Bahía Blanca | Miércoles, 17 de abril

Bahía Blanca | Miércoles, 17 de abril

Bahía Blanca | Miércoles, 17 de abril

Varios reconocimientos en el Casanova, con un broche de oro

Además del partido hubo diferentes distinciones y muchos recuerdos.

Alejandro Montecchia se llevó una ovación. Fotos: Tomás Bernabé-La Nueva.

Twitter: @rodriguezefe

Instagram: ferodriguez_

 

El “Partido de las glorias” fue mucho más que eso. Se aprovechó la oportunidad para realizar diferentes reconocimientos que, por cierto, trajeron a la memoria más de un hecho, momentos y personas que lamentablemente ya no están entre nosotros.

Rodolfo Américo Gómez, el mejor árbitro que dio la ciudad y ya fallecido. Le entregaron los jueces del partido a Rodrigo Gómez.

Revista Encestando, una publicación especializada y tradicional que tuvo circulación nacional, desde Bahía Blanca, durante 25 años. Entregó Federico Hiebaum (presidente de Estudiantes) a Sebastián Mazza, hijo del fallecido director Miguel “Picho” Mazza.

Por los clásicos Olimpo-Estudiantes, el local Jorge Faggiano le entregó a Marcelo Allende.

Con sus vigentes 75 años, Raúl López mostró su impecable línea, mano y deseo de ganar. La distinción se la entregó Roberto Juanpataoro.

Uno de los hombres que siempre sumó con su juego para la época de oro fue Jorge Cortondo. La distinción se la entregó Juan Espil.

Daniel Allende estuvo presente y se llevó la distinción por haber sido campeón Sudamercano juvenil en 1973, junto a los bahienses Héctor Santini y Daniel Zalguizuri (ausentes). Entregó Federico Hiebaum, presidente de Estudiantes.

Alberto “Fefo” Facetti tiene el récord de puntos en la ciudad, con 125 el 27 de junio de 1971, cuando era Infantil.

Enrique Pacheco (primero a la izquierda) fue todo un referente en Estudiantes, como canchero y utilero. También fue reconocido.

Como uno de los hinchas infaltables, se distinguió a Gustavo Barberón. Se lo entregó Willie Scott.

Se recordó también a Pablo Lunazzi, quien fuera todo un referente de DUBa. y excelente jugador en silla de ruedas. Se llevó la distinción su hermano Herminio.

Alfredo Adrián Monachesi, santafesino que echó raíces en nuestra ciudad, otro que se llevó un merecido reconocimiento. Lo entregó Julio Ariel Rodríguez.

Leandro N. Alem fue distinguido por el título obtenido en 1980, el mejor torneo local de la historia. Recibieron el premio Agustín Llul y Ramón Priore, dos jugadores de ese equipo.

Se elogió lo que significaron las transmisiones radiales de LU2, con los fallecidos Rubén Coleffi y Rafael Emilio Santiago. Juan Carlos Meschini, jefe de Deportes, recibió la distinción.

El penúltimo reconocimiento se lo llevó el trío Fruet-Cabrera-De Lizaso, con el público poniéndose de pie para recordar a estos tres jugadores que marcaron una época.

El cierre quedó para otros tres bahienses que hicieron historia en base a resultados que superaron todo tipo de expectativas, campeones olímpicos y subcampeones del Mundo: Alejandro Montecchia, Manu Ginóbili y Pepe Sánchez. Lo recibió, envuelto en un fuerte aplauso, el Puma Montecchia.

Fefo: "¡Te juro que lo vi a Beto!", aseguró; Scott: "No hay palabras", dijo

También se recordó a Rubén Mazzuchelli, quien fue preparador físico de Estudiantes y Tite Boismené, el reconocido entrenador. En ambos casos no hubo quienes recibieran la distinción.