Bahía Blanca | Viernes, 12 de abril

Bahía Blanca | Viernes, 12 de abril

Bahía Blanca | Viernes, 12 de abril

Groenlandia: mujeres denunciaron a Dinamarca por control de natalidad involuntario en niñas

Afirman que en el pasado se colocaron 4.500 dispositivos intrauterinos a niñas de tan sólo 13 años, sin su conocimiento o consentimiento.
 

Un grupo de mujeres de Groenlandia busca en tribunales una indemnización de su antiguo gobernante colonial, Dinamarca, por una campaña de control involuntario de la natalidad lanzada en la década de 1960, informó el lunes su abogado.

La campaña de control de la natalidad salió a la luz cuando la emisora danesa DR en 2022 informó que los registros mostraban que, entre 1966 y 1970, se colocaron 4.500 dispositivos intrauterinos a mujeres y niñas de tan sólo 13 años, sin su conocimiento o consentimiento.

El caso es uno de los varios que surgieron en los últimos años con acusaciones de mala conducta por parte de las autoridades danesas contra la población de su antigua colonia.

Dinamarca pidió disculpas públicamente en 2022 a las víctimas de un experimento de los años 50 en el que se llevó a Dinamarca a niños de Groenlandia.

Groenlandia fue colonia danesa hasta 1953, pero ahora es un territorio semisoberano de Dinamarca, con una población de apenas 57.000 habitantes.

En octubre, el grupo de mujeres (sus componentes ahora tienen entre 70 y 80 años), solicitó una indemnización de 300.000 coronas danesas (43.634 dólares) para cada una.

La reclamación no fue atendida por el Estado danés, alegando 
una investigación en curso para descubrir el alcance de los casos y el proceso de toma de decisiones que condujo a la campaña en los años comprendidos entre 1960 y 1991, cuando Groenlandia adquirió autoridad sobre su sistema sanitario.

"Mis clientas creen que fueron objeto de una violación de los derechos humanos porque se les insertó el DIU contra su voluntad, y en la mayoría de los casos cuando eran niñas", declaró a a la agencia de noticias Reuters el abogado de las mujeres, Mads Pramming.

La demanda se presentó formalmente contra el Ministerio de Salud danés.

"Se trata de un caso profundamente desafortunado del que debemos llegar al fondo, por lo que también se ha iniciado una investigación independiente", indicó la ministra de Salud, Sophie Lohde, en un comunicado enviado por correo electrónico. (NA)