Bahía Blanca | Sabado, 04 de febrero

Bahía Blanca | Sabado, 04 de febrero

Bahía Blanca | Sabado, 04 de febrero

"Jugar un Mundial del deporte que sea es algo extraordinario"

A los 53 años, Elco Daniel Barra se convirtió en el primer bahiense que disputará un Mundial de footgolf. Irá a Estados Unidos.

   Seguramente de pibe Elco Daniel Barra nunca se imaginó que a los 53 años iba a disputar un Mundial con la camiseta argentina. Futbolista de cuna, hace unos cinco años irrumpió en el footgolf y no para de cumplir sueños. 

   Tras ganar un torneo internacional en Brasil, en 2021, ahora se convertirá en el primer bahiense en disputar una cita ecuménica llevando la bandera celeste y blanca muy lejos de sus pagos. 

   La cita será del 27 de mayo hasta el 6 de junio en Orlando (Estados Unidos) en la categoría Senior, que va de los 45 a los 55 años. 

   Elco obtuvo el pasaje en un torneo desarrollado en Pilar, donde fue segundo en su categoría y tercero en la general. ¡Tremendo! 

  “Jugar un Mundial del deporte que sea es algo extraordinario, espectacular y difícil de explicar con palabras. Sinceramente, todavía estoy disfrutando mucho el logro y con la ilusión de representar de la mejor manera a mi país y a mi ciudad”, le contó a La Nueva.

   Su recorrido hasta lograr el pasaje mundialista no lo olvidará jamás. 

     “El torneo se jugó en el Pilar Golf Club, el mismo campo de juego donde alguna vez jugó nada menos que Tiger Woods. Incluso, dentro del predio está el hotel Hilton”, contó con detalles. 

   “La verdad que fue un certamen muy complejo, a tal punto que el número del ránking nacional no se clasificó para el Mundial”, agregó. 

   También dio todos los detalles del camino a la gloria.  

   “Con Adrián “Cayu” Villagra fuimos planificando cómo íbamos a jugar. Nos dimos unas vueltas caminando y veníamos escuchando los que no decían los que empezaron a jugar jueves y viernes. Yo arranqué directamente el sábado porque cuando jugué el Mayor de Palermo Golf Club, hace tres meses atrás, terminé sexto y me dio un cupo de oro con lo que evité esas dos primeras rondas eliminatorias”. 

   “Tenía que meterme entre los mejores ocho para poder jugar la etapa final del día domingo. Y obtuvimos la clasificamos jugando muy bien”. 

   --¿Estabas algo ansioso? 

   --Como nunca estuve muy tranquilo en la previa del torneo. Insólitamente me acosté temprano el viernes (risas) y me levanté a las 11 de la mañana del sábado. Imaginate lo relajado que estaba, ja, ja”. 

   “Comenzamos a las 3 de la tarde, con casi 40 grados. Cada tres hoyos teníamos que tomar agua y encima el viento te quemaba la piel. Pero fui jugando hoyo a hoyo, planificando todo y se fueron dando los resultados. El primer día salió todo perfecto y terminé primero en la clasificación”. 

   --Pero tenías que revalidarlo al día siguiente, el más importante de todos. 

   --Tal cuál porque arrancamos todos de cero y encima estaban todos los mejores, De los 22 que competimos, 11 entraban al Mundial. Hubo un gran nivel y fue otro día de mucho calor. 

   “Me tocó arrancar desde el hoyo 1, que es de donde me gusta comenzar porque ya sabes a lo que tenés que jugar. Traté de pegarle muy fuerte a la pelota en los primeros hoyos para obtener alguna ventajita y, por suerte, el arranque fue muy bueno. Cada cuatro hoyos te van informando cómo va la tabla y cuando me dieron el primer parcial me quedé tranquilo. Había logrado una buena diferencia con 6 golpes de ventaja en el corte de los clasificados. Después me mantuve muy concentrado hasta el hoyo 12 que me sacó canas verdes, pero en el hoyo 13 –el más difícil de la cancha— hice un águila y me tranquilicé. Recuperé lo del hoyo anterior y quedé entre los cinco primeros. Los hoyos finales fueron más fáciles, bajé algunos más y terminé segundo, con un score de -6, jugando muy bien. Y a disfrutar”, sonrió. 

Con la mira en EE.UU 

   “Como acá cuesta todo un poco más, tengo que tocar algunas puertas para conseguir apoyo. Vamos a tratar de encontrar colaboración en distintos organismos de la ciudad. Ya armamos una carpeta con todos los detalles. Además, con la posibilidad de seguir mostrando de qué se trata este deporte y de que siga creciendo en nuestro medio”, se ilusionó. 

   “Ahora tengo que ponerme las pilas con los entrenamientos y ya le tocaré la puerta al profe Diego García para prepararme de la mejor manera", añadió.

   --Es una linda manera de seguir fomentando esta actividad.  

   --Es un deporte muy sano, se juega en lindos escenarios, los chicos están bien cuidados y el footgolf en una gran familia. Una vez que conozcan el deporte, se van a enganchar”. 

   “Tuvimos la suerte que los hermanos Fernández (Chiqui y Adrián), conjuntamente con la gente del Footgolf Sudoeste, consiguieron la cancha de Puerto Belgrano, que nos queda muy cerca. Empezamos practicando un día a la semana y ahora vamos los siete días. Nos ganamos esa posibilidad porque la comisión directiva del Club porque cuidamos las instalaciones como si fuese nuestra casa”, concluyó.  

 

La frase 

   “Este deporte está abierto para todos, las mujeres, los discapacitados, la gente mayor, etcétera. Cada uno juega en su categoría. Es una disciplina muy amplia y muy linda”. 

 

El número 

   16-- Son los partidos que jugó en la Primera de Bella Vista entre 1989 y 1991 en la Liga del Sur. Marcó un gol y vio una roja.