Bahía Blanca | Sabado, 13 de abril

Bahía Blanca | Sabado, 13 de abril

Bahía Blanca | Sabado, 13 de abril

Deshabilitaron la web de Télam y los trabajadores denunciaron que vallaron la redacción

La asamblea de los trabajadores de Télam había convocado a un "abrazo" a la agencia, ubicada en Bolívar 531 de la Capital Federal, para este lunes a las 12.30. Sin embargo, el domingo a la medianoche afirmaron que un operativo policial impide a los trabajadores acercarse al edificio.

Luego del anuncio del presidente Javier Milei, quien el último viernes inauguró el 142° período de sesiones ordinarias en el Congreso de la Nación y confirmó que cerraría el INADI y la agencia pública de noticias argentina, Télam, durante la noche de este domingo la web fue inhabilitada y los empleados denunciaron en redes sociales que el gobierno ordenó que la redacción fuera vallada. Hay una manifestación convocada para este lunes al mediodía.

La asamblea de los trabajadores de Télam había convocado a un “abrazo” a la agencia, ubicada en Bolívar 531 de la Capital Federal, para este lunes a las 12.30. Sin embargo, el domingo a la medianoche actualizaron la situación y afirmaron que la redacción fue vallada, adjuntando imágenes del operativo.

“El gobierno nacional está llevando adelante uno de los peores ataques a la libertad de expresión en los últimos 40 años de democracia”, denunciaron. Mientras tanto, la web del medio público también fue dada de baja y muestra un error con el escudo nacional y la frase: “Página en reconstrucción”.

“Desde el sindicato de Prensa de Buenos Aires denunciamos que la policía está vallando Télam. Nosotros, sus representantes, los delegados, la comisión interna del sindicato, estamos acá defendiendo este medio de comunicación que tiene más de 78 años de historia”, indicaron en el video que compartieron en X (antes Twitter). “Nos parece que es un atropello a la democracia y a la libertad de expresión y, por eso, la vamos a defender. ¡Télam se defiende!”, añadieron los comunicadores desde el hall del edificio.

“Estamos adentro de Télam, alertados por los compañeros que estaban en su puesto de trabajo, que nos llamaron porque empezaban a vallar los edificios. Vamos a defender Télam, el patrimonio público y los puestos de trabajo. Es el peor ataque a la libertad de expresión en democracia”, sumó otro de los periodistas.

Los trabajadores creen que el vallado a ambos edificios de la empresa pública, Agencia Nacional de Noticias y Publicidades, es un intento de reprimir el “masivo abrazo e impedir el acceso a trabajadores” y postularon que se trata de un ataque al derecho a la comunicación y al derecho a la información de la sociedad.

Desde la conducción de la empresa se informó "que todo el personal se encuentra dispensado de prestar" su trabajo por un plazo de siete días, con goce de sueldo, desde las 23.59 de ayer.

Militantes de La Libertad Avanza, por su parte, también compartieron imágenes del operativo policial, celebrando el cierre de la agencia. "Eliminamos el INADI, que además de cumplir el rol de policía del pensamiento contaba con un presupuesto anual de 2.800 millones para mantener militantes rentados. En esta línea, vamos a cerrar la agencia Télam, que ha sido utilizada durante las últimas décadas como agencia de propaganda kirchnerista", había argumentado el presidente.

Luego del anuncio de cierre del presidente, fueron varias las agrupaciones políticas y los referentes de la cultura y los derechos humanos que repudiaron la iniciativa anunciada por el jefe de Estado, y se solidarizaron con los trabajadores de la agencia, remarcando "la trayectoria y profesionalismo" de Télam desde su fundación en 1945.

El consejo directivo nacional de la Confederación General del Trabajo (CGT) se contó entre los que manifestaron su "absoluto rechazo y repudio" al anuncio y advirtió que con esta medida se "pone en riesgo una empresa de comunicación emblemática".

"Esta iniciativa, que repite otros tristes ejemplos de gobiernos del pasado, con argumentos falaces que solo encubren motivaciones estrictamente políticas y económicas, pone en riesgo una empresa de comunicación emblemática fundada hace 78 años —la segunda más importante en lengua castellana y de reconocimiento internacional— sumando angustia y zozobra en las familias de sus trabajadoras y trabajadores", expresó la CGT.

También hubo declaraciones de repudio por parte del diputado nacional de Unión por la Patria y secretario General de la Central de Trabajadores de la Argentina, Hugo Yasky, que en diálogo con la agencia afirmó que "Télam es una agencia de trayectoria que tiene cubiertas todas las corresponsalías en el interior, más de 700 empleados que se mueven con un criterio absolutamente independiente, tiene la función de informar a nuestra población de manera objetiva" y "lo han hecho durante 78 años con los distintos gobiernos".

La senadora nacional por Jujuy de Unión por la Patria, Carolina Moisés, remarcó desde su cuenta de X que Télam "tiene una calidad humana y periodística con reconocimiento mundial" y que junto al sistema nacional de medios públicos "es una fortaleza para la Argentina y genera un enorme beneficio". En la misma dirección se expresó la legisladora de Hacemos Coalición Federal, Mónica Fein, se sumó desde X con un categórico "no al cierre de Télam" y agregó: "Defendamos el derecho a la información y la libertad de expresión. Solidaridad con las y los trabajadores".

A través de un comunicado, el Foro de Periodismo Argentino (Fopea) subrayó que los medios públicos "pueden y deben cumplir un rol determinante en la construcción de audiencias más críticas y mejor formadas, con inclusión y equilibrio de voces". En tanto, el Sindicato de Trabajadores de Prensa (Sitrapren) sostuvo en un comunicado que "Télam es un medio de comunicación que le pertenece a todos los y las argentinas y que ocupa un lugar central como productor de información pública y nacional que hace a la democratización informativa". (Con información de Perfil)