Bahía Blanca | Sabado, 02 de julio

Bahía Blanca | Sabado, 02 de julio

Bahía Blanca | Sabado, 02 de julio

Delbonis también quedó eliminado y el único sobreviviente en París es Schwartzman

El azuleño luchó pero cayó en cuatro sets con el ruso Rublev. Previamente, Cachín cedió ante el local Hugo Gaston. 

Foto: Archivo.

   Los dos tenistas argentinos que se presentaron hoy en Roland Garros, Federico Delbonis y Pedro Cachín, perdieron sus respectivos partidos de la segunda ronda y se despidieron del segundo torneo de Grand Slam del año.

   El azuleño Federico Delbonis, ubicado en el puesto 65 del ranking mundial de la ATP, cayó frente al "top ten" ruso Andrey Rublev (7) por 6-3, 3-6, 6-2 y 6-3 en dos horas y 26 minutos de juego en el court Simonne-Mathieu del complejo parisino.

   Delbonis, de 31 años, había superado en la ronda inicial al francés Adrian Mannarino (69) pero no logró sorprender en la segunda a Rublev, que en la próxima instancia se medirá con el chileno Cristian Garín (37).

   Por su parte, Pedro Cachín, 153º del mundo, quien afrontaba su primer Grand Slam, perdió con el francés Hugo Gastón por 6-4, 6-2 y 6-4, en poco más de dos horas de juego.

Resumen del partido:

   El argentino, de 27 años, se lleva buenas sensaciones de su paso por París, ya que ingresó al torneo como "lucky loser" luego de haber perdido en la última ronda de la clasificación y se dio el gusto de lograr su primer triunfo en un Grand Slam al vencer en la ronda inicial al eslovaco Norbert Gombos (112).

   El francés Gastón, por su parte, continuará su camino en Roland Garros cuando enfrente en la tercera ronda al danés Holger Rune (40), quien previamente le ganó al suizo Henri Laaksonen (96) por 6-2, 6-3 y 6-3.

   En tanto, el único argentino que queda en el cuadro principal del Abierto francés, el porteño Diego Schwartzman (16), jugará mañana por la tercera ronda ante el búlgaro Grigor Dimitrov (20).

   El "Peque" le ganó sucesivamente al ruso Andrey Kuznetsov (228) en cuatro sets, y al español Jaume Munar (87) en un durísimo partido que se estiró hasta el quinto set.