Una vida de película

La magia del enigmático profesor Odronoffs vuelve a escena

22/8/2021 | 06:30 |

Pocos personajes como Juan Manuel Zolezzi, el escribiente del acorazado Garibaldi, tuvo nuestra ciudad. Ahora, desde Casilda, la sobrina nieta de su mujer se encargó de compilar sus aventuras.

El profesor Odronoffs, con sus trucos de cartas en la redacción de La Nueva Provincia. / Fotos: Archivo La Nueva.

Mario Minervino / mminervino@lanueva.com

   Con el seudónimo profesor Odronoffs, Juan Manuel Zolezzi comenzó a dedicarse por completo al mundo de la magia y el hipnotismo. Se trata de uno de los personajes más particulares de la historia de nuestra ciudad.

   Zolezzi se desempeñaba como escribiente en el acorazado Garibaldi cuando descubrió su afición (y talento) por esas prácticas. A poco de pedir la baja en la Armada Argentina adoptó el nombre artístico de Odronoffs y comenzó una carrera que lo llevaría a recorrer escenarios de todo el mundo. Sus actuaciones en Bahía Blanca eran a sala llena y el éxito nunca dejó de acompañarlo.

   Entrevistado —en la década del 60— por el periodista César Tiempo, refirió, entre varias historias de su vida, el momento en que, caminando por la Rusia de los zares, se cruzó con Grigori Rasputín, un oscuro personaje con fama de sanador, de gran influencia en la dinastía Romanov.

   “Cruzamos miradas y sentí un escalofrío indescriptible. Al día siguiente, en el mismo sitio y hora del cruce, murió asesinado un ciudadano francés de un parecido impresionante a mí”, aseguró Odronoffs.

   En 1939, a sus 48 años de edad, publicó un libro sobre hipnotismo, grafología, espiritismo, quiromancia y psicoanálisis. Todos, y cada uno de sus trucos, están en esta publicación de 190 páginas que puede consultarse en la biblioteca Rivadavia de nuestra ciudad.

   En sus últimos años, además de mago, trabajó como intendente del teatro Municipal e inspector de servicios sociales de la Universidad Nacional del Sur (UNS), donde obtuvo su jubilación. Falleció en 1975 en nuestra ciudad.

Miss Lizz, la no menos misteriosa mujer del mago Odronoffs.

   Ahora, un libro escrito por un familiar residente en la ciudad de Casilda, Santa Fe, se rescata y recrea su biografía y la de su mujer y ayudante, la excéntrica —y no menos misteriosa— Miss Lizz.

   A 750 kilómetros de Bahía Blanca, Mirta Bacalini decidió emprender una tarea inédita en su vida: escribir, a los 64 años, su primer libro. Para eso eligió la biografía de Odronoffs, a partir de ser sobrina nieta de quien fuera la mujer del mago y su ayudante, Miss Lizz.

   Luego de trabajar toda su vida como administrativa, Mirta comenzó a desarrollar su inquietud literaria.

   “Ahora dispongo de tiempo y cuando me sumerjo en ese mundo sutil de las palabras siento que mi mente se dirige a un sitio mágico, de gozo y abstracción”, explica.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

Mirta Bacalini, la sobrina nieta de Miss Lizz.

   “No creo que por ello deba considerar que soy escritora, pero este primer hijo literario me ha dado tantas alegrías que tengo el propósito de continuar por este camino”, agrega.

   Lo particular de este primer emprendimiento fue el impulso de escribir sobre la vida y obra del profesor Odronoffs y su asistente, Miss Lizz, cuyo nombre verdadero era Eudrosina Lizz Musso, y a quien el mago conoció en una de sus presentaciones en Chile.

   Miss Lizz era tía abuela del marido de Mirta, un parentesco político que le permitió a ella escuchar desde siempre las historias de la pareja. Además del entusiasmo que le despertó la vida de Odronoffs, Mirta sintió que la historia comenzaba a languidecer dentro de su familia, notando cierto desinterés por parte de las nuevas generaciones.

   “Al intentar transmitir esos relatos me di cuenta de que no despertaban demasiado interés, por lo que el olvido se estaba tornando irremediable. Me produjo dolor saber que nadie lo recordaría o se interesaría por su apasionante carrera. Ese fue el motor que me llevó a escribir la biografía de la pareja”, asegura.

En sus últimos años, el profesor Odronoffs también trabajó como intendente del teatro Municipal e inspector de servicios sociales de la UNS.

   Para semejante tarea no improvisó. Tomó cursos de literatura e hizo talleres mientras recopilaba historias y anécdotas del mago, indagando en los medios y en la web.

   “Encontré muchas cosas que ignoraba, fechas, lugares y datos inéditos. Para introducirme en su vida investigué cómo era Bahía Blanca, conocí los acorazados Garibaldi y Belgrano, donde descubrió su vocación ligada a los poderes de la mente y me contacté con personas que tenían referencias suyas. Poco a poco, el relato tomó forma y cuando la narración estaba ordenada llegó la decisión de editar el libro”, cuenta.

De mirada penetrante y aire misterioso

   Odronoffs era todo un personaje en Bahía Blanca. De mirada penetrante y aire misterioso, hay gente que recuerda haber cruzado la calle, con cierto temor, al verlo venir.

   “Durante los años de actuación tuvo fama y reconocimiento en todo nuestro país, Latinoamérica y muchísimos lugares del mundo”, señala Mirta.

   “Su personalidad enigmática le daba un perfil muy interesante, al igual que su figura gentil, aplomada, firme y segura. Los medios dedicaban largas columnas a su carrera artística. De hecho, el diario La Nueva Provincia conserva en su archivo infinidad de notas”, refiere.

El profesor Odronoffs, a sala llena en Bahía Blanca.

   Mirta asegura que su libro se condice con “su forma lacónica de escribir”, se anima a anticipar que “se lee en una tarde” y “sin interrupción”, dado que la historia es verdadera, impactante y se muestra el arquetipo artístico aventurero de la pareja.

   “Estoy sumamente agradecida de haber podido llevar a cabo este reto. Fue un honor restituir a Juan Manuel Zolezzi, al profesor Odronoffs, al escenario de la vida”, finaliza.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias