marzo de 2006 interceptaron en la ruta 51, cuando circulaba en un Corsa en el que portaba un kilo de "tizas" de cocaína pura.

   Un año y medio después recibió cuatro años de cárcel como cabecilla de la banda.

   Se estableció que Rossi traería la droga desde Buenos Aires y, al parecer, la vendería como delivery, previo contacto telefónico.

   Más atrás en el tiempo emergía la figura de Mauricio Gastón Larriaga, condenado en diciembre de 1999 a 6 años de prisión como líder de una organización dedicada a la venta de drogas.

   En su caso, además se advierte otra semejanza con el caso Suris: junto con Larriaga fue sentenciado el sargento de la policía bonaerense Juan Alejandro Carrillo, a dos años de cárcel, por presunta “protección”. Otras cuatro personas también recibieron pena.

   Larriaga, oriundo de Mar de Plata, también habría mantenido vínculos con Fernando Bond Stork y Carlos Alberti, dos de los procesados por el caso Suris.

   De nuevo en libertad, volvió a caer con drogas. A fines de 2008, en cercanías de Necochea y, dos años más tarde, en Tres Arroyos. En ambos casos llevaba cocaína de máxima pureza, que traería de su ciudad de origen, para distribuir en Bahía y Viedma.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias