El chalét de los bomberos

22/5/2021 | 10:27 |

 Las rifas de los bomberos, que entregaron --en distintos sorteos-- tres chalets en la avenida Alem, marcaron una época en la ciudad.

Mario Minervino / mminervino@lanueva.com / @mrminervino1

   Hace 59 años, en mayo de 1962, quedó abierto para ser visitado por los interesados, el chalet de dos plantas construido por la cooperadora del Cuerpo de Bomberos como primer premio de su prestigiosa y exitosa rifa.

   Ubicado en avenida Alem 965, el chalet había requerido una inversión de 1.563.000 pesos, equivalente a 14 mil dólares de la época, y además de ese premio había otra propiedad en Moreno al 500, cuatro automóviles y dos motocicletas.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Creada en 1942, la Cooperadora se convirtió en una herramienta vital a la hora de mejorar el equipamiento de los servidores públicos.

   Prueba de la importancia de la rifa es que, por tercera vez, el premio principal era un chalet de dos pisos ubicado en la avenida Alem, el cual se entregaba además amueblado y dotado de "aparatos eléctricos".

    Aquel sorteo de la vivienda de Alem 965 correspondió al número 11.091. Apenas LU2 radio Bahía Blanca tomó "contacto inmediato de la información", puso en el éter al ganador, cuando un éste se comunicó con la emisora con la expresión "¡Lo tenemos! ¡lo tenemos!". Era Ángel Gili, dedicado a actividades agropecuarias, cuya mujer había comprado la rifa "a medias" con la mujer del hermano de Ángel, Juan, empleado de una empresa molinera. El acuerdo entre las mujeres era claro: si ganaban, en la casa viviría Ángel, quien compraría la mitad del bien a su hermano, acuerdo que fue luego rigurosamente cumplido.

    Otra mujer, Secundina M. de Picari, también celebró aquel mes, ya que su número 6.711 la hizo ganadora de una casa en Moreno 545. Hubo además premiados con un automóvil Di Tella 1500 y un Isard 700.

  

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias