Balance 2021

Institución que agrupa a clubes de barrio reclama agenda y presupuesto

15/1/2022 | 06:30 |

 "Creemos que los clubes de barrio deben formar parte de la gestión municipal", pidió Nadia Delelisi, presidenta de la filial local de la Unión Nacional de Clubes de Barrio.

El mural del club Calvento que participó en el concurso nacional.

Por Ricardo Sbrana - rsbrana@lanueva.com

(Nota de la edición impresa)

   “Buscamos mejorar las condiciones institucionales de los clubes de barrio”. Con esta premisa, en julio del año pasado surgió la Unión Nacional de Clubes de Barrio filial Bahía Blanca. Meses después la flamante institución logró algunos objetivos.

   Su presidenta, Nadia Delelisi, ofreció un panorama del trabajo realizado por los dirigentes que conforman esta Unión y habló de las metas para 2022.

   "Nuestro primer objetivo fue conformar la Unión Nacional de Clubes de Barrio en Bahía Blanca. Que como hemos comentado, es una organización que ya tiene catorce años de trabajo incansable en todo el país y que cada día va sumando más filiales y clubes que se sienten convocados a esta Unión", dijo Delelisi.

   "Surgimos para dar solución a problemas en común entre estas instituciones. Y en este caso la Unión viene a generar una fuerza que convoque a los clubes para, justamente, generar soluciones que en el día a día son muy difíciles de poder encarar de manera individual. Además de los objetivos de seguir construyendo y desarrollando la tarea diaria de estos clubes, que tiene que ver con valores humanos y contención", afirmó.

Dirigentes deportivos en una de las reuniones celebradas el año pasado.

   El punto de partida fue regularizar la situación institucional de algunos de esos clubes que componen la Unión, integrada por La Armonía, Pacífico, Bella Vista, Villa Ressia, Velocidad y Resistencia, 9 de Julio, Los Leones, Calvento, Estrella de Oro, Maldonado y Sixto Laspiur.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   "Algunos asuntos llevan tiempo, como por ejemplo las que tienen que ver con jurisdicciones nacionales que no se pueden resolver a nivel local o regional. Por ejemplo la tarifa social o tarifa cero para clubes deportivos. Ya tuvimos una reunión con el Enargas, que nos convocó tanto a la filial bahiense como a la de Mar del Plata. En el caso de Bahía y con la ley de zona fría pueden acceder a un 50 % de descuento. Para eso hay que cumplimentar una serie de requisitos. Por ejemplo que sean declarados entidades de bien público", explicó la licenciada en Educación Física y Deporte.
Como parte de la gestión para obtener ese beneficio, en octubre presentaron una nota al Concejo Deliberante.

   "Lo que solicitamos fue una reunión por cinco puntos, entre ellos, que se declare instituciones de bien público a los clubes de la Unión. Ese status permitiría acceder a beneficios como la tarifa reducida de gas. También facilitaría otros trámites", agregó.

Nadia Delelisi, presidente de la filial bahiense de la Unión.

Visibilidad

   El concurso nacional de murales, como aporte a la lucha contra la trata, fue una de las acciones del año promovidas por la Unión local.

   "Participamos del concurso nacional Mi Club Lucha Contra la Trata, que fue una actividad preciosa que realizamos junto con Bahía Contra la Trata. De concientización y visibilización. Fue una movida nacional y ser parte de eso es muy importante, porque marca la concepción que tenemos de clubes de barrio. No sólo pasa por la formación deportiva. También tiene que ver con la contención cultural y la formación ciudadana. Como nodos barriales, los clubes interactúan y articulan con el resto de las instituciones. Hacen que cada ciudad y comunidad sean mejores. También importa la identidad que genera un club, con un barrio o una parte de una ciudad”, explicó Delelisi.

¿Hubo respuesta?

   También admitió que llevará tiempo que la propuesta de la filial bahiense tenga eco en más clubes.

El mural que se trabajó en las instalaciones del club Villa Mitre.

   "Al mismo tiempo que vamos generando un proceso de visibilización y de trabajo, otros clubes van observando este crecimiento. Algunos decidieron esperar y proyectar su incorporación a futuro. No tiene que ver con que no les parezca bueno juntarse o unirse. Sabemos que dirigentes y dirigentas no viven de trabajar en su club. Es difícil sumar un horario más, una acción extra a las que tienen", sostuvo.

Metas para el año

   Al referirse a los objetivos para este año, dijo que es necesario un cambio de paradigma.

   "Creemos que los clubes de barrio deben formar parte de la gestión municipal. Que se les otorgue la reunión que pedimos, que nos puedan escuchar y nos pregunten qué pasa y que podamos manifestar la necesidad de hacer un cambio del sistema deportivo local. Hace falta una planificación estratégica para que los clubes formen parte de la agenda pública", afirmó.

   "Necesitamos que se logren aspectos administrativos y jurídicos, como la adhesión a la Ley Nacional de Clubes de Barrio y también a la ley provincial. Necesitamos un registro de clubes de barrio y de entidades deportivas, algo que existe a nivel nacional y provincial. Es una forma de poder repartir los beneficios de manera equitativa y organizada. Es importante crear un fondo municipal de clubes de barrio, específico. La frutilla del postre sería crear un nuevo consejo del deporte municipal", concluyó.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias