Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

La AFIP denunció a Mercado Libre por evadir 7,5 millones de dólares en impuestos

El organismo recaudador asegura que la empresa importaba terminales de pago nuevas declaradas como viejas y así evitaba tributar. Sumado a la multa, Mercado Libre debería pagar unos 15 millones de dólares.

   La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) denunció este lunes a la compañía Mercado Libre por presunta evasión fiscal. El organismo recaudador asegura que la empresa de comercio electrónico evadió unos 7,5 millones de dólares en impuestos.

   Una investigación efectuada por la Dirección General de Aduanas (DGA) detectó que la multinacional fundada por Marcos Galperín importó unas 400 mil terminales de pago entre 2019 y 2021. La empresa habría declarado que se trataba de modelos antiguos, que no tenían Wifi y no debían pagar derechos de importación.

   El organismo oficial afirma que, en realidad, Mercado Libre ingresó un tipo de terminal diferente al que había informado, que sí estaban gravados y, por ende, debían abonar el impuesto. Por eso, entre la deuda y la multa correspondiente, la compañía deberá pagar al fisco argentino unos 15 millones de dólares.

   Según informó el portal Ámbito, la institución que encabeza Mercedes Marcó del Pont también denunció a Ingenico, una compañía con sede en Francia especializada en servicios financieros digitales y terminales de pago, que además es proveedora de bancos y pymes.

Marcos Galperín.
 

   Desde la compañía fundada por Marcos Galperín firmaron la notificación judicial en disconformidad. Ahora, la AFIP deberá presentar un sumario infraccional ante la Justicia. Si la presentación es aceptada, Mercado Libre podría pagar hasta el quíntuple del perjuicio fiscal, unos 37,5 millones de dólares.

   Tras ser notificada de la infracción, la compañía de comercio electrónico comenzó a importar terminales de pago con el tributo correspondiente. Según consignó El Cronista, Mercado Libre admitió implícitamente la irregularidad, pero la atribuyó a que "un verificador de Aduana nos informó que teníamos que realizar las importaciones de Smart POS por una posición arancelaria distinta a la que Mercado Libre venía utilizando hasta ese momento".

   "Este cambio fue el resultado de un nuevo criterio de interpretación por parte del verificador respecto a las tecnologías de cobro. Sin recibir una notificación formal, Mercado Libre procedió al cambio de nomenclatura", explicó la compañía.

   Según la empresa, "la descripción de la posición arancelaria no se encuentra alineada con exactitud a las nuevas tecnologías de Smart POS que Mercado Libre y empresas competidoras están importando".