Bahía Blanca | Jueves, 30 de junio

Bahía Blanca | Jueves, 30 de junio

Bahía Blanca | Jueves, 30 de junio

Doctor Mariano de Vedia y Mitre

En febrero de 1958, falleció el doctor Mariano de Vedia y Mitre, uno de los intendentes más destacados que tuvo la ciudad de Buenos Aires, y cuyas cenizas se encuentran en Bahía Blanca.

   El 19 de noviembre de 1932, De Vedia y Mitre asumió -a los 50 años de edad- la intendencia de la ciudad de Buenos Aires. No dejaría ese puesto hasta el 20 de febrero de 1938. Tras su paso, la ciudad, de más de 2 millones de habitantes, cambió radicalmente su fisonomía.

   El 12 de octubre de 1937 inauguró la ampliación de la avenida 9 de Julio, convirtiéndola en la más ancha del mundo. Ocurrió entonces que las avenidas Corrientes, Diagonal Norte y 9 de Julio se encontraban en un conflictivo punto. Los urbanistas aconsejaron, para resolver la situación, construir una rotonda, la cual de inmediato “clamó” por su monumento. Tras descartar estatuas a Urquiza, Yrigoyen y Gardel, la solución la dio el arquitecto Alberto Prebisch, con un monumento que no homenajeaba a nadie en especial. Vedia y Mitre aprobó el proyecto y el 23 de mayo de 1936 inauguró el Obelisco, un símbolo de nuestro país.

   Cuando en 1972 se repatriaron a Bahía Blanca los restos de Felipe y Luis Caronti, destacados vecinos de la ciudad, Helena Caronti de Vedia y Mitre, nieta de Felipe y viuda de Mariano de Vedia y Mitre, pidió que las cenizas de su esposo vinieran con ellos. Es así que sus restos reposan en nuestro cementerio. Su abuelo paterno era primo hermano de Ramón Estomba, el fundador de nuestra ciudad.