Bahía Blanca | Domingo, 26 de junio

Bahía Blanca | Domingo, 26 de junio

Bahía Blanca | Domingo, 26 de junio

El 10 lo volvió a hacer y Olimpo ganó: el “olé, olé, olé, olé, Guille, Guille…” ya no alcanza

Con un golazo mágico de “Señor fútbol”, el aurinegro superó 1-0 a Estudiantes de San Luis y sacó 11 unidades de ventaja al frente de las posiciones de la Zona Sur del torneo Federal A.

Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

Por Sergio Daniel Peyssé / peche1503@hotmail.com

   El “olé, olé, olé, olé, Guille, Guille…”, ya no alcanza. Algunos hinchas se animaron a hacer la reverencia en el mismo lugar donde estaban y otros pidieron cerrar el estadio ante otra descomunal obra de arte del 10.

   Aunque no la hice, me quedé con ganas de proponer una encuesta en medio de la marea de seguidores de Olimpo que dejaban el Carminatti hablando del quinto éxito consecutivo del equipo pero, más que nada, del tremendo golazo que convirtió Aladino, para muchos el mejor exponente de este Federal A. Pero… ¡si no vieron a los posibles futuros rivales de la otra Zona, de la Norte!. No importa, Brian es de otra categoría, de Primera división y de otro planeta también.

   ¿Qué le preguntaría al fiel seguidor olimpiense? Fácil: ¿qué te motiva más para venir a la cancha, Olimpo o Brian Guille?

   Ahora no importa la respuesta. El “Mago”, con un teledirigido al ángulo superior derecho de un arquero que no hubiese llegado ni multiplicándose por tres, provocó un estallido social entre los fieles de siempre, hizo volver en sí al pibe que estaba entretenido con la garrapiñada o el girasol y emocionó a algún que otro veterano que se agarraba la cabeza comparando semejante obra con alguna de Cheiles, Palacio, Schmidt, Luis Díaz, David Vega, Depietri, Mansilla o el Zungui Blanco.

   Mire lo que le voy a decir: aún con la luz intermitente del Mago olavarriense, el dueño de casa mereció ganarle con más soltura a Estudiantes de San Luis, uno de los elencos con más aplomo, oficio y autenticidad de los que vinieron este año al escenario de avenida Colón y Angel Brunel.

   La carta de presentación del conjunto puntano fue un osado 4-1-3-2, y frente al “Cuco” de la competencia, que tiene un montón de recetas para meterte al horno y cocinarte en el momento que Guille y compañía lo dispongan.

   El dueño de casa es puro vértigo, pero a veces se pasa del límite y ahí es cuando sufre. Cuando se quedó con el ancho de espadas en la mano porque el rival le dijo que no al envido y al truco, Olimpo llevó peligro con centros de todo tipo y bolas paradas de todos los sectores, aunque a la hora de retroceder los volantes y los dos laterales quedaron pasados y la visita sorprendió con contras largas, por lo general agarrando a contrapierna de Sebastián Fernández y Di Buo, los que más sufrieron con cada malón albiverde.

   Permitame un juego de palabras: Olimpo descuidó la “Casa” de atrás. Lo digo por el 11 estudiantil, Maxi Casa, quien complicó por todo el frente de ataque con astucia, rapidez y movimientos extremistas, siempre jugando al límite del off-side con la última línea defensiva local.

   En un trámite de ida y vuelta, los dirigidos por Carlos Mayor necesitaban que el predicador del fútbol baje a la tierra y rompa el molde con algún golpe de escena. A los 7 minutos del complemento, el Dios del Olimpo lo volvió a hacer: recibió de Amarilla en el costado derecho, enganchó hacia el medio y le dio con rosca para meterla ahí, donde él quería que vaya. Fue un privilegio ver desde la cabina la comba y el beso a la red. Golón.

   Al ratito, el cielo se abrió por completo para el representante bahiense. Filipetto se peleó con los socios de calle O’Higgins porque no devolvían un balón y Pablo López, a la vista de todos, le dio un piñazo a Di Buo (tenía sangre en su rostro) en medio de discusiones que se transformaron en tumultos, empujones y amenazas que no pasaron a mayores.

   El árbitro Pablo Núñez (de muy buen cometido, sobre todo porque no se dejó hablar ni permitió que le manejen el partido), tras consultar con el asistente N° 2, Roberto Mendoza, expulsó al 7 del puntano. Era roja de acá a la China.

   Estudiantes se acomodó con un 4-1-2-2, aunque Olimpo presionó alto y no dejó que lancen para el picante Casa, que igualmente se las ingenió para hacer revolcar a Villar en dos oportunidades.

   Méndez lo erró abajo del arco y Vila se esforzó para patear desde el piso una bola que parecía perdida, pero no es mi intención contarle las costillas a nadie y menos al ganador de esta tarde, que lleva cinco victorias en fila, 9 sin perder en el Carminatti y 11 puntos de ventaja sobre su escolta, que sigue siendo Villa Mitre pese a la derrota en Otamendi.

   Nada más. Ahhh sí, ¿vos pagarías una entrada para ir a ver a Guille? Y buehhh, dale, prendete a la “Guillemanía”…   

 

La síntesis

 

Olimpo 1 (4-1-3-2)

 

Villar 7

 

Bellone 6

Capraro 7

Ferreyra (c) 7

Perotti 5

 

S. Fernández 6

 

Amarilla 7

Di Buo 6

Hadad 5

 

GUILLE 8

Da Silva 5

 

DT: Carlos Mayor

 

Estudiantes SL 0 (4-1-3-2)

 

Pereiman 6

 

Sosa (c) 5

Filipetto 6

González 6

Gorgerino 4

 

Stancato 7

 

P. López 2

U. Ojeda 5

Briñone 6

 

Medina 5

Casa 7

 

DT: Héctor Arzubialde

 

PT. No hubo goles.

ST. Gol de Guille (O), a los 7m. A los 15m. fue expulsado P. Lopez (E).

Cambios. 76m. Méndez por Hadad y Vila por Da Silva, 85m. Affranchino por S. Fernández y 91m. A. Blanco por Guille y Mendoza por Amarilla, en Olimpo; 51m. Ruiz Sosa (6) por Briñone, 66m. Leonori (5) por U. Ojeda y 75m. Doñate por Medina, en Estudiantes.

Amonestados. S. Fernández (44m.), Capraro (75m.) y Vila (88m.), en Olimpo; Briñone (39m.), Medina (43m.) y Ojeda (55m.), en Estudiantes.

Arbitro. Pablo Núñez (8).

Cancha. Olimpo (7)