Aprobación del Senado

Es ley: Bahía y la región son Zona Fría y pagarán menos por el gas

25/6/2021 | 05:54 |

El debate se extendió hasta los primeros minutos de hoy. El proyecto obtuvo 51 votos a favor y 12 en contra.

Fotos: Archivo La Nueva.

   Después de un largo e intenso debate, que se extendió hasta los primeros minutos de hoy, el Senado de la Nación aprobó la Ley de Zona Fría, que establece quitas de entre el 30 y el 50% en el pago del importe del gas consumido -en las boletas domiciliarias- y en las garrafas, en distintas regiones del país, entre ellas Bahía Blanca y el Sudoeste Bonaerense.

   La iniciativa se convirtió en ley con el voto favorable de 51 senadores nacionales y 12 negativos.

   Como se aguardaba en la previa, no hubo ningún tipo de inconvenientes en la aprobación del proyecto, tanto por la media sanción que el texto había recibido en comisión la semana pasada como debido a la amplia mayoría que tiene el oficialismo en el recinto. Además, se trata de un proyecto impulsado desde el justicialismo, con el aval de Máximo Kirchner, y había tenido un exitoso paso por la Cámara de Diputados hace 15 días.

   Lo que hasta el momento es una incógnita, es en qué momento se promulgaría la norma y las boletas comenzarían a llegar con descuentos. Días atrás, la diputada Jimena López, una de las creadoras del proyecto, había dicho a "La Nueva." que la idea era que las boletas que se entreguen en agosto -léase, las que llegan ese mes con los consumos de junio y julio- ya incluyeran el beneficio.

   Una vez aprobada la ley, había explicado en ese momento, habría que esperar que la secretaría de Energía de la Nación reglamente su implementación.

   Las mayores incógnitas de la extensa sesión de ayer, en la que también se aprobó el proyecto de promoción del acceso al empleo formal para personas travestis, transexuales y transgénero, llegaron desde los senadores de la oposición, que -como ya había pasado en Diputados- mostraron sus dudas respecto de la sostenibilidad económica del proyecto, de la inconveniencia de otorgar un subsidio generalizado y del tinte electoral que puede tener la medida.

   Desde el oficialismo, en tanto, se defendió el proyecto señalando que se trata un viejo reclamo de las zonas hoy beneficiadas y se manifestó que se está haciendo "justicia social" con esta medida. Además, no se descartó avanzar en un proyecto de ley similar en las provincias del norte, que necesitan electricidad en exceso para utilizar aires acondicionados y/o ventiladores para refrescar los ambientes en gran parte del año.

 

La ley establece quitas de entre el 30 y el 50% en el pago del importe del gas consumido -en las boletas domiciliarias- y en las garrafas, en distintas regiones del país, entre ellas Bahía Blanca y el Sudoeste Bonaerense.

 

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Previo al debate, el senador Mariano Recalde, del Frente de Todos, señaló que la aprobación del proyecto de Zona Fría llega para “acompañar a la gente con sus necesidades".

   “Quien más necesita del gas, tiene que pagar menos. Venimos de un gobierno que aplicaba tarifazos del 3 mil por ciento. Debemos acompañar a quien más lo necesita”, 

   Con él coincidió la senadora Ana Claudio Almirón, quien remarcó que la decisión se toma en el marco del federalismo, destacando que hay que entender al gas como un servicio de derechos humanos.

   “Con las temperaturas bajas que se dan en estos territorios, es necesario ampliar la normativa para que les llegue el beneficio a estas personas”, sostuvo.

   Por su parte, Humberto Schiavone, de Cambiemos, se mostró en contra de la medida señalando que no es recomendable hacerlo ya que se trata de beneficios localizados, cuando se debería avanzar en ayudar a aquellos a quienes se les dificulta pagar las tarifas.

   “Consideramos que se trata de subsidio injusto porque se aplica por zona y no se tiene en cuenta la capacidad contributiva de las personas que vivien allí. Este no es el camino que necesita el país para recuperar la dinámica de la inversión en el sector de la energía”, señaló el legislador.

 

De qué se trata
 

   La ley contempla un descuento del 30% para el consumidor final, en el valor del metro cúbico de consumo, de acuerdo al cuadro tarifario vigente.

   También establece un descuento del 50% para aquellas personas que perciban la Asignación Universal por Hijo y por Embarazo; para quienes perciban ingresos mensuales brutos menores a cuatro salarios mínimos vitales y móviles, ya sean trabajadores en relación de dependencia o beneficiarios de pensiones no contributivas; monotributistas sociales, y jubilados y pensionados.

   A estos se sumarán monotributistas inscriptos en categorías cuyo ingreso anual mensualizado no supere en cuatro veces el salario mínimo, vital y móvil; a quienes perciban seguro de desempleo; electrodependientes; usuarios incorporados en el Régimen Especial de Seguridad Social para Empleados de Casas Particulares, y exentos en el pago de ABL o tributos locales de igual naturaleza.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias