Bahía Blanca | Jueves, 18 de abril

Bahía Blanca | Jueves, 18 de abril

Bahía Blanca | Jueves, 18 de abril

Arte que trasciende la ciudad: transformaron sus dolorosas historias en cuentos infantiles

El escritor e ilustrador bahiense Gabriel Cortina, la licenciada en trabajo Social Alejandra Parrota y la licenciada en Psicología Natalia Novaro vivieron experiencias vinculadas con los hijos y la muerte. El viernes 5 de agosto en la Biblioteca Rivadavia presentarán los libros Ema y Jazmín a través de la charla “¿Cómo hablar con los niños y las niñas sobre la muerte?”.

Gabriel Cortina junto a sus hijos, los mellizos Mateo y Candela, quienes nacieron prematuros

 

Por  Anahí González Pau / agonzalez@lanueva.com

 

   Hay temas de los que poco hablamos porque duelen, porque no sabemos cómo, porque faltan herramientas, porque a menudo nos quedamos sin palabras. Uno de estos temas es la muerte de los seres queridos y, más aún, cuando esos seres son nuestros hijos. Pero a veces lo impensado sucede y entramos en una dimensión desconocida en la que se hace complejo no solo sobrellevar la pérdida, sino explicarla a los niños. 

    Por ello, el próximo viernes 5, en la Biblioteca Rivadavia, a las 18, se presentarán dos libros esenciales que serán abordados a través de la charla/conversatorio ¿Cómo hablar con los niños y las niñas sobre la muerte?

   Contará con la presencia de Alejandra Parrotta, autora de Ema y Licenciada en Trabajo Social; la Licenciada en Psicología Natalia Novaro, especializada en duelo perinatal y directora de “Con la Luna como cuna” y Gabriel Cortina, autor de Neo, Jazmín y Ema, diseñador gráfico e ilustrador. 


Alejandra Parrota en la Feria del Libro de Buenos Aires, en mayo.

   “¿Cómo hablar con los niños y las niñas sobre la muerte?” es la pregunta que estos profesionales intentarán responder en un encuentro en formato de charla abierta, donde el punto de partida será la propia experiencia personal.

   Ellos y ellas, justamente, tienen historias que derivaron en la literatura infantil como medio para trabajar el duelo en la infancia. 

   Gabriel Cortina es bahiense, diseñador gráfico e ilustrador, autor de unos cincuenta y pico de libros infantiles en diferentes países e idiomas y desde hace 26 años trabaja en el rubro editorial infanto juvenil.

   Cuando nacieron sus hijos, los mellizos Candela y Mateo, pasó por la experiencia de imaginar que podía perderlos debido a una situación de riesgo en la que no había certezas ya que tenían 27 semanas de gestación.

   


   Junto a Mateo y Candela, quienes son dos grandes fuentes de inspiración.

   La lucha de los pequeños por vivir y todo lo acontecido en esa etapa de tanta angustia y emociones que lo asaltaban lo inspiraron a crear Neo, un libro sobre los bebés prematuros que desde su edición en 2019 se convirtió en una especie de bálsamo para las familias que vivencian una internación neonatológica y en un recurso para los profesionales de la salud.

   “Neo, el aventurero prematuro, nacía desde mi necesidad de sanar una vivencia durísima, en dónde la incertidumbre entre la vida y la muerte se presentaba en partes iguales, vivenciando un duelo potencial debido al trauma psicológico ocasionado por la posibilidad de perder a mis hijos”, confió.

    Cortina transformó lo vivido en un cuento que fue recibido con mucho amor desde hospitales de diferentes lugares.

   Por su parte, la licenciada en Trabajo Social Alejandra Parrota, también logró convertir su experiencia de duelo perinatal en un libro infantil: Ema, que fue ilustrado por Cortina.

   "Ema narra el duelo perinatal desde la vivencia de un hermanito. Incluye algunas páginas con actividades para que los niñxs elaboren sus propias conclusiones y completen escribiendo o dibujando, por lo que también es un recurso útil como material didáctico en el ámbito escolar. Los niños y las niñas se identifican con lo que sucede en la historia y eso les genera interés y ponen atención a cada detalle”, contó el ilustrador y autor de Jazmín; otro libro que aborda la muerte, el duelo de los padres y la trascendencia del Ser. 

   “Jazmín nacía desde mi necesidad de sanar ese miedo a la muerte y, a la vez, experimentar un cambio de perspectiva sobre el tema, sobre la comprensión de lo que somos y el significado de la vida misma. En dos años hice dos libros sobre el duelo y la muerte, no se si es casualidad o causalidad, lo importante es que hablemos del tema, urgente y sin miedos, los grandes y los chicos. Después de todo, temer a la muerte es temerle a la vida misma”, expresó.

   Por su parte, Alejandra comentó que pensar en un libro infantil sobre el tema de duelo y específicamente duelo perinatal resultó un doble desafío, ya que el tema de la muerte es por lo general un tema del que se habla poco, al menos desde la mirada que propone el libro. 

   “En general se habla de la muerte a través de las noticias policiales, las películas, los juegos inclusive infantiles, pero se evita hablar de las emociones que nos genera la muerte de un ser querido, o hablar hasta de la propia muerte”, señaló.

   En la literatura infantil y juvenil abundan los temas sobre ficción y, en menor cantidad, encontramos temáticas más realistas que transitan las infancias. 


Natalia Novaro.

   La licenciada en Psicología Natalia Novaro desde Con la luna como cuna ayuda a muchas familias a transitar esta dura experiencia que también vivió en carne propia con lo cual sus aportes serán más que significativos en esta jornada.

    Para la especialista el libro, al ser tangible, establece la relación sujeto-objeto.

   "El niño y el libro componen una relación íntima y en el recorrido por sus páginas ilustradas ingresa al contacto directo con la temática. Primero hace una lectura inicial de las ilustraciones y saca sus conclusiones", destacó.

   "Luego, cuando lee el texto y detecta relaciones y diferencias. Busca un  interlocutor para comentar sus pensamientos y así facilita la interacción directa con la familia, sin otras distracciones sensoriales", añadió.

   Cortina, consultado por La Nueva. brindó algunos detalles.

   --¿Consideras que el arte gráfico, la literatura, pueden ayudar a un niño o niña a transitar de mejor manera una pérdida?

   --Claramente. La literatura infantil llega a los corazones, de grandes y chicos, con la sutil magia de las historias y las ilustraciones. Puntualmente, es una herramienta muy valiosa para abordar la temática en el entorno familiar, y también en el trabajo que desempeñan los profesionales de la salud, quienes valoran muchísimo el aporte para estas temáticas tan difíciles. Hemos recibido el apoyo de muchos psicólogos, médicos e instituciones como Fundación Aiken e Ipa (Ideas Paliativas en Acción).