Nada que festejar: el mensaje del Sindicato de Prensa de Bahía en el Día del Periodista

7/6/2021 | 12:21 |

El gremio local planteó la delicada situación que atraviesa el sector. "Qué significó para nosotros, los y las trabajadoras de Prensa, ser considerados esenciales. No significó nada", dice el comunicado.

   En una era de grandes transformaciones que atraviesan de manera estructural a los medios de comunicación de todo el mundo, nuestra ciudad y el país no quedan afuera de las dificultades que afectan a los trabajadores de prensa.

   Declarada actividad esencial desde el inicio de la pandemia, lo cual implica que nunca dejó de funcionar para llevar información a una sociedad necesitada de claridad, esa responsabilidad no se traduce en mejoras significativas en las condiciones laborales.

   El Sindicato de Prensa de Bahía Blanca emitió, en este Día del Periodista, un comunicado titulado "En este día del periodista #NADAQUEFESTEJAR", donde refleja la difícil situación.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   "Qué significó para nosotros, los y las trabajadoras de Prensa, ser considerados esenciales. No significó nada", comienza el texto.

   Agrega: "La situación de miles de periodistas y trabajadores de Prensa no hizo más que empeorar y agravarse a niveles que jamás se habían visto antes durante los últimos años. En el aspecto salarial sufrimos un deterioro atroz casi absurdo a lo que se suman condiciones de precarización laboral que en algunos casos rozan la indignidad".

   Y sostiene: "Lo decimos con todas las letras y sin eufemismos, hoy en Bahía Blanca y en el resto del país, hay muchos periodistas que con sus ingresos no llegan a superar el umbral de la pobreza".

   El comunicado continúa afirmando que "los trabajadores no somos necios y entendemos que los medios se encuentran en un delicado momento producto de la caída permanente de ingresos por publicidad y ventas. Sin embargo, el calificativo de esencial aplicado a los periodistas y trabajadores de Prensa en los últimos meses no ha sido hasta ahora más que un adjetivo vacío, una cruel burla para miles de trabajadores y trabajadoras que no llegan a fin de mes".

   Desde el gremio se remarca que "la realidad es que las y los periodistas somos esenciales únicamente a la hora de trabajar, de hacer visibles las consecuencias sociales y económicas de este contexto de emergencia extraordinario. Jamás hemos hecho visible esta situación tan o más apremiante que las otras actividades. Pero nuestra realidad es grave. Tan grave que ya no admite discursos grandilocuentes, frases hechas o actitudes impostadas de quiénes deben retribuir adecuadamente nuestro trabajo. Es hora de extender puentes de diálogo para enfrentar con madurez y compromiso, y así dejar atrás de una vez por todas, nuestra realidad precarizada. Sin periodistas, no hay periodismo".

En esta misma sección

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias