Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

"Siempre esperé tener una segunda oportunidad con el equipo de Pablo Arana"

Mariano Pernía vuelve a competir en el TN en la estructura bahiense, donde tuvo un fugaz y exitoso paso en 2015.

Su deseo se hizo realidad. Mariano Pernía volverá a defender los colores del Arana Ingeniería Sport en la Clase 3 del Turismo Nacional, tal como lo hizo hace casi una década, cuando apenas había dado unos pequeños pasos en el automovilismo profesional.

“Siempre esperé tener una segunda oportunidad”, le confió el tandilense, ex futbolista profesional, a la La Nueva., luego de confirmar su llegada al equipo bahiense que comanda Pablo Arana para la temporada 2024.

Por entonces, en aquel ya lejano 2015, el Galgo, otrora lateral izquierdo del seleccionado español que disputó el Mundial 2006, llegaba al team con un puñado de carreras en la categoría, todas en la divisional menor.

No obstante, el menor de los hermanos no titubeó al volante del Chevrolet Cruze N°77, el segundo auto que alistaba por entonces la estructura local. Por el contrario, los resultados acompañaron y su labor respecto a su coequiper, nada menos que Guillermo Ortelli, no desontonó en absoluto.

“Muy contento de haber concretado la vuelta al equipo de Pablo, donde hice mis primeras armas dentro de la Clase 3 del Turismo Nacional. Tuvimos muy buenos resultados, pero lamentablemente me tuve que bajar a mitad de campeonato por problemas de presupuesto. Siempre esperé tener una segunda oportunidad con ellos, porque conozco el taller, a Pablo, su forma de trabajar y el profesionalismo de su equipo”, contó Pernía.

“Recuerdo que en la segunda carrera, en Termas de Río Hondo (foto principal), venía ganando hasta que Matías Rossi me pasó a dos vueltas del final. Los resultados eran terriblemente buenos, por eso la pasé muy mal cuando me tuve que bajar; pero no me quedó otra, porque obviamente en el automovilismo manda el dinero. Pero sabía que en algún iba a volver”, aseguró.

Pernía, junto a Leonel encargado de continuar el legado que inició su padre Vicente, también ex futbolista y piloto de competición, tripulará uno de los Toyota Corolla del taller.

Concretamente, el que condujo el pinamarense Jorge Barrio en 2023.

Si bien, reglamentariamente hablando, la marca estuvo castigada en campeonatos pasados, el nuevo reglaje técnico (le dieron mayor compresión al motor) y deportivo parece eliminar las especulaciones y equiparar las fuerzas entre las terminales.

“Este año, con el sistema de kilos (se penalizará por puesto de campeonato), creo que va a ser mucho más justo para los conjuntos poderosos. Era una lástima tener que ver a pilotos de primera línea levantando la marcha para no cargar lastre y pensar en ganar el título. Eso le pasó a mi hermano (Leonel), que por suerte lo pudo lograr más allá de privarse varias veces del triunfo”, destacó.

“Eso es lo que no quiere la gente, tener que ver a los pilotos especulando con el reglamento. Y eso no sucederá este año; si bien están los kilos de por medio, no vas a cargar lastre por ganar carreras, con lo cual estás obligado a ir al frente”, agregó.

—¿Eso ayudó a decidirte por manejar el Toyota?

—Se dieron varias cosas. Respecto a la marca, en el TN pasa que algunos motores son más complicados que otros. Mario Riva, por ejemplo, le agarró la mano al Ford y todos funcionan increíblemente bien. Y por ahí Toyota y Chevrolet no son fáciles, o ninguno le tomó el punto como al Focus. Y encima hacerlo andar lleva mucho dinero. Creo que es la contra más grande que tienen esas marcas.

“Nunca manejé Toyota. Sí corrí con Chevrolet, VW, Fiat y Honda. Si bien son distintas marcas, las características de los autos son similares. Por ahí el Toyota tiene un poco de mejor tracción y carga aerodinámica en curvas rápidas. Eso, más toda la experiencia que tiene Pablo junto al equipo en estos autos, me va a ayudar mucho para acortar el camino y tomarle la mano rápidamente”, destacó el Galgo, quien promediando el campeonato se subirá a un nuevo Toyota Corolla de última generación.

“Sigo siendo futbolista”

La redonda continúa formando parte de su vida. Aunque ya retirado, Mariano Pernía, con pasado en Independiente, Getafe, Atlético de Madrid y Tigre, por destacar los clubes más importantes de su carrera, no pierde vigencia.

Su punto máximo como jugador profesional lo alcanzó en la Copa del Mundo Alemania 2006, cuando militaba en Madrid, ingresando al equipo titular del seleccionado español ocupando la zaga defensiva izquierda.

“Sigo siendo futbolista, que no cobre por hacerlo es otra cosa. Juego en el Senior de Tigre y, en el country donde vivo, en tres categorías. Cuando no tengo carreras, juego y me entretengo mucho", contó.

"Sirve un montón, porque pasan los años, ya tengo 46, y cuesta cada vez más entrenar solo. Hacer deporte grupal ayuda y sirve para todo. Entrenas y te divertís", cerró.