Bahía Blanca | Jueves, 01 de diciembre

Bahía Blanca | Jueves, 01 de diciembre

Bahía Blanca | Jueves, 01 de diciembre

La inauguración del Policlínico (Hoy Hospital José Penna)

Aquellas instalaciones de 1932 hoy están en su mayoría en desuso y abandonadas.

Mario Minervino / mminervino@lanueva.com

   Hace 90 años, en septiembre de 1932, fue inaugurado el Policlínico (hoy Hospital Interzonal Dr. José Penna), obra clave para la atención de la salud a los habitantes de la ciudad y la región.

   Proyectado y financiado por el gobierno provincial, la construcción del hospital comenzó en 1926, obras a cargo de la empresa de Francisco Marseillán.  Organizado en varios pabellones aislados, según era práctica sanitaria de la época, el complejo se ubicó en un terreno de 15 hectáreas donadas por el vecino Luis Godio con ese destino. Los trabajos -que ocuparon un promedio de 400 operarios- mantuvieron un buen ritmo y, en 1928, la parte edilicia estaba prácticamente terminada.

   Ese año las instalaciones, carentes todavía de todo equipamiento hospitalario, tuvieron un primer uso completamente llamativo, sirviendo como los pabellones para el desarrollo de la Exposición Industrial y Concurso de Productos de Granja, Cereales y Lino, organizada en adhesión al centenario de Bahía Blanca. Un arco monumental con 1.400 lámparas y la leyenda “Exposición” señalaba el ingreso al lugar, por calle Laínez.

   Superada esta instancia se llegó finalmente a una “inauguración oficial”, en abril de 1930, con la singularidad de que el presupuesto provincial no había todavía alcanzado a equipar al establecimiento por lo cual el acto no incluía su “habilitación”; vale decir que no abrió sus puertas al vecindario.

   Llegamos así a la jornada de septiembre de 1932, cuando con la presencia del Director General de Higiene provincial, Atilio Viale, el senador Alberto Medús y el director del establecimiento, Francisco Berardi, finalmente se pusieron en funcionamiento los primeros tres pabellones, destinados a maternidad, enfermos crónicos e infectocontagiosos. En 1957 el Policlínico tomó el nombre del médico José Penna. La mayoría de aquellas históricas instalaciones se encuentran hoy completamente abandonadas.