Bahía Blanca | Martes, 05 de marzo

Bahía Blanca | Martes, 05 de marzo

Bahía Blanca | Martes, 05 de marzo

Israel amplía su ofensiva en el sur y despeja por completo el mayor hospital de Gaza

Pacientes, personal y refugiados salieron masivamente este sábado del Hospital Al-Shifa. El resto de los centros no funcionan por falta de combustible.

Exterior del Hospital Al-Shifa.

Mientras Israel anunció que extenderá hacia el sur de Gaza la ofensiva iniciada en el norte de la Franja contra la organización terrorista Hamas, los pacientes, el personal y los refugiados salieron masivamente este sábado del mayor hospital de la región, dejando atrás solo un equipo reducido que atenderá a quienes están demasiado enfermos para desplazarse y a las fuerzas israelíes que tomaron el recinto a principios de semana.

El ejército ha estado registrando el hospital de Shifa en busca de pruebas sobre el supuesto centro de mando de Hamas que las autoridades israelíes afirman que está debajo del complejo hospitalario -—lgo que el grupo insurgente y el personal del centro niegan— e instó a las personas que seguían en el complejo a marcharse.

Israel asegura que tiene “fuertes indicios” de que hay rehenes en el hospital Al-Shifa

Las autoridades militares indicaron el sábado que el director del centro pidió ayuda para que quienes quisieran marcharse lo hicieran por una ruta segura. El ejército dijo que no se ordenó evacuación alguna y que el personal médico podía quedarse para atender a los pacientes que no pueden ser trasladados.

Medhat Abbas, vocero del Ministerio de Salud de Gaza, controlado por Hamas, apuntó que el ejército ordenó este sábado el desalojo de las instalaciones y dio al personal una hora de plazo para sacar a los pacientes.

Más tarde, cuando parecía que la evacuación estaba casi completada, Ahmed Mokhallalati, médico en Shifa, dijo en las redes sociales que había unos 120 pacientes que no podrían irse, incluyendo algunos internados en cuidados intensivos y bebés prematuros, y que él y otros cinco doctores se quedarían a tratarlos.

No estuvo claro de inmediato adónde habían ido quienes desalojaron el centro ya que 25 de los hospitales del territorio no funcionaban por la falta de combustible, los daños y otros problemas, y otros 11 estaban parcialmente operativos, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

El éxodo desde el hospital de la Ciudad de Gaza coincide con el restablecimiento del servicio de internet y telefonía en el enclave luego de una interrupción que había obligado a Naciones Unidas a suspender la entrega de ayuda humanitaria crítica al no poder coordinar los convoyes.

Ofensiva hacia el sur

Un vocero militar israelí indicó el viernes que la operación militar contra Hamas avanzaría hacia el sur de Gaza, pero no dio indicaciones sobre el momento. Una ola de bombardeos el jueves en el sur de Gaza alrededor de la ciudad de Khan Yunis ha despertado el temor entre los palestinos desplazados que se refugian allí de que el anticipado avance militar fuera inminente.

Cientos de miles de habitantes de Gaza huyeron al sur del enclave en las últimas semanas después de que Israel les dijera que abandonaran el norte.

El sábado, Israel emitió una nueva advertencia a los palestinos en Khan Yunis para que se alejaran de la línea de fuego y se acercaran a la ayuda humanitaria, antes de que continuaran los ataques aéreos. Giora Eiland, exjefe del Consejo de Seguridad Nacional de Israel, dijo que una campaña terrestre podría tardar de tres a cuatro semanas para someter la resistencia de Hamas en el sur, donde ahora se concentra su liderazgo.

Netanyahu admite que falló en la protección de los civiles palestinos, pero culpó a Hamas

“Una de las situaciones más desafiantes es el simple hecho de que la mayoría de la población de la Franja de Gaza está ahora concentrada en el sur”, dijo a la agencia Reuters. “Probablemente habrá más víctimas civiles... Esto no nos disuadirá ni nos impedirá avanzar”.

El creciente número de víctimas civiles de la ofensiva ya provocó protestas en todo Medio Oriente y entre las naciones occidentales, incluido el aliado más cercano de Israel, Estados Unidos.

Las autoridades sanitarias de Gaza dicen que más de 12.000 personas han muerto hasta ahora en la campaña de Israel, que fue lanzada en represalia por un ataque del 7 de octubre por parte del grupo militante palestino Hamas que gobierna la Franja de Gaza. Hombres armados de Hamas mataron a unas 1200 personas y tomaron unos 240 rehenes en el ataque. (La Nación)