La sonrisa de la mona Lisa

27/5/2021 | 06:30 |

Con amigos o mirando una peli, hasta que te duela la panza o llorar, la risa es algo tan característico de los seres humanos.

Foto: Flickr - Noodlefish

Por
María Florencia Daneri

   Por María Florencia Daneri / Especial para La Nueva.

   Con amigos o mirando una peli, hasta que te duela la panza o llorar, la risa es algo tan característico de los seres humanos... ¿o no?. Si nos preguntan podemos definir a la risa como una reacción física que consiste en contracciones rítmicas y sonoras del sistema respiratorio, asociada a emociones positivas, como alegría o felicidad. Aunque pensemos que la risa es única del humano, otras especies de primates como los chimpancés, gorilas y orangutanes también hacen sonidos similares a la risa en respuesta al contacto físico como los juegos de lucha o las cosquillas.

   Aunque parezca simple, la risa es mucho más compleja de lo que pensamos. Mas allá de ser una expresión de emociones, la risa es una parte del comportamiento humano regulado por el cerebro que ayuda a los humanos a aclarar sus intenciones en la interacción social, usada para indicar aceptación e interacciones positivas con los demás.

   Aunque parezca extraño, varias investigaciones revelaron que la risa de nuestra vida cotidiana no está necesariamente asociada a cosas graciosas. Por el contrario, la mayoría de las veces ocurre en conversaciones que, fuera de contexto, no son graciosas en absoluto. Ahí, la risa funciona como una forma compleja de comunicación, mostrando aprobación y aceptación del otro y no solo como un subproducto de algo divertido. Efectivamente, una persona tiene 30 veces más probabilidades de reír estando en presencia de otros que cuando esta sola, eso dice mucho.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   También se ha descubierto que existen dos tipos de risas: la voluntaria, que producimos cuando sonreímos para ser corteses elevando las comisuras de la boca, la sonrisa para la foto, y la que ocurre cuando encontramos algo verdaderamente entretenido o divertido. Esa risa franca es más compleja e involucra la contracción de los músculos alrededor de los ojos, haciendo que se formen patas de gallo.

   Pero... ¿en qué momento de nuestra historia apareció esta habilidad? en algún momento entre 2 y 4 millones de años atrás surgieron las primeras risas. Sonando parecido al jadeo entrecortado de los chimpancés jugando a las peleas, esas primeras risas aparecieron en los humanos primitivos antes del lenguaje. Era una señal de que las cosas estaban bien y que era momento de explorar, jugar y socializar. A medida que los humanos se desarrollaron cognitiva y conductualmente, aprendieron a imitar el comportamiento espontáneo de la risa para aprovechar sus efectos. La risa imitada surgió en nuestra historia como una forma de manipular a los demás, y nos fuimos perfeccionando con los años.

   La risa, en otras palabras, es más que una simple respuesta al humor. Es una compleja herramienta humana de comunicación, uno de los pilares de la sociedad. Nos revela como criaturas sociales, expresando de una persona a otra lo que a menudo no se puede expresar de otra manera. Al final... la risa es el puente más corto entre dos personas.

¿Querés ver a otros primates riéndose?

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias