Bahía Blanca | Domingo, 26 de junio

Bahía Blanca | Domingo, 26 de junio

Bahía Blanca | Domingo, 26 de junio

Ruta del Cereal: con $ 2 mil millones, arrancó la pavimentación de los últimos 47 kilómetros 

El gobernador Kicillof puso en marcha los trabajos. Se trata de una vía clave para vincular la mejor zona productiva de la Sexta Sección con el puerto de Bahía Blanca.

 

El acto oficial con el gobernador Kicillof, en el sitio donde se unen el tramo pavimentado con el que será asfaltado. Fotos: Prensa Gobernación.

Juan Ignacio Schwerdt / jschwerdt@lanueva.com

   El gobernador Axel Kicillof puso en marcha esta semana la pavimentación del último tramo de la denominada Ruta del Cereal, lo que permitirá en pocos meses vincular por asfalto a la mejor zona productiva de la Sexta Sección y de la provincia con la ruta nacional 33 y el puerto de Bahía Blanca.

   “Estamos dando inicio a una obra que presentamos a mediados del año pasado y que fue demandada durante más de 40 años por la comunidad y las entidades rurales de la zona”, afirmó el mandatario tras firmar el contrato de obra.

   La pavimentación de la Ruta del Cereal fue reclamada durante al menos 30 años por sectores productivos y dirigentes de cinco distritos, entre ellos los de Tres Lomas, Guaminí y Daireaux.

Durante meses habrá un intenso movimiento de suelos en la zona.

 

   De los 96 kilómetros de esta ruta, 26 de ellos se habían pavimentado en 1990.

   En 2016, durante el inicio de la gestión de María Eugenia Vidal como gobernadora bonaerense, se había anunciado la culminación del tramo, pero sólo se llegó a asfaltar los 22 kilómetros que restaban para comunicar la ruta 86 (en cercanías de Magdala, en Pehuajó) con la localidad de Salazar (Daireaux). 

   Si bien fue anunciado con posterioridad el segundo y último trayecto -que va desde Salazar a la ruta 33 (en inmediaciones de Garré, Guaminí), nunca se concretó.

"Hay que empezar las obras y hay que terminarlas", disparó el gobernador en el acto, en un mensaje directo a María Eugenia Vidal, quien sólo llegó a pavimentar 22 de los 96 kilómetros de la ruta.

   Tras la asunción de Kicillof, los intendentes de la región reanudaron las gestiones para concluir este corredor rural que atraviesa un área de 650.000 hectáreas de los partidos de Daireaux, Trenque Lauquen, Guaminí, Tres Lomas y Pehuajó con una enorme capacidad de producción de soja, maíz, girasol y trigo, entre otros cultivos. 

   Por allí también circulan unas 250 mil cabezas de ganado por año, y hay no menos de 40 establecimientos cercanos dedicados a la producción de leche.

   El año pasado el gobernador había visitado el pueblo de Garré, en Guaminí, para anunciar la licitación de la obra con un presupuesto superior a los 1.900 millones de pesos. 

   “Nuestra tarea es terminar las obras. No nos gustan las cosas a medias. Hay que empezar las obras y hay que terminarlas”, había señalado en aquel momento el mandatario, en obvia alusión a que María Eugenia Vidal sólo había pavimentado la mitad del tramo (de unos 49 kilómetros, sobre un total de 96).

El gobernador recibe el agradecimiento del intendente de Daireaux, Alejandro Acerbo. Observa los jefes comunales José Nobre Ferreira, de Guaminí (der.) y Miguel Ángel Fernández, de Trenque Lauquen.

 

   La licitación fue efectuada a fines de julio del año pasado por la dirección de Vialidad bonaerense, para el tramo de 47,4 kilómetros que va desde Salazar a Garré. El presupuesto oficial fue de 1.912.758.346 pesos, con un plazo de ejecución de un año.

