Bahía Blanca | Miércoles, 28 de febrero

Bahía Blanca | Miércoles, 28 de febrero

Bahía Blanca | Miércoles, 28 de febrero

El campus de la UNS: un largo camino recorrido

   Una iniciativa que demoró casi 50 años en tomar forma.

Mario Minervino / mminervino@lanueva.com / Twitter: @mrminervino1

   Hace 52 años, en agosto de 1969, se creó una comisión coordinadora para delinear los alcances de la ciudad universitaria a construirse en altos del Palihue por parte de la Universidad Nacional del Sur (UNS)
   Dos años habían transcurrido desde la decisión del rector Azis Ur Rahman de adquirir tierras en ese sector de la ciudad para emplazar la ciudad universitaria, dejando de lado la primera idea de desarrollar esas instalaciones en los terrenos sobre la avenida Urquiza, donde hoy se ubica el barrio Comahue.
   En 1969 se constituyó una comisión que tendría a cargo “el tratamiento de los aspectos relacionados con esa construcción”, de modo que mantenga vinculación con el plan regulador de la ciudad.
   Lo singular de ese grupo asesor es la diversidad de organismos que lo integraban, por caso la Corporación de la Industria y el Comercio, el director de planeamiento municipal, el gerente de ENTel, el titular de la división local de YPF, el titular de la zona sur de DEBA, el gerente de Aguas Corrientes, el jefe de Vialidad Nacional, el gerente de Gas del Estado y el administrador de Bosques de la provincia.
   El rector de la UNS, Manuel Eduardo Gómez Vara, mencionó que habría un encuentro mensual para intercambiar opiniones y analizar las consecuencias de erigir esa ciudad.
   Para entonces la UNS ya había iniciado las tareas de erigir un monoblock destinado a residencia y comedor estudiantil, para luego proseguir con la construcción de los departamentos de Agronomía, Geología y Física.
   Distintas circunstancias económicas y políticas fueron postergando este emprendimiento. El monoblock nunca funcionó como residencia (ho es sede del Departamento de Agronomía) y el proyecto del campus universitario recién se retomaría 37 años más tarde, con la colocación, en enero de 2006, de la piedra fundamental del complejo. Hoy es una realidad en constante crecimiento.