Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

El Museo del Deporte reabrió sus puertas homenajeando a Lito Fruet

El histórico basquetbolista de Bahía fue fundador y un gran impulsor de este espacio.

Monachesi observa el video en homenaje a su amigo Lito. Fotos: Tomás Bernabé-La Nueva.

   El Museo del Deporte de nuestra ciudad reabrió hoy oficialmente sus puertas y realizó el acto oficial para renombrar el espacio como Atilio José Fruet, quien fuera fundador y gran impulsor del lugar.

   El recinto ubicado hace un tiempo en Drago 45, cumplió sus primeros 10 años en 2021 y en conmemoración del aniversario se aprobó por unanimidad en el Concejo Deliberante la ordenanza que proponía que el lugar llevara el nombre de Lito.

   "Se trabajó muchísimo para hacer esta reapertura, que es un inicio no un final. A partir de ahora queremos empezar a construir verdaderamente este Museo entre todos", señaló Christian Díaz (Directo General de Museos), quien junto a Nicolás Arroyo (Subsecretario de Deportes) y José González Casali (Director del Instituto Cultural) fueron los encargados de inaugurar el pequeño acto realizado esta tarde.

   "Hoy es la inauguración oficial del nombre de Lito para el Museo del Deporte, con todo lo que implica Lito, con todo lo que fue para el deporte y el básquet de la ciudad. Pero, además, para el Museo: sin Lito no sé si esto existiría hoy", apuntó Díaz.

   Al lugar llegaron familiares de Lito y distintas personalidades del deporte bahiense, como Alfredo Monachesi, compañero de batallas de Fruet, entre otros.

   Además del típico recorrido por gran parte de las leyendas de nuestra ciudad, desde hace unos días también  ya puede apreciarse una gigantografía con la emblemática imagen del festejo entre José Ignacio De Lizaso y Atilio Fruet, en el Provincial de básquetbol disputado en Punta Alta, cuando Bahía le ganó a La Plata, 83 a 59, en cancha de Altense, el 14 de noviembre de 1970.

   Por otra parte, el Museo celebró que nuevamente está bajo la órbita de la Dirección de Museos y Arte del Instituto Cultural, luego de formar parte de la Subsecretaria de Deportes.

   "Estamos muy contentos con esta reapertura, la verdad que es un doble festejo: por la reapertura y porque pase a llamarse Atilio Fruet. Es doble el motivo para festejar. Estamos contentos de haber tomado nuevamente el manejo de este Museo. Esta muestra nueva nos invita a recorrer, pensar y reflexionar", dijo Casalli.

   "Estamos trabajando en conjunto y lo vamos a seguir haciendo. Cultura y deporte van de la mano, el deporte es cultura y Bahía es una ciudad super deportiva. Es una alegría ver cómo está el Museo", agregó Arroyo.

   El Museo del Deporte se creó con la premisa de “poner en valor y resguardar el patrimonio deportivo de la ciudad, con diferentes disciplinas deportivas, material fotográfico, bibliográfico y audiovisual, además de sumar objetos de distintos deportistas, como medallas, camisetas y copas”.

Lito, una leyenda ganadora

  * Jugó 14 torneos locales de Primera y ganó 11: uno con Independiente y 10 con Olimpo. Además tiene un campeonato de Tercera y dos de Segunda.

  * Estuvo en 215 partidos de la división superior de los torneos bahienses y anotó 4.745 puntos (22,07 por juego). En la temporada 1969, con la camiseta de Olimpo, tuvo su mejor promedio: 29,17.

  * Fue campeón en ocho campeonatos Provinciales: 1960 en San Nicolás, 1964 en Olavarría, 1965 en Mar del Plata, 1966 en Luján, 1967 en Pergamino, 1968 en Junín, 1969 en Bahía Blanca y 1970 en Punta Alta.

  * Ganó seis certámenes Argentinos: 1966 en Jujuy, 1967 en Paraná, 1969 en San Luis, 1970 en Catamarca, 1971 en Corrientes y 1972 en Buenos Aires.

  * Jugó los Mundiales de 1963 en Brasil y 1967 en Uruguay.

  * El 4 de marzo de 1959 debutó en la selección bahiense, con nueve puntos en la caída ante Buenos Aires por 63 a 59.

  * El 9 de enero de 1968, jugando por Olimpo, hizo 62 tantos en el triunfo frente a Sportivo Bahiense por 102 a 30. Un récord que se mantuvo por 12 años.

  * El 8 de febrero de 1974 jugó su último partido. Fue en la victoria de Olimpo ante Estudiantes por 52 a 50, en la final del torneo de 1973 que le dio un tricampeonato al aurinegro. Hizo 18 puntos, incluyendo el doble decisivo.