   “Es un momento de inflexión para la región”, había expresado en aquel momento el subadministrador del Enohsa, Néstor Álvarez. Como intendente de Guaminí, había reclamado por años la obra.

   Esta semana, casi un año después de la licitación, el gobernador Kicillof volvió a la zona norte de la Sexta Sección y dio inicio oficial a los trabajos junto a las ministras Cristina Álvarez Rodríguez (de Gobierno) y Daniela Villa (de Ambiente), así como el intendente anfitrión, Alejandro Acerbo, de Daireaux.


   Las obras, además del asfaltado del tramo, incluirán la repavimentación del camino que conecta a Garré con la ruta nacional 33, señalamiento horizontal y vertical, la materialización de banquinas de tierra, la ejecución de alcantarillas y la consolidación de terraplenes para asegurar el acceso a los campos linderos.

   “Venimos de una etapa de muchas promesas incumplidas. Siempre hablamos de prioridades y las estamos cumpliendo con hechos, no con palabras”, enfatizó durante el acto en el pueblo de Salazar.

   “Falta mucho por hacer -añadió-, pero estamos trabajando para achicar las desigualdades y lograr que los derechos se cumplan en toda la provincia de Buenos Aires”.

   “Nuestro compromiso es con la igualdad de oportunidades tanto en el Conurbano como en el interior bonaerense, porque estamos convencidos de que, donde hay una necesidad, hay un derecho, y donde hay un derecho hay una obligación del Estado para que se haga efectivo”, completó.

   Del acto también tomaron parte el jefe de asesores del gobernador, Carlos Bianco; el ministro de Salud, Nicolás Kreplak; el senador bonaerense Alfredo Fisher; el diputado provincial Alejandro Dichiara; y los jefes comunales de Guaminí, José Nobre Ferreira; de Laprida, Pablo Torres; de Tres Lomas, Jorge Carrera; y de Trenque Lauquen, Miguel Fernández, entre otros.

   “Esta obra nos va a beneficiar en muchos aspectos -sostuvo el jefe comunal Acerbo-, ya que impactará en la conectividad de los vecinos de las localidades que abarca y mejorará el traslado de la producción, ya que conecta hacia el sur con Bahía Blanca y hacia el norte con Rosario”.

   Destacó que la ruta “está destinada a la producción, pero también a la comunicación de montón de vecinos de Salazar y Garré”.

   “Es la zona de donde sale la mayoría de la producción”, dijo.

   “Esta obra va a abaratar el costo del flete en 100 kilómetros. Para Trenque Lauquen y Guaminí va a ser algo muy bueno”, añadió.

   Acerbo también resaltó que la obra tiene un plazo de ejecución de un año y manifestó que es muy grato que “después de tanto tiempo se reconozca la necesidad y lo que va a significar en ahorro en fletes y hasta para salud de los vecinos que deben ser derivados a centros de salud en otras localidades o ciudades”.

   “Es una decisión exclusiva que tomó el gobernador y en esta ruta no va a haber banderas políticas. Es una obra que va a beneficiar a la gente, por lo que estamos muy contentos”, subrayó.

   En tanto, el intendente de Trenque Lauquen, Miguel Fernández, indicó que ya se están traduciendo en hechos concretos los anuncios y la licitación de hace un año.

   “Esta es una ruta que resolverá muchos problemas de la zona y les brindará una dinámica económica fundamental a sectores que fueron olvidados durante mucho tiempo”, manifestó.

   Otro de los que habló fue el diputado provincial Alejandro Dichiara, quien subrayó el esfuerzo de la Provincia para dar continuidad “a la tan esperada Ruta del Cereal”

   “La obra de pavimentación de este corredor rural del interior bonaerense, por el cual circula la producción agrícola y ganadera, tendrá su ansiada continuidad tras sus escasos avances en los últimos años”, dijo el legislador, en línea con las críticas de Kicillof a su antecesora en el cargo, María Eugenia Vidal.