Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

"Lautaro siempre fue un chico angelado; siempre tuvo un poco más de luz que los demás"

El delantero de la Selección fue reconocido en su casa, de donde se llevó el cariño de todos.

Las flamante iluminación recibe al hijo pródigo en su casa. Fotos: Jano Rueda-La Nueva.

Por Mikel Iñurrategui / minurrategui@lanueva.com

 

   "¡Te queremos, Lautaro!"

   Así despide uno de los cientos de chicos de Liniers a su ídolo, al que ayer veían por televisión levantar la Copa América con Lionel Messi.

   Hoy lo tienen al lado. Los saluda, les pide que "disfruten de este presente; de este gran club, de esta gran familia".

   Mientras pasa unos días en Bahía, Lautaro fue homenajeado con un sencillo pero emotivo acto por el club de sus amores, al que siempre elige volver. Y además, brindó una conferencia de prensa a los medios locales.

   "Lautaro representa los principios y valores que intentamos inculcarles a nuestros chicos en Liniers, más allá de ser un excelente jugador, de ser el '9' de la Selección", dijo el presidente Carlos Pablo.

Carlos Pablo, Lautaro Martínez y José María Bilbao.
 

   Desde ahora, cada uno que pase por las renovadas instalaciones del Chivo verá un gran cartel con la foto de Lauty besando la copa en el Maracaná y una leyenda que dice "La casa del campeón de América".

   "Lautaro siempre fue un chico angelado, siempre tuvo un poco más de luz que los demás. No sé qué es, pero es algo que va dentro de él", señaló José María "Pato" Bilbao, un incansable colaborador albinegro.

   "Es que Lautaro es… diferente. Desde que era chiquito se le notaba, un día jugamos una final en cancha de Comercial. Perdíamos 2 a 0, yo llegué tarde y Carlitos Quinteros me dice 'ahora lo ganamos'. Lautaro metió dos goles y acomodó todo… era algo increíble", agregó el Pato.

Los chicos vieron de cerca a su ídolo.
 

   A las pocas horas de pisar nuestra ciudad, Lautaro comenzó a entrenarse con el plantel del "Chivo" como si fuera uno más. Aunque no lo sea.

   "Yo nunca le pregunté por qué lo hace, porque para mí es normal que venga. Para nosotros es uno más del plantel cuando está acá", contó Julio Acosta, el histórico goleador de Liniers.

   "Esto genera algo muy lindo para el club, nos damos cuenta de que es una estrella mundial cuando vemos todo lo que genera en la gente y la repercusión que se le da", agregó Julito.

José María "Pato" Bilbao toma la palabra, Lautaro escucha.
 

   Un par de cuadros y una camiseta de Liniers para su hija Nina, recibida por su mujer Agustina Gandolfo, fueron algunos de los regalos que recibió ayer Martínez.

   Pero además, se enteró que una parte de su club llevará su nombre. 

   Se trata del complejo de canchas sintéticas que se encuentra en el Zibecchi, donde próximamante se construirán vestuarios con la idea de que el día de mañana puedan ser habilitadas para jugar en la Liga del Sur.

   "No es ni más ni menos que un reconocimiento al don de gente y al gran deportista que sos", señaló el presidente del club.

   "Acá tenés lo que vos sembraste. Espero que esto siga por siempre y que recuerdes siempre lo que te queremos en este club", le pidió Bilbao.

   Desde aquel día que armó el bolso y se fue a seguir sus sueños a Racing, Lautaro siempre volvió a Liniers. Incluso unas horas después de ser campeón con la Selección de Messi.

   "Disfruten de este presente, de este gran club, de esta gran familia. Como lo dije la última vez que me fui: voy a estar siempre para ustedes para lo que me necesiten. Gracias". 

   De Lautaro para Liniers, su segunda casa.