Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Organizaciones reclaman la apertura y aumento de planes sociales

Tras una nueva reunión fallida y a la espera de una respuesta por parte del ministro Juan Zabaleta, las organizaciones llevarán adelante un acampe hasta el viernes.

Fotos: Rodrigo García - La Nueva.

   Distintas organizaciones sociales de Bahía Blanca y el país reclaman que el Ministerio de Desarrollo Social brinde altas y aumentos de planes sociales. 

   Tras una nueva reunión fallida y a la espera de una respuesta por parte del ministro Juan Zabaleta, las organizaciones llevarán adelante un acampe hasta el viernes.

   Ante esta situación, el dirigente del Polo Obrero, Eduardo Belliboni explicó: “Lamentablemente, seguimos con problemas que se pueden haber resuelto hace mucho tiempo. No hay soluciones, ni siquiera mínimas. Estamos ante un desarrollo económico que no aparece por ningún lado".

   Y preguntó, en diálogo con Nancy Pazos para Metro 95.1: "¿Qué comen los pibes en los comedores populares y comedores escolares? Argentina produce alimentos para 400 millones de personas, acá hay 40 o 50 y no le podemos dar de comer a la población".

    Para el dirigente del sector, "hay sectores que manejan la economía a su antojo" ante "la paciencia y la tolerancia absoluta del gobierno con la inflación". Además, aseguró que la suma de 16.500 pesos establecida para quienes contraen un plan social a cambio de cuatro horas de tareas es baja, dado que no alcanza para subsistir e imposibilita desempeñar otra tarea.

   “Los programas hoy están en 16.500 pesos. No tienen en cuenta que el Ministerio de Desarrollo Social obliga a cada persona que tiene un programa a hacer una tarea. Cuatro horas por día tiene que realizar una tarea de producción o de servicio todos los días. Puede sumar horas de trabajo, pero no sobrevive, no vive un mes una persona con 16.500 pesos”, denunció el piquetero. 

   En la misma línea, Belliboni tildó de insuficiente el aumento escalonado del salario mínimo, vital y móvil que ascenderá a 47.850 pesos hacia fin de año, a cobrarse en etapas y contó que producto de los sueldos bajos, la población se ve obligada a acudir a los comedores barriales. “Al haber salarios tan bajos, la gente termina mandando a los chicos al comedor. Las ‘changas’ caen cada vez más, entonces termina o dejándolo de hacer o cortando el pasto el domingo”, narró.

   “Son muchos los que están en estas condiciones y no encuentran una solución de fondo", describió el dirigente que responde al Partido Obrero, y propuso un aumento en el momento de la asistencia social ante la falta de trabajo.