Bahía Blanca | Domingo, 25 de febrero

Bahía Blanca | Domingo, 25 de febrero

Bahía Blanca | Domingo, 25 de febrero

Una Madre del Dolor y el reclamo de penas más severas para los delitos viales

Viviam Perrone, quien en 2002 perdió a su hijo de 14 años en un hecho de este tipo, los calificó como “asesinatos”. 

Fotos: Archivo LN.

Desde hace tiempo que familiares de víctimas de siniestros viales reclaman a los gobernantes cambios y penas más severas para castigar este tipo de delitos.

Asegurán que la imprudencia o la negligencia de los conductores se cobra vidas a diario y se pagan con penas exiguas.

Hace una semana, en nuestra ciudad, Mariana Soledad Aguilar (43) murió tras ser embestida por un automovilista cuando caminaba por la zona de Saavedra al 2800. Junto a ella estaba su hija Brisa (18), quien sufrió heridas.

Bruno Ezequiel Viera conducía el Peugeot 504, blanco, que las arrolló esa madrugada. Tras el hecho se retiró del sitio y varias horas después se presentó en la comisaría Primera.

Lo ocurrido tiene puntos de conexión con lo que le sucedió a Viviam Perrone, quien en un hecho de estas características perdió a su hijo de 14 años.

El 1 de mayo de 2002 Kevin Sedano fue atropellado por un automóvil conducido por Eduardo Alexis Sukiassian a metros de la quinta presidencial de Olivos, sobre la avenida Libertad. El sujeto se retiró tras la colisión (asegura que se quedó a ver que asistían a la víctima y luego se fue a su casa por temor).

Una semana después el adolescente murió. El acusado recibió una pena de 3 años de prisión por homicidio culposo.

“Desde el hecho de mi hijo logramos modificar la ley y hoy el abandono de persona es una agravante. En el caso de Kevin no se consideró así”, dijo Perrone a La Nueva.

La integrante de la Asociación Civil Madres del Dolor considera que “las sentencias siguen siendo irrisorias. Es una vergüenza que haya gente que atropelle y se de a la fuga sin interesarle nada ni tener respeto por la vida”.

La entidad que fundó junto a otras mamás, asiste y contiene a familiares de víctimas de diferentes delitos. 

“Presentamos un proyecto desde la Asociación pidiendo, por ejemplo, que atropellar a alguien mientras se usa el celular sea considerado un agravante, cosa que hoy no lo es”.

También manifiesta la esperanza de que la ley de Alcohol Cero obtenga los votos necesarios para que se extienda a lo largo del país.

Triste saldo

“Lamento mucho lo que le pasó a esta familia (por la de Mariana Aguilar), porque las arruinan para toda la vida. Hay muchos casos en los que estas personas siguen conduciendo hasta que las sentencias quedan firmes”.

En este sentido, y sobre el cumplimiento de las penas, recordó el caso de Facundo Saccoccia, quien en 2018 fue embestido por el automóvil conducido por Alexis Sturzenegger.

El sujeto fue condenado a 8 años y 10 meses de prisión, aunque aún la sanción no adquirió firmeza, ya que existe un recurso presentado ante la Corte de Nación.

“Es una vergüenza, lo sentenciaron a casi nueve años y no estuvo un día detenido. No vaya a pasar que le digan a Santiago y a su familia que la pena prescribió por el paso del tiempo, porque en muchos casos pasa”.

Perrone afirmó que “los hechos viales son asesinatos. Quien está al volante sabe lo que puede y lo que no puede hacer. Si no le importa la vida de los demás, debe recibir una pena acorde”.

“Las víctimas somos las que no elegimos estar en esta situación. Kevin no eligió perder la vida, yo no elegí perder un hijo. Los abogados, los jueces y el que pisó el acelerador o el que tomó alcohol antes de conducir tuvieron la decisión de estar en ese momento, en un juicio o en esa situación”, siguió diciendo.

Agregó que las víctimas “somos los que no tomamos ninguna decisión y lamentablemente, en muchos casos, los únicos que sufrimos las consecuencias”.

La mujer aseguró que “necesitamos más controles y sentencias efectivas, no solo una multa. En la ciudad de Buenos Aires quien maneja alcoholizado, además de las multas, debe participar de cursos brindados por diferentes organizaciones y rendir un nuevo examen para recuperar el carnet, así debería ser en todos los casos. Es una manera de prevenir y reducir cantidad de víctimas”.

También expresó su preocupación por el abuso del alcohol por parte de los jóvenes.

“Uno no dice que no tomen, pero hay que saber el límite, que es lo que nos falta en muchas ocasiones. Falta educación, que los padres les hablen mucho y no sean parte de este problema social”.

Apoyo

Perrone se refirió al reciente caso ocurrido en Bahía Blanca y se solidarizó con las víctimas.

“A esa familia los abrazo en el dolor, de una manera muy fuerte. Sé lo que les espera, que no es fácil transitar este camino día a día. Espero que se haga justicia y que ellos puedan seguir viviendo y haciendo diferentes actividades en honor y homenaje a quien se fue”. 

En este sentido, admitió que su participación en la ONG fue una manera de canalizar el dolor.

“Lo fue para mí y veo que lo es para muchos. No podría haber soportado el dolor si no hubiera fundado la Asociación, era demasiado fuerte la falta de mi hijo, no podía seguir viviendo de la misma manera. Encontré una salida, que es aprender a ayudar a otros, eso me da energía para seguir adelante”.

Caso Báez Sosa y lo que está por venir

Presencia. Perrone, en representación de la Asociación Madres del Dolor, acompaña durante el juicio a los familiares de Fernando Báez Sosa, quien fue asesinado a comienzos de 2018 en Villa Gesell.

Imputados. Por el caso están detenidos Lucas, Luciano y Ciro Pertossi, Máximo Thomsen, Blas Cinalli, Matías Benicelli, Ayrton Viollaz y Enzo Comelli. Mañana, el Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de Dolores, dará a conocer el veredicto y sentencia.

Fortaleza. “A los padres de Fernando los vi muy fuerte y con esperanzas de llegar a una buena sentencia. Antes de los alegatos les dije lo que iba a pasar, que iban a pedir perdón y a llorar, y fue tal cual, porque es lo que ocurre en todos los juicios”, señaló.

Futuro. “En los próximos días se van a apagar todas las cámaras y volverán a su casa, a todo lo que le pertence a Fernando, y ahí es donde realmente tienen que estar fuertes para tomar decisiones y poder ver cómo seguir adelante”.