Bahía Blanca | Viernes, 20 de mayo

Bahía Blanca | Viernes, 20 de mayo

Bahía Blanca | Viernes, 20 de mayo

Los datos históricos y la lista de trabajos que demandó renovar la pileta del club Argentino

Se inauguró en 1930 y es la más antigua de nuestra ciudad. “Es una pileta al alcance de todos”, dijo Horacio Levantesi. 

Así luce el renovado natatorio de calle Vicente López 34. Al fondo se observa la escalera de ingreso, que permitió recuperar un andarivel. Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

Por Ricardo Sbrana - rsbrana@lanueva.com

   Dentro del margen de oferta que va ganando la natación en distintos clubes bahienses, el club Argentino dio un paso necesario para poner en valor su antiguo natatorio.

   Esta semana la institución celebró la reapertura con un breve acto. Estuvieron el intendente Héctor Gay, autoridades del club de avenida Colón 67 y responsables de la empresa H2O Sport Club, que asumió la concesión. No era para menos: las instalaciones se renovaron luego de 92 años.

   "Para 1920 existía la mitad de lo que hoy es el club. Un grupo de socios pidió agregar algo de deportes porque lo que se practicaba era la esgrima. Era un club de caballeros, al estilo de los ingleses, que eran clubes de hombres. Así arrancó y se fue haciendo parcialmente. Y eran los socios los que ponían la plata. En 1920 pidieron hacer la pileta y la cancha de pelota a paleta. La obra culminó en el 30 y se llama “pileta de invierno", contó Horacio Levantesi (foto), presidente del club Argentino.

   "Para cuando se inauguró el natatorio de nuestro club en 1930, las piletas de entonces eran a cielo abierto. Algo que podría verse como una limitante porque resulta chica, pero en aquel momento no existían piletas olímpicas. Nosotros hemos analizado  la posibilidad de ampliarla, un metro y pico o dos. Pero no sería algo gravitante. La pileta siempre tiene gente porque está a cincuenta metros de la Plaza Rivadavia, al alcance de todos", agregó el directivo.

La pileta tiene 16 metros de largo por 9 de ancho. Su construcción comenzó en 1920 y finalizó diez años después.

Todos los detalles

   La empresa H2O Sport Club tiene a cargo la concesión del natatorio, que funciona bajo la coordinación de Daniel Tomaselli para todas las actividades que allí se desarrollen.

   Mientras que el referente de la empresa concesionaria, Javier Catini, brindó los detalles de los distintos trabajos que arrojaron una renovación importante de la pileta, no sólo desde lo estético.

   "Uno de los aspectos importantes fue que se anexó una escalera de ingreso, que no tenía. Había una de aluminio para entrar por la mitad de la pileta y anulaba un carril. Se le hizo una escalera de ingreso (de material) accesible para personas adultas. Está afuera, es decir, no invade ningún carril. Con lo cual se recuperó ese carril", dijo.

   "También se renovó el filtrado. Se colocaron inyectores, que no tenía. Y también retornos, succiones, bomba, filtro y caldera. Hoy recuperamos la perforación histórica, que era con la que calefaccionaban todo el club. Una perforación de surgente. Estamos sacando el agua a 34 grados. Es un buen logro porque sacar el agua a esa temperatura es importantísima", destacó.

   "La pileta no contaba con lo más importante, que era el sistema de filtrado y clorado. Eso se montó como se debía. Y se mantuvo todo como estaba original: tiene 16 metros, es una pileta corta, pero se respetó todo. Por ejemplo el lugar tiene balcones, que vamos a recuperar. Las barandas originales eran de bronce. Pero las fueron pintando en lugar de limpiarlas, por lo que habrá que sacarles la pintura para recuperarlas", agregó.

En la parte superior se observa el corredor donde irán las barandas de bronce originales, que van a ser recuperadas.

   Catini explicó que buscaron respetar todo aquello que hiciera al diseño original.

   "Se mantuvo siempre la estructura de la pileta. Se recuperaron las venecitas históricas que tienen los años de la propia pileta. Son cerámicos de doce por doce. Tienen 92 años. Sólo reemplazamos las que estaban rotas. La pileta quedó igual a cuando se hizo. A la misma escalera de ingreso se le completó con este tipo de revestimiento", indicó.

   Las obras también llegaron a los vestuarios.

   "Se agrandaron, se hicieron obras sanitarias, obras de agua fría-caliente, instalación de gas, equipos de calefacción central para mantener la temperatura ambiente para evitar vapores. Duchas. Todo nuevo. En el vestuario de mujeres había tres duchas, ahora hay diez. Y en el hombres hay ocho", dijo.

    Se habilitó una entrada independiente a la pileta. Que existía, pero no se utilizaba. Y hubo renovación en la fachada, sobre el acceso de Vicente López 34.

   "Se mantuvo totalmente la fachada del edificio. Había unos ventanales que tenían ladrillos de vidrio en la parte de abajo. Como estaban rotos y no se reemplazaron, les pusieron una madera y los pintaron. Desde afuera no se veía nada, no se sabía que había adentro. Nosotros mantuvimos la fachada externa. Lo único que reemplazamos fueron esos ladrillos de vidrio y la ventana de vidrio, que la reemplazamos por otra de aluminio. Y se pintó de verde para mantener la estética general del edificio. Cuando el club intervenga el frente, se pintará todo del mismo color", concluyó.