Bahía Blanca | Domingo, 27 de noviembre

Bahía Blanca | Domingo, 27 de noviembre

Bahía Blanca | Domingo, 27 de noviembre

Correa hizo de las suyas y Liniers lo aprovechó para ganar un partido clave

Con un impresentable arbitraje, el chivo superó a Villa Mitre 2 a 0 y dejó la zona roja de tabla. El tricolor se fue masticando mucha bronca.

Fotos: Tomás Bernabé-La Nueva.

Por Fabián O. Rodríguez / Farodriguez@lanueva.com

   Con un arbitraje calamitoso del cordobés Jonathan Correa, Liniers venció a Villa Mitre con dos penales y respiró en su lucha por evitar el descenso ya en la recta final del certamen Federal A.

   Pero, más allá del resultado final, el trabajo del colegiado cordobés fue determinante en el éxito albinegro, con varios fallos que lo favorecieron ante un atónico tricolor, que terminó con Formigo y Mungo expulsados.

   Y, teniendo en cuenta los yerros del colegiado, resulta hasta complicado analizar un partido de fútbol, que tuvo un tono chato, con poco juego y con mucha paridad.

   Claro que Correa se convirtió una vez en el protagonista de la noche para cerrar otra faena deplorable. Patética.

   Vayamos por parte. La primera polémica llegó al minuto del segundo tiempo. Formigo le entró duro al ingresado Franzino y el colegiado no dudó en mostrarle la roja directa.

   Pero, pocos minutos después, cobró aún más protagonismo cuando dejó sin sanción un claro penal de Lefiñir a Tunessi. Incluso, insólitamente, le mostró la amarilla al de Río Colorado.

   Luego llegarían los penales. El primero lo cobró tras una mano de Dauwalder muy dudosa y el segundo --luego de una serie de rebotes con foul incluído a Tavoliere-- también vio una mano imperceptible de un futbolista de Villa Mitre. Insólito.

   Barez se hizo cargo del primer penal y la pelota entró pidiendo permiso porque Tavoliere le adivinó el palo, la desvió, pero no alcanzó a evitar el tanto albinegro.

   Posteriormente, ya sin "Pancho" en cancha, Mc Coubrey se hizo cargo de la pena máxima y no falló con un derechazo cruzado alto contra el ángulo superior derecho.

   Con el 2 a 0 a favor, ya no pasó casi nada más. Para entonces, el dueño de casa tenía casi asegurado el éxito y el tricolor esperaba el pitazo final para no sufrir más cesanteados, aunque Carlos Mungo no pudo contenerse y se fue antes de tiempo a los vestuarios tras descargar toda su bronca acumulada.

   Antes del show de Correa hubo un primer tiempo donde Partal resolvió muy bien un mano a mano ante Tunessi, se vio un par de cierres providenciales de Manu Cutrín y poco más.

   A los dos le costó tomar las riendas del partido, hasta que irrumpió el cordobés y desvirtuó todo. Una lástima porque el partido entre dos representantes de la Liga del Sur merecía otro final. Al menos que nadie estuviera hablando de cierta impunidad de la que gozan arbitrajes como los de Correa. Un escándalo de malo.

La síntesis

LINIERS 2

Partal 7

Taverna 6

M. Martínez 5

Leguiza 5

CUTRIN 7

Bulgarelli 6

Barez (c) 5

Lefiñir 6

Lastra 4

Pedraza 4

Cerato 5

DT: M. Fuentes

VILLA MITRE 0

Tavoliere 5

Formigo 5

Tanner 5

Del Grecco 7

Elordi 5

Tapia 5

Cocciarini (c) 5

E. González 6

A. Hernández 5

Distaulo 5

Tunessi 5

DT: C. Mungo

PT. No hubo goles.

ST. Goles de Barez (L), de penal, a los 17m.; y Mc Coubrey (L), de penal, a los 29m. Al minuto fue expulsado Formigo (VM).

CAMBIOS. 45m. Franzino (6) por Lastra, 58m. C. Herrera (5) por Pedraza y Mc Coubrey (6) por Cerato, 68m. Sarraute por Barez y 83m. Benavídez por Cutrín, en Liniers; 48m. Dauwalder (5) por Distaulo, 68m. Peralta por Cocciarini y 77m. Pezzi por Tanner y J. López por Tunessi, en Villa Mitre.

ARBITRO. Jonathan Correa (1).

CANCHA. Liniers (muy buena).