Bahía Blanca | Jueves, 18 de agosto

Bahía Blanca | Jueves, 18 de agosto

Bahía Blanca | Jueves, 18 de agosto

Entraderas: secuestraron un auto que había sido robado en Viedma

El procedimiento se relaciona con la detención Iván Ariel Mendoza, el sábado pasado en el centro bahiense. El arma que tenía el sospechoso había sido robada de la casa de un policía, en enero pasado.

El vehículo usado en, al menos, una entradera había sido robado en Viedma.

   La investigación por la seguidilla de entraderas en nuestra ciudad, que tuvo un punto clave el pasado sábado, con la detención de un sospechoso en pleno centro de Bahía, sumó en las últimas horas novedades de importancia. 

   Ayer, en la zona de Fortín Carhué al 600 -en cercanías del hipermercado Vital- apareció abandonado un auto robado en Viedma, cuya participación en al menos uno de los robos cometidos en nuestra ciudad está acreditada. 

   Se trata de un Renault Fluence gris, que había sido sustraído en mayo de la vía pública de la capital de Río Negro. Es el vehículo de una comerciante de esa ciudad, a quien, un mes antes del despojo, le habían robado la cartera con la tarjeta de arranque de dicho rodado.

   Por distintos medios probatorios -entre ellos las imágenes de las cámaras de seguridad y testimonios- se pudo probar que ese Renault, patente trucha colocada MXY 669, fue utilizado por los autores del violento robo a Federico Di Nápoli, cometido la noche del 21 de junio pasado en una vivienda de Castelar y Necochea.

   En ese hecho también se estableció -por las mismas vías- la intervención de la camioneta Ford EcoSport blanca en la cual fue arrestado el sábado a la tarde Iván Ariel Mendoza (42), durante un operativo que tuvo lugar en Alsina al 300.

   Mendoza iba en el rodado con su pareja y con un niño de 4 o 5 años y portaba un bolso con una pistola 9mm., barretas, guantes, un handy con la frecuencia policial y las llaves de la camioneta Hyundai Tucson que le sustrajeron a Di Nápoli y que todavía no fue localizada.

¿Banda mixta?

   El comisario Gonzalo Bezos, jefe de la policía departamental, confirmó esos datos y también informó que el arma que estaba en poder de Mendoza le había sido robada a un policía en su vivienda de Villa Harding Green.

   Fue en enero último, cuando el uniformado no estaba en su domicilio y desconocidos ingresaron tras forzar una puerta y lo despojaron de electrodomésticos y de la pistola reglamentaria, que se encontraba en un ropero.

   A Mendoza, en principio, se lo relaciona con ese hecho y se investiga su posible participación en otras entraderas cometidas en nuestro medio en los últimos tiempos.

   No descartó Bezos, en ese sentido, que haya intervenido una banda mixta, con gente de nuestra ciudad y otra de Viedma, teniendo en cuenta el origen del coche secuestrado.

   El comisario, a su vez, informó que Mendoza tiene antecedentes y purgó una condena por robo de automotor. Dijo que dio como domicilio una vivienda de Tornquist, aunque establecieron que vivía en Independencia al 3400 de nuestra ciudad, lugar donde se hizo uno de los allanamientos.