La voz de los barrios: referentes sociales opinan sobre la suspensión de las clases presenciales

4/5/2021 | 06:20 |

La ciudad retrocedió a fase 2 y los chicos volvieron a la virtualidad. 

Fotos: Archivo La Nueva.

   Referentes sociales de Bahía Blanca dialogaron con La Nueva. sobre el retorno a las clases virtuales, en el marco del retroceso a fase 2 por la situación sanitaria.

   Hubo distintas posturas con respecto a la medida de suspender la presencialidad, pero coincidencias en la dificultad de muchas familias de sostener la escolaridad virtual.

   Paola Vergara, del comedor Corazones Solidarios de Villa Nocito, dijo que ve "muy mal que se tengan que volver a suspender las clases presenciales".

   "La mayoría de los adultos estamos más preparados o podemos asimilar y sobrellevar de otra manera esta situación que estamos pasando, que es muy triste, tanto en Argentina como a nivel mundial. Pero los chicos no saben cómo asimilar todo esto, les cuesta entender, de hecho muchos chicos estaban muy contentos de ir a la escuela aunque sea en semanas alternadas y volverse a encontrar con sus compañeros y maestras", señaló Paola.

   La encargada de Corazones Solidarios contó que "todo esto lo sé porque estuve hablando con ellos en el comedor, cuando vinieron por la merienda".

   "Encontrarnos en una fase 2, en la que los chicos no pueden ir a la escuela, realmente es muy triste. Eso lo digo desde los sentimientos, pero del lado del estudio es también una complicación: en nuestro comedor hay muchos papás que no saben leer ni escribir, que les cuesta muchísimo manejar internet, entonces esto va a volver a complicar la educación de cada uno de los chicos", explicó.

   E insistió: "No todos están preparados para abrir un teléfono, una página, para descargar un PDF y mandarlo a la fotocopiadora, es muy complicado, y muchos chicos quedan sin hacer tareas porque no tienen una ayuda".

   Paola aseguró que el comedor va a continuar con apoyo escolar y clases de inglés: "No voy a cerrar porque los chicos necesitan contención y un apoyo para no atrasarse con las tareas", sostuvo.

   "Hablaré con las mamás y papás a los que sé que les cuesta para que me manden los PDF a mí y veré cómo los imprimimos, nos arreglaremos de esa manera. Realmente hay que empezar a pensar en los chicos: entiendo que está todo colapsado en Salud, pero me indigna que los infectados no están viniendo por las escuelas y jardines, sino de las fiestas clandestinas, las marchas, comportamientos de los adultos cabeza dura, a los que les importa muy poco el prójimo. Eso me molesta porque... ¿quién paga los platos rotos? El laburante que tiene que vivir con lo que gana día a día y los chicos que pierden las clases", lamentó.

   Por su parte, Mabel Agüero, presidenta del Centro Comunitario San Ignacio De Loyola —funciona en diagonal Spurr 2.726, también conocido como el "Comedor de la hermana Coca"—, consideró que la suspensión de la presencialidad "es necesaria por la situación que vive la ciudad".

   "Ojalá la gente tome conciencia y respete las medidas para bajar la curva de contagios y que no colapse el sistema sanitario", dijo Mabel, quien señaló que en el barrio "se ven muchísimos contagios".

   Sostuvo que el año pasado hubo dificultades con las clases virtuales por problemas de conectividad y en otros casos "porque [los chicos] no entendían y los padres no los podían ayudar, por lo que se atrasaban con las tareas y terminaban abandonando".

   "Estamos pensando con el voluntariado de extensión universitaria continuar con las clases de apoyo escolar de forma virtual para no perder continuidad, aunque entiendo que para los chicos el acceso a las redes es dificultoso", indicó la titular del centro comunitario.

   Corina Jiménez, de Los Pibes de Machimbre —ONG que funciona en el barrio Noroeste—, consideró que la suspensión de la presencialidad "afecta, dado que muchos chicos vienen atrasados con la enseñanza y en los barrios vulnerables muchos no tienen internet en sus casas, por lo que no pueden hacer las tareas".

   "A veces les dan fotocopias y están carísimas, por lo que no pueden acceder. No es lo mismo ir a la escuela que estudiar desde las casas, porque a veces hay un solo celular y tres, cuatro, hasta cinco hermanos que van a la escuela, ¿cómo hacen para conectarse si les toca el mismo horario?", cuestionó.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Corina contó que "algunas madres me han dicho que el año pasado se atrasaron un montón, y estaban conformes con la vuelta a la escuela, incluso los chicos aprendieron un montón sobre los cuidados [...] Es lamentable que hayan suspendido".

   "Tengo casos de madres que vienen a Machimbre y no saben leer ni escribir, ¿qué les pueden enseñar desde sus casas? Esto los perjudica muchísimo porque quieren que sus hijos aprendan lo que ellos no saben, quieren otra cosa para sus hijos. Son muchos los chicos que el año pasado no aprendieron nada", lamentó la encargada.

   A su vez, sostuvo que esta medida también afecta a los adultos de la comunidad: "Habíamos empezado con los cursos presenciales de oficio, con burbujas de 8 alumnos por clase; toda gente mayor que estaba conforme porque estaba aprendiendo y ahora se paró todo de vuelta. Eso es salida laboral, por lo que esto no sólo afecta a los chicos sino también a los grandes", señaló.

 

Opiniones de mamás

   Mujeres del barrio Cabré Moré que envían a sus hijos al merendero Los Principitos dieron sus opiniones sobre la suspensión de la presencialidad:

   - "Creo que es mejor para nuestros hijos, principalmente para que no se contagien ya que en varias escuelas varios maestros tuvieron el virus. Claro que no es lo mismo presencial que virtual; por ejemplo, en la escuela primaria de mis hijos hacen todo por Facebook y PDF, cosa que yo no uso, pero prefiero que sigan por casa a que se enfermen en la escuela".

   - "Es bueno que los chicos no vayan presencial así no se contagian, pero es complicado si no tenés cómo hacer los deberes  porque sin wifi no se puede hacer nada. A veces mis hijos tienen que ir a lo de su tía a bajar deberes o hacer tareas y estamos en la misma".

   - "La suspensión de la presencialidad es lo mejor ya que hay muchos contagios. En la escuela de mis hijos ya perdieron días porque 3 maestras tenían COVID y en la secundaria hay maestras aisladas. Si esta semana tenían que ir, no iba a mandar a mis hijos; tengo un nene de riesgo, así que prefiero que se queden en casa".

   - "Como abuela y mama prefiero que no los manden a clases, sobre todo cuando ellos son el riesgo más grande. Además, se pueden pedir fotocopias, el que no tenga internet debería buscar la forma".

   - "Para mi estuvo bien la suspensión de clases, vamos a estar más seguros. Lástima que es caro imprimir los PDF, más cuando son tantos chicos los que van al colegio".

   - "Creo que está bien la suspensión por la salud de los chicos y grandes. Los chicos pueden ser conductores del virus para los mayores de la casa, y puede llegar a mayores consecuencias, pero si los papás y familias se la pasan saliendo por cuestiones que no sean de trabajo, sería en vano. Como medida de cuidado creo que está bien".

   - "Todo lo que sea para cuidarnos y para salir de todo esto. Para mí está bien por nuestros hijos, a los que amamos, por los demás y por nosotros mismos".

   - "No me parece tan bueno porque ya perdieron un año y por más que ayudes a tus hijos, en casa no es lo mismo. ¡Te mandan tareas como locos! y si no tenés un celular bueno e internet, se van atrasando y terminan repitiendo, lo digo por experiencia. Recién ahora estaban trayendo buenas notas".

   - "No es sólo un tema escolar, es mucho más amplio porque involucra a mucha gente. El movimiento que genera la escuela es grande: más gente en los colectivos y transporte escolar, más gente en los negocios comprando útiles, más padres en la puerta de la escuela amontonados para sacar a sus hijos rápido, etcétera. Está a la vista que empezaron a subir los casos cuando empezó la escuela, si a esto le sumamos los inconscientes que van a los boliches, cervecerías y restaurantes tenemos un combo mortal. Se trata de vida o muerte; ningún chico y/o familiar se va a morir porque pierda 15 días, un mes o un año de clases, eso se recupera, lo que no se recupera es una abuela, tía, mamá o papá que fallece. Me parece buena la medida y creo que tiene que haber más controles".

   - "Totalmente de acuerdo [con la suspensión], pero sería lindo que cierren bares, boliches, y que haya controles verdaderos, no que haga vista a un costado cuando son amigos del intendente".

   - "Si cierran las escuelas, deberían cerrar todo".

   - "El problema no son los nenes que van a la escuela a tratar de tener una educación como se merecen, sino los adolescentes que se juntan clandestinamente y comparten bebidas sin ningún tipo de cuidado. Que la policía los lleve detenidos les da igual porque salen en dos horas y siguen como si nada".

   - "Creo que es de todos [la responsabilidad]. Todos debemos hacer un esfuerzo, quedarnos en casa y cuidarnos".

   - "Todos debemos hacer nuestra parte por empatía con los demás y sobre todo con el personal de salud que hace un año está poniendo el pecho a la pandemia, cuidando también a todos los irresponsables".

   

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias