Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Primera: Liniers le ganó a Bahía Basket por 89 a 81 en el inicio de las finales

El segundo va el jueves venidero en el Dow Center.

Gastón Diomedi (Liniers) intenta llegar al aro ante Iván Catani. Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

   Liniers le ganó este lunes a Bahía Basket por 89 a 81, en el primer punto de la serie final por el título del torneo de Primera.

   El encuentro se llevó a cabo en el Hernán Sagasti, donde el local se impuso con parciales de 26-14, 50-35 y 70-63.

   Arbitraron Horacio Sedán, Eduardo Ferreyra y Nicolás Larrasolo.

   El ganador se apoyó en el volumen de juego que le dieron Agustín Dottori (29 puntos, 9 rebotes, 7 asistencias y 8 faltas recibidas en 37m06s) y Joaquín Larrandart, clave en el último cuarto (totalizó 22 puntos, 9 rebotes y 7 faltas recibidas). En la visita el goleador fue Ezequiel Paz (20), aunque el más valioso resultó Gabriel Novaes (10 puntos, 18 rebotes y 3 asistencias).

   Las estadísticas oficiales completas.

   Liniers sentó las bases de su dominio con el goleo de Agustín Dottori, quien al cabo del período inicial había alcanzado casi los mismos puntos (12) que todo Bahía (14).

Herman Banegas -posteándose ante Gabriel Novaes- cumplió en el rol de controlar los movimientos de los grandes de Bahía en el primer tiempo.

 

   Se jugó al ritmo del local, con buena rotación de pelota y dirección de juego a cargo de Mauro Miérez para trepar 13-6 en casi 3m y llegar a sacar 12 con doble de Dottori en los segundos finales. La defensa de Bahía se mostró permisiva cuando el albinegro movió la pelota y adelante pagó el tener un primer cuarto errático, con 3-17 en tiros de campo y sin posibilidad de segundas chances.

   A pesar que Liniers acentuó su dominio en el segundo parcial (logró una máxima de 17 de ventaja) porque jugó con la ventaja del lapso inicial, Bahía mostró alguna mejoría en defensa. Por ejemplo, presionó el traslado de Miérez y provocó lanzamientos apresurados del dueño de casa. Sumadas algunas imprecisiones, Bahía tuvo opciones para atacar desde 3 puntos con Facundo Aranda y Emanuel Fernández y también abajo con Gabriel Novaes, para equilibrar el ataque y emparejar las acciones (Liniers ganó el segundo 24-21).

Gastón Diomedi (Liniers) supera a Iván Catani. El escolta del Chivo metió un triple clave a 1m11s del final.

 

   Un aspecto que logró Bahía fue cargar de infracciones al rival, algo que le pasó factura a Liniers en el tercero, cuando tuvo que retirar preventivamente a Banegas con 3 y a Miérez con 4. Entonces el ataque visitante fluyó, para lograr un parcial de 11-4 con el que los dirigidos por Bianchi-Cors levantaron su producción. Se acopló Valentín Simondi como vía de gol, ganaron el parcial 28-20 y achicaron la desventaja a 7.

   El goleo de Julián Marinsalta sacó del asedio al Chivo en los primeros minutos del último cuarto. El centro estuvo sólido para ejecutar las caídas desde poste alto (6 puntos) y llevar a los suyos a dominar por 78-63 en los primeros 3m30s. Así el ataque albinegro recuperó pulso porque además Joaquín Larrandart explotó su tiro de media distancia característico (6).

Mauro Miérez celebra: el primero adentro para Liniers.

 

   Sin embargo Bahía Basket demostró que no va a aflojar. Apostó a presionar en toda la cancha -Miérez volvió en el local a 3m30s del final- y recortó hasta ponerse 86-78 con doble de Joaquín Sánchez a 1m40s.

   Finalmente un triple convertido por Gastón Diomedi a 1m11s (89-78) encaminó el primer éxito del Chivo en la final.

   El segundo partido va el jueves venidero, 20.45, en el Dow Center.