Bahía Blanca | Viernes, 12 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 12 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 12 de agosto

Nadal tomó una decisión: "No puedo arriesgar a estar dos o tres meses sin competir"

Apenas pudo finalizar su partido de ayer ante el estadounidense Fritz. 

   Estudios médicos confirmaron el peor escenario: el español Rafael Nadal, Nº4 del mundo, sufrió una lesión en la zona abdominal durante su encuentro de cuartos de final de Wimbledon y no podrá mañana afrontar el encuentro de semifinales ante el australiano Nick Kyrgios. 

   Durante el tercer set, el cual pierde por 7-5, Rafa evidenció dolencias en la zona oblicua derecha, requiriendo asistencia médica e incluso analizando abandonar el partido, que finalmente terminó adjudicándose en cinco sets ante el estadounidense Taylor Fritz. 

   Esta mañana, efectuados los estudios de rigor, el cuerpo médico del manacorí confirmó que Nadal, por octava vez inmerso en semifinales de Londres, sufrió una ruptura de siete milímetros en uno de los músculos abdominales.

   "Tengo una lesión abdominal que no está yendo bien. Pensé que no podría terminar el partido, pero algo hizo que me mantenga. No sé cómo lo hice. Disfruto mucho jugar estos partidos, no puedo agradecer tanto apoyo. Fue una tarde difícil", expresó Rafa ayer post partido.

   Si bien, en un principio, la intención de Rafa era intentar probarse, luego de deliberarlo con su equipo médico y de trabajo, finalmente decidió preservar su estado físico y pensar en recuperarse, evitando arriesgar a una situación peor. 

   "Tomé esa decisión porque creo que no puedo intentar ganar el partido frente a estas circunstancias. La realidad es que no puedo hacer movimientos normales para sacar, por lo que imaginar ganar dos partidos, o salir a cancha y ser competitivo en este nivel, es imposible", expresó Rafa en conferencia.

   "Meses atrás atravesé un duro momento con la lesión en el pie. A partir de allí las cosas fueron cambiando y lo realmente importante, situaciones de felicidad, me hizo ver todo de otra manera. No puedo arriesgar a estar dos o tres meses fuera de la competición. Por eso mi decisión, pero estoy realmente muy triste", cerró el español.