Bahía Blanca | Lunes, 20 de mayo

Bahía Blanca | Lunes, 20 de mayo

Bahía Blanca | Lunes, 20 de mayo

"Puedo asegurar que en la UNS no hay un peso fuera de lugar", afirmó el auditor interno

El abogado Diego Duprat comentó también que ya envió a la SIGEN toda la información solicitada el día de la marcha universitaria.

Diego Duprat, auditor interno de la Universidad Nacional del Sur, dijo este martes que puede asegurar que "no hay un peso fuera de lugar" en la casa de altos estudios bahiense y confirmó que fue enviado en tiempo y forma el último pedido de la SIGEN, la Sindicatura General de la Nación.

"El 90 % se gasta en sueldos. Después tenés gastos de funcionamiento, gas, luz... y cuestiones educativas, como becas e investigación. Es un placer ser auditor porque las cosas funcionan bien", mencionó.

Invitado al programa Allica y Prieta, que se emite de lunes a viernes de 15 a 16 por La Nueva Play, el también abogado contó que "la auditoria es en tiempo real, tomamos intervención en pasos intermedios" y subrayó: "Puedo asegurar que en la UNS no hay un peso fuera de lugar".

Al ser consultado sobre el pedido de información de la SIGEN sobre todos los convenios que celebraron las universidades nacionales con otras dependencias del Estado Nacional (Ministerios, Organismos, Fondos Fiduciarios y Empresas con participación estatal mayoritaria) durante los ejercicios fiscales 2022 y 2023, Duprat respondió que el mismo "se presentó en los primeros días".

 "Yo creo que había una presunción de que algunas universidades estaban tercerizando plata para actividades que no eran de las universidades, pero nosotros estamos en regla, no hay nada raro en la UNS; en general pasa esto. Es muy difícil salirse, no hay manera de hacer trampa, todo se sabe", señaló.

Duprat, que fue auditor en la gestión previa a la de Daniel Vega y perteneció a la Lista Blanca, opositora a la del actual rector en las elecciones, fue reafirmado en su cargo seis años atrás. "Fue un gesto de transparencia mantener a alguien que venía de la oposición en ese cargo", señaló el respecto.

"La UNS tenía un control interno que en 1993 se convirtió en la UAI (NdeR: Unidad de Auditoría Interna). Esto no es nuevo, se vienen haciendo informes desde hace años", sostuvo al hacer un repaso histórico del sistema de control de la Universidad, que tiene más de 40 años.

"El plan anual de trabajo lo mandamos a la SIGEN, que lo corrige y lo aprueba; luego va al rector —continuó—. Con ese marco trabajamos todo el año. Nosotros auditamos las acreditaciones de las carreras, el proceso de los títulos, las cuestiones financieras; es decir, no solo auditamos lo económico, sino todo el resto, incluida la parte académica".

En otro tramo de la entrevista, comentó que a excepción de la Universidad de Buenos Aires, "la mayoría [de las universidades] nos metimos en la órbita de la SIGEN. En general, las universidades están adhiriendo".

"Me parece correcto que si son fondos públicos, se audite; estoy de acuerdo con estar en la SIGEN, me parece positivo. Pero es muy posible que los controles no sean suficientes en algunas universidades", opinó.

Mirá acá la entrevista completa: