Bahía Blanca | Martes, 29 de noviembre

Bahía Blanca | Martes, 29 de noviembre

Bahía Blanca | Martes, 29 de noviembre

Beneficio para "El Pifia", luego de dos nuevas denuncias por robo

Agustín Correa, quien cuenta con antecedentes, especialmente en White, había sido detenido en relación con un hurto de un perro de raza y otros objetos de una casa, pero lo liberaron por esa causa. Por ahora sigue demorado en relación con otro delito.
 

Agustín Correa

   Agustín Gonzalo Correa Bilbao, para muchos conocido como "El Pifia", un joven de Ingeniero White vinculado con el delito, recibió el beneficio de la libertad a poco de ser detenido por la sustracción en una vivienda, aunque se dispuso que siga demorado, por ahora, en relación con un otro robo. 

   Para la Policía la medida fue sorpresiva aunque se explicó que desde la Fiscalía (UFIJ Nº 2) necesitan más pruebas para relacionarlo con los dos hechos, ya que un allanamiento en su vivienda de Jorge Canning al 3100 (cuando se lo arrestó) no permitió secuestrar los elementos sustraídos.

   De todas maneras, los investigadores aseguran que es "El Pifia" a quien se ve en los videos de las cámaras de seguridad en los lugares de los delitos.

   En uno de los hechos, cometido el miércoles pasado en 25 de Mayo al 1000, un solitario ladrón se llevó, sin violencia, distintos electrodomésticos y un perro cachorro raza Dachshund (conocido como salchicha) que todavía no apareció, pese al pedido de recompensa de la familia.

   Para la comisaría Primera, Correa es también quien -horas después de ese delito- entró a robar en una oficina de Villarino al 800. Por este caso la Fiscalía (UFIJ Nº 7) decidió mantenerlo aprehendido, al menos hasta mañana a la mañana (cuando se vence el plazo para resolver), mientras se recolectan nuevas medidas de prueba. 

   En este sentido, la Fiscalía podría ordenar su libertad (si no se reúnen nuevos elementos incriminatorios) o, caso contrario, pedir a la Justicia de Garantías que convierta la aprehensión en detención.

   "El Pifia", de 23 años, está acusado de cometer distintos delitos en su White natal y hasta su madre llegó a decir públicamente que "está perdido y no tiene cura".

   "Todos los días hace una cagada nueva, todos los días lo mismo. Ya no podemos pararlo", había confesado Virginia, a Telefé Noticias, tras uno de los hechos.

   La mujer llegó a pedirle perdón a la sociedad y reclamó que a su hijo lo internen -tiene adicción a las drogas- porque "lo voy a encontrar en una zanja".

Un perfil negativo

   Correa tiene antecedentes penales. En febrero de 2020 fue condenado por el Juzgado Correccional Nº 1, a la pena única de 2 años de prisión, a la cual se le sumó una sentencia anterior, en suspenso.

   Esa sanción venció el 29 de noviembre del año pasado.

   Sin embargo, en lo sucesivo volvió a caer por distintos hechos contra la propiedad, tenencia de armas o droga o amenazas al personal de seguridad.

   En enero del año pasado, cuando la Cámara Penal le negó la libertad condicional, los jueces tuvieron en cuenta una pericia psicológica a la que fue sometido.

   En esa entrevista "El Pifia" se mostró como "un sujeto con una identificación al ser delincuente, de la cual no logra aún una reflexión profunda".

   "Por el contrario, tiende a responsabilizar al entorno, sin acceder a una actitud autocrítica respecto de su devenir y elecciones vitales fallidas", concluyó la perito.

   La especialista sugirió que -en tanto medien las posibilidades institucionales- el joven acceda a un espacio de asistencia psicológica, "a fin de resquebrajar su posicionamiento infantil, en pos de acceder a otro más maduro y responsable de su futuro".