Bahía Blanca | Miércoles, 10 de agosto

Bahía Blanca | Miércoles, 10 de agosto

Bahía Blanca | Miércoles, 10 de agosto

"Si nos matamos, nos matamos": después del choque, evitó el juicio con $ 400 mil

El hecho se había producido en noviembre del año pasado. El conductor y el acompañante habían resultado ilesos.

Fotos y video: Archivo La Nueva.

   Ignacio Arostegui, más conocido como “El Diente”, quien se hiciera tristemente famoso en todo el país luego de protagonizar un video viral y un choque en Mar del Plata mientras gritaba “¡si nos matamos, nos matamos, perro!”, evitó ir a juicio por aquella maniobra peligrosa para la seguridad pública, luego de abonar unos 400 mil pesos de fianza.

   Según se indicó, de ese montó alrededor de $ 200 mil corresponden al concepto de multa, acarreo y estadía de su vehículo; y otros $ 198 mil son los que el peligroso conductor ya había abonado anteriormente por la reparación del daño causado a la municipalidad.

   Además, en el marco del acuerdo de suspensión de juicio a prueba, se acordó que por dos años deberá fijar domicilio y someterse al cuidado del Patronato de Liberados correspondientes a dicha zona. También tendrá que llevar adelante un curso de alcoholemia y realizar un examen psicotécnico y psicológico en la municipalidad del partido de Berazategui, donde vive.

 

Un choque que, por milagro, no terminó en tragedia

 

   Asimismo, el joven deberá continuar con el tratamiento psicológico que viene realizando hasta tanto el profesional interviniente lo considere. Tampoco podrá podrá volver a conducir un vehículo por el plazo de la suspensión.

   En el video, viralizado el 19 de noviembre de 2021, el automovilista lucía desencajado: con el pie apretando fuerte el acelerador de su Volkswagen Fox gris, conducía entre risas y por momentos cruzándose de carril.

   “¡Mirá, a contramano, nos matamos!”, se lo escuchaba decir a los gritos. Mientras tanto, otro hombre que viajaba a su lado y filmaba la secuencia, advertía el riesgo de la maniobra y le pedía que frenase. Pero el conductor redoblaba la apuesta: “¡Si nos matamos, nos matamos, perro!”.

   Ese recorrido a alta velocidad culminó en el cruce de Aristóbulo del Valle y La Costa, en la zona de la playa Cabo Corrientes. En una curva perdió el control de su auto, embistiendo una planta y una columna de alumbrado y de cámaras de seguridad.

   Milagrosamente ilesos, el test de alcoholemia arrojó 1,03 gramos de alcohol por litro de sangre; es decir, más del doble de lo permitido

   En aquel momento y por indicación del intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro, al joven iniciaron una demanda para que se hiciera cargo de los destrozos que ocasionó el siniestro en Mar del Plata. Además, inició los trámites para que el partido de Berazategui, de donde es oriundo, le quitase la licencia de conducir. (con información de Infobae)