Bahía Blanca | Sabado, 13 de abril

Bahía Blanca | Sabado, 13 de abril

Bahía Blanca | Sabado, 13 de abril

Tragedia en Patagones: un hombre y su hijo murieron en un incendio

El menor, de 5 años de edad, pudo ser rescatado pero falleció mientras era asistido. Dos bomberos sufrieron heridas.

Fotos: Agencia Patagones

Un hombre de unos 35 años y su hijo de 5 murieron este mediodía en la calle Lorenzo Vinter al 100 del barrio Villa Linch de Carmen de Patagones.

“Recibimos el alerta cerca de las 12 del mediodía, un llamado donde nos alertan de un incendio de vivienda en el barrio Villa Linch. Rápidamente se dirige una dotación completa que, antes de llegar, ya pide refuerzos por la densa humareda que se veía en las inmediaciones”, explicó el comandante Juan Carlos Macri, jefe del cuartel de Bomberos Voluntarios de la localidad. 

En este sentido, añadió que además se pidió asistencia de camiones cisterna del municipio y más personal que también salió con otra unidad.

“Al llegar al domicilio, vecinos manifiestan que dentro de la vivienda podría haber moradores”, contó.

Rápidamente el personal procedió a la extinción del fuego para poder rescatar a las personas, lo cual se hizo dificultoso debido a que la casa tenía rejas.

“De todas maneras se logra rescatar a un menor de edad, que inmediatamente fue derivado al hospital Pedro Ecay, mientras se continuó en la búsqueda de la otra persona, que luego lamentablemente fue hallada sin vida producto de la intensidad del incendio”, relató Macri.

Cabe destacar que, al momento de hablar con el jefe del cuartel maragato, el pequeño estaba siendo asistido en el área de Salud, pero luego de unos minutos se confirmó su muerte.

“Hubo otras personas que sufrieron lesiones en su afán de actuar ante semejante siniestro, pero en el interior solo estaban el hombre y el menor de edad”, aclaró el jefe de los bomberos maragatos.

Bomberos heridos

Por otra parte, Juan Carlos Macri confirmó que en la atención del siniestro dos bomberos debieron ser asistidos y trasladados al hospital local.

“Son los dos compañeros que ingresaron a la vivienda en primer término. Uno de ellos, que da con el menor al mismo tiempo recibe una explosión y la onda expansiva lo arroja contra una pared y el otro, que saca la criatura hacia el exterior, sufre quemaduras en sus manos y también tuvo consecuencias de presión”, sostuvo el comandante.

En ambos casos, si bien se le estaban practicando estudios de rigor, “están fuera de peligro”. (Agencia Patagones)