Bahía Blanca | Lunes, 15 de agosto

Bahía Blanca | Lunes, 15 de agosto

Bahía Blanca | Lunes, 15 de agosto

Pueblos solares: el sistema que ilumina la vida de miles de jujeños

Pequeños poblados de la Puna jujeña cuentan con energía, luz y conectividad gracias al desarrollo de las energías renovables.

Fotos: Prensa Jujuy

   Un ambicioso proyecto anunciado por el gobernador jujeño Gerardo Morales, a poco tiempo de asumir su primer mandato en 2015, ya está cerca de su finalización. Se trata del Plan Plurianual de Soberanía Energética que significa que pequeños pueblos habitados de la Puna jujeña tengan energía, luz y conectividad. Y todo gracias al gran desarrollo de energías renovables desarrollado en la provincia.

   Hoy, Jujuy, es modelo en el mundo, por el aprovechamiento de sus fuentes naturales y se traduce en más beneficios para poblaciones que verán cambiadas sus vidas.

   Los pueblos solares de Jujuy, realizados por la gestión Morales, son: Olaroz Chico, La ciénaga, El Angosto, San Francisco, Lipán de Moreno, Santa Ana, Caspalá,  El Toro y San Juan de Quillaques. Todos realizados con la gestión de EJSED SA (Empresa Jujeña de Sistemas Energéticos Dispersos S.A.) y del PERMER (Programa de Energías Renovables para Mercados Rurales).

Uno por uno

   "El inicio del sueño de una Jujuy verde empezó en abril de 2019, cuando el gobernador Gerardo Morales encabezó el acto de inauguración de la Central Fotovoltaica Autónoma Olaroz Chico ubicada a más de 4000 metros sobre el nivel del mar, que le dio vida al primer pueblo solar del país", se indicó desde Prensa de esa provincia.

  La iniciativa formó parte de uno de los ejes fundamentales propuestos por la gestión de gobierno que es el cambio de matriz energética, se agregó, con una visión estratégica que tiene en cuenta el potencial solar de Jujuy.

   El gobernador expresó, entonces, que estos proyectos acompañan a una política nacional que puso en marcha un proceso de inversión con un cambio de matriz energética. Agregó que, “cuando se habla de  plantas solares, no solo se trata de los paneles y las baterías; el tema es saber cómo funciona el sistema eléctrico. El proyecto de Olaroz consiste en generar energía en los paneles, en un nivel de cuatro veces más de lo que necesita el pueblo para cargar las baterías e implementar un sistema único en el mundo el cual se adapta según la demanda de los habitantes. Eso fue generado con el ingenio e inteligencia de jujeños”, afirmó entonces Morales y advirtió: “Este proyecto servirá de escuela para que otros similares en otros pueblos jujeños, puedan concretarse”.

   Seis meses después, en octubre de 2019, Morales puso en funcionamiento la nueva Central Fotovoltaica Autónoma en San Francisco, que convirtió a la localidad puneña en otro Pueblo Solar, gracias a la utilización del sol y el litio, dos recursos naturales de la provincia.

   “Los seis pueblos solares que el Gobierno de Jujuy construye junto a EJE SA EJSED SA, y otros tres que se construirán con el Programa de Energías Renovables para Mercados Rurales (PERMER) tienen como objetivos la disminución del impacto ambiental que significa la provisión del servicio mediante generador a quema de combustible, a la vez que reducir los costos que trae aparejados la provisión al Sistema Aislado Provincial (SAP)”, dijo Morales.

   En 2020 San Francisco, de Santa Catalina, se sumó a los pueblos solares. Morales encabezó el acto en el que se activó oficialmente la planta y se dio de baja el antiguo sistema de generación mediante combustible fósil.

   San Francisco, como otros proyectos similares, contó con dos líneas de ejecución y financiamiento: por un lado, un convenio con Ejesa  y Ejsedsa, mientras que otras tres plantas se construirán a través del PERMER.

   En el mes de junio de 2021, Morales encabezó el acto de inauguración oficial del quinto pueblo solar de la provincia de Jujuy.  Lipán de Moreno tendrá por primera vez tensión de 220v en los hogares.

   En el pueblo viven  17 familias que cuentan con el suministro de paneles fotovoltaicos instalados en la escuelita local, pero que no cubrían su demanda las 24 horas del día, por lo cual esta inauguración se convirtió en un hito para la provincia.

   El secretario de Energía Mario Pizarro indicó que “el Gobierno de Jujuy trabaja hace unos años en el programa Pueblos Solares, que vio su primer resultado en 2019 con la central autónoma que permitió que Olaróz Chico apagara su usina a combustión y desde entonces se abastezca con energía limpia, siendo otro hito en nuestra historia por las energías renovables. Desde ese día no paramos y avanzamos con cuatro pueblos más”.

Los que están en marcha

   En Santa Ana ya iniciaron obras preliminares, y avanzan las gestiones para que Jujuy cuente con cuatro pueblos solares más, sumando un total de diez. En Santa Ana ya iniciaron las obras preliminares de readecuación en la red de baja tensión para luego trasladar de lugar el grupo electrógeno por medio del cual hoy se abastece de energía la comunidad.

   “Una vez que terminemos con estos trabajos preliminares de gran importancia, ya que nos permiten desarrollar la obra integral de reconversión tecnológica sin perjuicio en el servicio de energía para la comunidad, avanzaremos con las obras de la central fotovoltaica propiamente dicha”, explicó Pizarro.

   El funcionario amplió que “el grupo electrógeno quedará operativo hasta el día en que el parque solar esté en pleno funcionamiento, momento en el que lo apagaremos, pero seguirá a disposición de la comunidad ante eventuales contingencias del sistema renovable”.

   El siguiente paso en las obras será junto a EJESA: el montaje de la planta fotovoltaica que convertirá a Santa Ana en el sexto pueblo solar jujeño, con una potencia de 167kw en beneficio de 183 familias y numerosos emprendimientos.

   El proyecto en Caspalá, a su vez, se encuentra en el proceso de actualización para posterior llamado a concurso de precios.

   En el caso de Catua, pueblo que integra el paquete de obras que se realizan con el acompañamiento PERMER junto a los pueblos de El Toro y San Juan de Quillaques, ya cuenta con el aval del Banco Mundial la No Objeción del estudio de impacto ambiental, situación que habilita a la empresa a comenzar con los trabajos en terreno y hoy se encuentra trabajando en el montaje del obrador. Los proyectos de El Toro y San Juan de Quillaques, por su parte, se encuentran a la espera de aprobación de impacto ambiental.

   “Con sus propias centrales autónomas fotovoltaicas de generación de energía solar, y con sistema de acumulación de energía en baterías de ion-litio, estos pueblos comenzarán un proceso de crecimiento y mejora integral de su calidad de vida, situación que podemos ver en Olaróz Chico, el primer pueblo que inauguramos en 2019 y que generó un impacto muy positivo en la comunidad: en un período menor a dos años nos convocaron solicitando una mayor potencia, obra que inauguramos en junio del año pasado y que hoy sigue aportando al crecimiento del pueblo y la zona”, valoró Pizarro.