Bahía Blanca | Martes, 06 de diciembre

Bahía Blanca | Martes, 06 de diciembre

Bahía Blanca | Martes, 06 de diciembre

Qué dicen los informes que motivaron la clausura del Mercado Municipal

Son dos informes, uno de una consultora privada y otro de la UTN, que determinan que hay falencias estructurales en el edificio de Donado 151. "Los peligros de incendio son importantes", indicó el análisis de la Universidad Tecnológica.

Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

   Agentes de Fiscalización inspeccionaron en la tarde de este miércoles el Mercado Municipal y clausuraron algunos locales con apoyo de la Policía.

   Si bien aún no es oficial, todo indica que este jueves a primera hora se procederá al cierre total del edificio. Por la mañana, a las 8:30, se espera una conferencia de prensa con autoridades municipales.

   La Nueva. accedió a dos informes, uno de la consultora privada Kapla y otro de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), que detallan diferentes problemas de seguridad, higiene e infraestructura del edificio ubicado en Donado 151.

   Según Kapla "el estado de la instalación eléctrica es preocupante desde el punto de vista de la seguridad de las personas y del riesgo de incendio".

   Entre los problemas detallaron cableados expuestos y no contenidos, cableados empalmados, tableros sin protección interna cubre bornes, ausencia de sistema de puesta a tierra, tubos fluorescentes sin protección, tableros y cableados fuera de norma, tomas sobrecargadas, utilización de prolongaciones y "zapatillas" no homologadas, cableados al nivel del piso y protecciones anuladas o "baipaseadas".

   Además, la consultora indicó que "durante la auditoria se pudo observar un elevado riesgo de incendio en los depósitos debido a la carga de fuego del sector, las precarias condiciones de la instalación eléctrica y ausencia de detectores de humo" y que no existe "un Plan de Emergencia con roles asignados y la realización de simulacros de forma periódica".

   También consideraron que tiene un "gran riesgo de incendio y explosión el sector utilizado por una pizzería, en donde se observa una instalación de gas fuera de norma mediante cilindros de 45 kg" y que "también se pudo observar en algunos locales comerciales la presencia de garrafas de gas".

   En cuanto a lo constructivo, Kapla observó humedad en paredes y techos, ausencia de revestimientos en paredes y pisos, grietas en paredes y techos, filtraciones de agua de pisos superiores, falta de impermeabilización en techos, revoques caídos, estructura metálica de losas de hormigón expuestas, estructuras de hormigón muy deterioradas y avance de corrosión en estructuras metálicas, entre otros puntos.

   "Se considera de vital importancia realizar un estudio de integridad para determinar el estado de las estructuras (principalmente en subsuelo y terraza); y el estado de las instalaciones sanitarias, cloacales y pluviales. Respecto a las rampas de acceso ubicadas en los diferentes ingresos, se observan en malas condiciones", cerró el informe de la consultora.

   Respecto del problema de la instalación de gas, los comerciantes habían reclamado el año pasado que les habilitaran el servicio en sus locales.

   Por su parte, la UTN revisó los tableros eléctricos y consideró que "pocos cumplen con las normas actuales". "Algunos de ellos (muy pocos, en realidad) deben adecuarse en un bajo porcentaje mientras que la mayoría de ellos su renovación debe ser total. En general podemos decir que el estado actual de los mismos supone grandes peligros para las personas como para las instalaciones", indicaron.

   "Estos peligros presuponen que la instalación no está preparada para la protección contra contactos directos ni indirectos y los peligros de incendio son importantes, ya que, aunque en un 60% de ellos existe protección diferencial, el estado de los tableros pueden presuponer arcos paralelos o serie que pueden producir puntos calientes con la consiguiente posible ignición. En el caso del ascensor y montacargas que tienen tableros totalmente obsoletos y deben cambiarse casi en su totalidad", agregaron desde la universidad.

   En su síntesis final, la UTN concluyó que "existen muchas posibilidades de contactos directos por la gran cantidad de conductores a la vista" y "existe un gran peligro de contactos indirectos por la falta de conexión a tierra de los elementos metálicos de la instalación eléctrica y la ausencia de DDR. Por otro lado, la cercanía de sistema de agua a los sistemas eléctricos presupone gran peligro".

   "La posibilidad de que se provoque un incendio de origen eléctrico es muy importante dada la falta de dispositivos diferenciales residuales (DDR) y la proximidad de equipos de gas a los sistemas eléctricos. También, la existencia de interruptores automáticos muy antiguos no puede garantizar su operación ante cortocircuitos y sobrecargas. También se debe tener en cuenta, que la cantidad de equipos de tomas múltiples es muy alta", añadieron.

   "Todo esto significa, que la instalación eléctrica de Mercado Municipal no cuenta con las medidas de protección adecuadas para prevenir los contactos directos e indirectos ni contra el riego de incendio de origen eléctrico. Es decir, es una instalación ALTAMENTE INSEGURA Y POR ELLO PELIGROSA", finalizaron.