Bahía Blanca | Lunes, 22 de abril

Bahía Blanca | Lunes, 22 de abril

Bahía Blanca | Lunes, 22 de abril

Creatividad y estilo para una vivienda súper angosta

Un desafío que se resuelve a partir de la creatividad y el diseño

Un terreno angosto. Muy angosto, apenas 3,50 metros de frente. Una situación que antes que una limitación se convirtió en un desafío para los arquitectos que debieron resolver una casa en un lote de 59 metros cuadrados, en Ho Chi Minh, Vietnam, para una vivienda familiar, generando una respuesta en altura que atiende todas y cada una de sus demandas.

La casa sirve a una familia compuesta por marido, mujer y dos hijos. Una pequeña casa donde relajarse, descansar y trabajar, con un lugar donde tomar té y otro para escuchar música.

Un espacio aireado y luminoso, que además cuente con piscina, ascensor, estacionamiento, tres habitaciones con baño privado, sala, área de culto, cocina comedor y baño compartido. El programa exige a los proyectistas generar lugares completamente diferentes pero que sean parte de una unidad.

La distribución

El primer piso tiene espacio para coches y motos. La sala de estar se combina con un área de culto mientras de adoración se ubica en lo más alto con un tragaluz.

Escaleras y ascensores se ubican al final de la casa para darle a cada piso la mayor área utilizable. La cocina y el comedor ocupan el entrepiso, el cual tiene un tragaluz que da a la zona del garaje y del vestíbulo.

Los pisos 2, 3 y 4 tienen cada uno un dormitorio con baño privado. Cada sanitario está diseñado con paredes de vidrio y las habitaciones tienen balcones para crear espacios verdes, cada planta con diferentes posiciones, creando un juego en la fachada y sirviendo como comunicación entre plantas. La terraza está equipada con una zona de lavandería y una pequeña piscina.

La parte trasera de la escalera está cubierta con baldosas hidráulicas, un tipo de baldosa muy popular en la localidad, que crea ventilación por convección y no recibe el impacto de la lluvia. Combina además paneles de vidrio y ventanas que miran hacia el cielo.

Las paredes de la fachada del atrio están revestidas con ladrillos de casas antiguas. Las restantes están pintadas de cemento gris y los paneles de madera crean una sensación rústica. El piso y los elementos interiores también utilizan colores rústicos de vetas de madera.