Bahía Blanca | Lunes, 27 de junio

Bahía Blanca | Lunes, 27 de junio

Bahía Blanca | Lunes, 27 de junio

Papá y sus cuentos locos para ir a dormir

De los relatos nocturnos que les contaba a sus hijos salieron 10 historias que el cirujano César Zavatti recopiló en su libro de debut como escritor.

Fotos: Rolando Ramos

Por Gustavo Pereyra

 

   "Siempre tuve mucha imaginación", asegura el autor de “Cuento con papá”, y la frase resuena como una advertencia de lo que viene entre las páginas del libro: diez breves historias para niños, teñidas de delirio y ternura, con personajes muy originales y con mucha empatía paternal con los dilemas clásicos de la infancia: bañarse o no, comer verduras o cosas ricas o irse a dormir temprano.

    El autor es el puntaltense César Zavatti (41), médico cirujano especialista en paredes abdominales y en cáncer de piel, que reparte sus horas entre tres hospitales de Punta Alta y Bahía Blanca, una banda funk en la que es guitarrista y compositor, sus hijos de 14, 7 y 3 años, su pareja y ahora la literatura.

   Aunque ya circulan varios ejemplares, la presentación oficial de “Cuento con papá” será el viernes 4 de marzo, en la Biblioteca Popular y Centro Cultural Juan Bautista Alberdi (Rivadavia 353), desde las 17. También habrá música en vivo con Federico Michel y Nico Soler Montero, y narraciones con la youtuber Marcela Hereñú.

   —¿Cómo surgieron estas diez historias?

   Toda la vida les conté a mis tres hijos historias inventadas para ir a dormir. A veces les pedía que me dijeran un color o un lugar o un animal como materia prima de esas fantasías —explica el autor—. Son casi 15 años inventando historias por las noches y a lo largo del tiempo muchas fueron tomando forma. Uno va generando recursos, no se puede inventar los 365 días del año.

   —¿Y cómo llegaron a materializarse en un libro?

   Siempre se me dio por escribir. Me gusta darle sentido a las cosas, me relaja. Ya tenía más o menos armadas las historias y las bajé al papel durante la pandemia, cuando tuve que estar aislado por coronavirus. Tengo seis cuentos más que no están en el libro y estoy pensando una historia más larga para adolescentes.

   —¿De qué tratan los cuentos?

   Cada cuento tiene que ver con una problemática que tenían mis hijos en ese momento. Por ejemplo, “El Cuentapelos” es de una época en que mi nena se hacía pis en la cama. Trata de un personaje único para todos los nenes del planeta, que les cuenta los pelos de la cabeza, y si son impares, le arranca uno. Ahí es cuando dejan de hacerse encima. Hay otro de cuando el más chico no quería comer vegetales. O el Chingasombras, que trata sobre cómo enfrentar las pesadillas. Varios adultos también se engancharon y les despertó recuerdos. Son situaciones que te invitan a crear y me gusta que a la gente le sirva.

   —Y tus hijos, ¿qué dicen?

   Mis hijos se duermen (risas).

   “Cuento con papá” tuvo una primera edición que contó con ilustraciones de Julieta Navarro Torres, diseño de Silvana Baylac, corrección de Gladys Acha, prólogo de María Eugenia Pérez Gaugni y la colaboración del autor local Martín Ríos.

   "Esa primera tirada se agotó. Cuando me llegaron los libros lo publiqué en las redes sociales y me los sacaron de las manos. Fue una sorpresa. Casi todos los repartí yo porque me gusta tomar contacto con quién los va a leer. También mandé ejemplares a Buenos Aires, Santa Fe, Catamarca, Ushuaia y La Rioja", cuenta.

   Dice Zavatti (escritor noctámbulo de cuentos disparatados, tal como lo describen el prólogo y la contratapa), que su cuento preferido es “El Cuentapelos” por la originalidad del personaje.

   Amalgamador de palabras como “patiomundo”, “trillenio”, “robamedias” o “cuidaespaldas”, el cirujano, guitarrista y ahora autor asegura que cada lector tiene su personaje favorito y que ha recibido muchos dibujos de niños sobre los cuentos.

   Hubo una primera presentación en la Casa Abrigo del Niño de Punta Alta, donde el Zavatti y los chicos leyeron juntos: “Todos se divirtieron muchísimo y nos llenamos de sonrisas hermosas. Siempre que se pueda transmitir amor, paz, felicidad y conciencia se debe hacer”, dice.

   “Me re enganché con la escritura y la respuesta de la gente fue muy buena”, finaliza.