Bahía Blanca | Lunes, 22 de abril

Bahía Blanca | Lunes, 22 de abril

Bahía Blanca | Lunes, 22 de abril

El salario mínimo en caída libre: apenas cubre la mitad de la canasta básica

En términos promedio, los salarios de la economía perdieron 20% en apenas dos meses, el peor resultado en muchos años. 

Archivo La Nueva.

El "masazo" salarial que sufren los trabajadores pega cada vez más duro y los números son para el infarto: en menos de un año, en la ciudad, el Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM), pasó de cubrir el 75 por ciento de una canasta completa de bienes y servicios básicos al 53%, de acuerdo con un ejercicio propio realizado en base a datos del CREEBBA y de la secretaria de Trabajo.

El dato surge de comparar la Canasta Básica Total (CBT) que se podía adquirir con el SMVM de marzo de 2023 con lo que podia comprar en febrero del corriente, casi doce meses más tarde.

Así, con un piso salarial de 69.500 pesos en marzo del año pasado se compraba el 74,83% de la CBT (que estima el Centro Regional de Estudios Económicos de Bahía Blanca-Argentina, CREEBBA), que totalizaba $ 92.878 por el organismo bahiense. En febrero del corriente (último dato publicado), el SMVM de $ 180.000 apenas podía afrontar poco más de la mitad de los $ 341.445 de la CBT del segundo mes de 2024. El cálculo de la CBT del CREEBBA toma como base una familia tipo de cuatro integrantes.

En tanto, en apenas dos meses, el salario medio de la economía perdió un 20 por ciento de su poder de compra, una caída llamativa no sólo por su magnitud, sino también, por su rapidez: basta recordar que semejante pérdida de poder de compra se tuvo solamente durante el gobierno de Mauricio Macri ¡pero en cuatro años de Gobierno!

"El salario real en el sector privado se acerca al mínimo histórico alcanzado durante la crisis desatada en diciembre de 2001. Nominalmente creció 33% en simultáneo con un aumento del 51% de los precios".

"En los dos primeros meses del nuevo gobierno, el salario en el sector público creció sólo 18% mientras que los precios aumentaron 51%. La licuación de salarios fue más fuerte en el sector público que en el privado", explicaron a La Nueva desde el Mirador de la Actualidad del Trabajo y la Economía (MATE).

Agregan desde el MATE que "las jubilaciones atadas al régimen de movilidad jubilatoria cayeron a valores de miseria: su poder de compra es un 60% menor de 2015 y un 28% menor a los mínimos históricos de la década de 1990. Los bonos (que sólo cobran los perceptores de la mínima) no alcanzan a compensar la aceleración inflacionaria".

Inlación ¿en baja?

Desde el gobierno insisten en que se trata de un proceso de ajuste "necesario" para que la inflación inicie una baja sostenida. Señalan como un logro la desaceleración inflacionaria de febrero (el dato oficial de marzo se difundirá el viernes 12 de abril a las 16) que fue del 13,6%, muy por debajo del 20,3% del mes anterior y del 25,5% de diciembre de 2023.

Pese a ello, el dato del tercer mes no permite avizorar un baja sostenida del Indice de Precios al Consumidor, habida cuenta de que algunos índices que se adelantan al INDEC (como el local IPC Online), muestran una suerte de "lateralización" en el tercer mes, ya que cerró en un porcentaje muy similar al del segundo (11,02% en marzo versus el 10,97% de febrero).

Vale aclarar que marzo es un mes con elevada estacionalidad por el regreso a clase, de modo que el dato de abril es clave para saber si puede sostenerse el sendero de baja del IPC a que apuesta el gobierno o, en realidad, se trata de un proceso bastante más lento.

Es allí donde los actuales números de aceptación del presidente Javier Milei se pondrán en juego, toda vez que inflación resistente a la baja con recesión y desempleo en alza es un combo probadamente impopular.