Bahía Blanca | Domingo, 26 de junio

Bahía Blanca | Domingo, 26 de junio

Bahía Blanca | Domingo, 26 de junio

Policía: profundizan el apoyo psicológico desde el Centro de Entrenamiento

La iniciativa, a cargo de un equipo de profesionales, es local y se complementa con prácticas de tiro, defensa personal y teoría.

La contención psicológica a los efectivos es un complemento de la práctica de tiro en el centro de entrenamiento. (Fotos: Pablo Presti-LN.)

   La frase del latín “mente sana en cuerpo sano” resume el espíritu de una interesante iniciativa del centro de entrenamiento policial bahiense, en la que los oficiales reciben contención por parte de un equipo de psicólogos.
   La idea surgió a raíz de una “necesidad real” de policías en actividad en nuestra ciudad y el objetivo es que aprendan a lidiar con situaciones negativas no solo en el ámbito laboral sino también dentro de sus grupos familiares.
   El apoyo emocional a los alumnos de la institución se complementará con entrenamiento físico extracurricular a cargo de profesores de educación física, para lograr un equilibrio entre su salud mental y corporal que derivará en un mejor servicio a la comunidad.
   La función de los uniformados y el hecho de que porten un arma de fuego, conlleva riesgo para sí mismos y terceros, por eso es fundamental el buen estado general de los efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.
   La importancia de atender cuestiones vinculadas con la psiquis de los funcionarios policiales se pone de relieve en hechos como el ocurrido en Bahía a principios de este mes, cuando arrestaron a un agente de la Policía Federal que circulaba en monopatín y amenazó con su arma reglamentaria al conductor de una camioneta, mientras discutían por un incidente de tránsito.
   “Se nos exige mucho y se nos brinda poco, entonces elaboramos este proyecto con 5 psicólogos que ya están trabajando con los cursantes, y 2 profesores de educación física”, explicó la comisaria Sonia Carrizo, jefa del Centro de Entrenamiento de la Policía provincial.
   “Ellos empezarán a trabajar con los alumnos que necesitan capacitarse de manera más personalizada, independientemente del entrenamiento que reciben en el centro. Forman grupos y entrenan al aire libre; es actividad física relacionada con el accionar policial cotidiano”, agregó.
   “Es un recurso más que tienen a su alcance para entrenar, y que antes no lo tenían. En (el área de) Operaciones Policiales también están armando grupos para recibir este tipo de entrenamiento”, completó la entrevistada.
   La comisaria, que desde hace un año y medio está a cargo del establecimiento ubicado en Chile al 500, se mostró convencida de que las autoridades de la fuerza a nivel local aprobarán el proyecto porque su finalidad -opinó- es “ayudar” a los policías.


El uso de las armas


   Por pedido del superintendente de Seguridad Interior Sur, comisario general Aldo Caminada, se incrementó la práctica con armamento tanto en Bahía Blanca como en la zona.

   "Si bien la escopeta no se usa, autorizan su utilización en determinadas circunstancias y los efectivos no saben manejarla", aseguró la funcionaria policial.
   
   “Ahora vamos a los destinos y brindamos clases personalizadas de tiro y operaciones, para que el efectivo responda, tenga herramientas, se supere, trabaje con mayor seguridad y sea consciente de la importancia de la capacitación”, afirmó la instructora.

   Cada 15 días los instructores del centro viajan a Carmen de Patagones para instruir al personal policial con “dudas específicas”.
   También se conforman grupos chicos de efectivos policiales para practicar operaciones en las instalaciones de tiro del centro, ubicadas en el kilómetro 668 de la ruta 3. Esa actividad se lleva a cabo en días diferentes a los de las clases regulares.
   La directiva aclaró que las prácticas de tiro no se interrumpieron ni siquiera en los meses de aislamiento más estricto como consecuencia de la pandemia.
   “Nos manejamos con burbujas de 12/14 alumnos cada 2 horas, en vez de entrenar a 120 juntos. Por día tenemos un total de 80 efectivos en las burbujas. Las prácticas de tiro se intensificaron porque eran a las que menos tiempo se les dedicaba”, reconoció Carrizo.


   “No hay un ideal de cómo resolver una situación o cómo actuar ante un conflicto, por eso lo que se les brinda en el centro son herramientas desde la práctica y la teoría. Hay materias como defensa personal, que son las técnicas básicas, y operaciones policiales, que es el área troncal”, precisó.
   “Además se les enseña un marco legal por medio de los códigos Penal y Procesal Penal, es decir lo que deben saber al momento del procedimiento, y se está puntualizando mucho en el protocolo de violencia de género. Se apunta al accionar del policía y cómo trabajar con el género opuesto”, remarcó la comisaria.
   Ocho instructores capacitan en promedio a 3.500 alumnos por año en ambas áreas, y el centro trabaja con los distritos de Bahía Blanca, Patagones, Villarino, Coronel Rosales y Tornquist.

   Esa cantidad aumentó levemente en el último tiempo en comparación con años anteriores, a raíz del egreso de cadetes de la Escuela “Juan Vucetich” en la rama Policía Rural.

 

Más disparos

 

   Si bien hace unos años los alumnos estaban obligados a realizar prácticas de tiro "en seco" por la falta de municiones, hoy en día la institución no tiene ese problema.

   "Estamos bien en lo que respecta a cantidad de municiones y nos las suministran de acuerdo con la necesidad que vamos teniendo en el centro. No tenemos la práctica con la cantidad de municiones que uno querría, pero la idea es que esta capacitación no se corte", resaltó.

   "Ocurre que ahora en tiro tenemos varias categorías: los que tienen buen desempeño, los regulares y los que andan mal. Estos últimos oficiales tienen que volver en 6 ocasiones porque deben disparar muchas más veces", acotó la uniformada.

   "Hacen una práctica seis veces al año y antes era una sola anual. Entonces el gasto de insumos es mayor, pero el objetivo es continuar trabajando para que ellos manipulen más el armamento, algo que les falta bastante, y tengan mayor efectividad", continuó.

 

Para una mejor intervención en los estadios de fútbol


Otro proyecto. La comisaria Carrizo trabaja en otro proyecto junto con el superintendente Caminada, para capacitar a pequeños grupos de efectivos sobre cómo actuar en canchas de fútbol.


Nueva función.“Se trata de servicios privados y los (policías) nuevos no cuentan con conocimientos acerca de dónde ubicarse en una cancha, y si usar el arma o no ante determinadas situaciones”, informó la encargada del centro de entrenamiento.


Auxilio. Los estudiantes también son capacitados en primeros auxilios y bioseguridad, para resolver emergencias en vía pública o domicilios particulares, con la práctica de reanimación cardiopulmonar (RCP) o la maniobra de Heimlich.

 

Acondicionamiento. "En educación física entrenan lo que hace específicamente a la función del policía: acción-reacción, fuerza muscular, desplazamiento, lateralidad, coordinación y cómo resolver frente a una situación de estrés", comentó Carrizo.