Federal A, Zona 1, fecha 4

Se equivocó el único que no se puede equivocar y Sansinena perdió el invicto

2/5/2021 | 21:08 |

Un error del arquero Martín García le permitió a Sol de Mayo marcar el único tanto del partido. El conjunto cerrense mereció, al menos, sumar un punto. Le anularon mal un gol y las quejas sobre los arbitrajes sospechosos se volvieron a hacer sentir.

Fotos: Jano Rueda-La Nueva.

Por Sergio Daniel Peyssé / speysse@lanueva.com

   Un encuentro trabado, cerrado, por momentos triste y desmoralizador,  con roces al por mayor, sin ideas a la vista y con más vehemencia para destruir juego que para generar esa cosquilleante esperanza de gol, por lo general se define por algún detalle inesperado.

   Y fue así: en el mejor momento de Sansinena, Martín García descolgó un centro que venía esquivando nubes y, cuando volvió a tomar contacto con el piso, el balón se le escurrió de las manos para que el 11 de Sol de Mayo, Federico Ortiz, marque el único gol de un partido que terminó “caliente” por un error inconcebible del árbitro principal Nahuel Viñas.

   El inmerecido 1-0 del conjunto viedmense terminó con el invicto del “tripero” de Cerri, que dentro del “meta y ponga” fue el que mostró las mejores cartas.

   Con presión alta y solidario para no perder la compostura de un 4-1-4-1 decidido a ser protagonista, el dueño de casa abusó demasiado con el pelotazo a la cabeza de Delorte, que le bajó algunas bolas libres de veneno a Antú Hernández, su socio más cercano en ofensiva.

   Lo que ofrecía Sansinena hacía bien a los ojos, aunque enfrente tuvo a un rival aplicado, práctico y que explotó las espaldas del tándem Narvay-Barez-Tenca y Antú Hernández con fluidez y perseverancia, exponiendo a Tamalet a que cometa faltas obligadas (por luchar en inferioridad numérica) y se gane rápido la tarjeta amarilla.

   El esférico iba y venía a una velocidad inusitada, hasta que llegó la acción colectiva del albirrojo que no tuvo final feliz. Fue gol, pero anulado bajo sospecha.

   Le cuento: Narvay picó por derecha, recibió de Verón y sacó el centro rastrero hacia atrás, Delorte abrió sus piernas, la pelota pasó y Barez definió entre una maraña de piernas. Golazo que el árbitro principal convalidó.

   Algunos jugadores de la visita apuraron al asistente Nº 2 (Diego Novelli), quien confundido o no, levantó la bandera e inmediatamente la bajó como si en su brazo tuviera un resorte. Cuando Viñas le fue a consultar (uno se pregunta: ¿para que tenían el intercomunicador si tuvo que ir corriendo hasta la posición de su compañero?), cambió el falló y marcó tiro libre indirecto para la visita por una supuesta posición adelantada.

   A ver: en la jugada no hubo offside porque el centro fue hacia atrás, pero lo que supuestamente le aclaró Novelli a Viñas y que después pude averiguar, fue una posición ilícita de un jugador de Sansinena (Antú Hernández),quien estando adelantado obstaculizó la visión del arquero.

   Increíble pero real: el disparo de Barez fue limpio, la pelota entró y, viendo la imagen en la cámara fotográfica de nuestro reportero gráfico (Jano Rueda), Antú está adelantado, pero cerca de un palo, lejos del arquero y sin intenciones de participar en la jugada. Su posición era totalmente pasiva, por eso el gol fue lícito y el error del colegiado tan grave como preocupante.

   Ahora, ¿por qué el juez principal no murió en su ley, ratificando una conquista que él, de frente, había observado como había sido? Viñas, en ese primer parcial desautorizó un par de veces al línea 1 (Gonzalo Escobar), pero no lo hizo con Novelli, un apellido que genera suspicacia y que su hermano (Lucas), con polémicos cometidos, ya manchó al arbitraje argentino.

   En el segundo período, el cerrense juntó más las líneas, fue más directo y tuvo mayor decisión. Hasta que llegó el error de Martín García y se salió de eje por completo. Otra vez empezó con los centros y, por más que Delorte estrelló un zurdazo en el travesaño y Barrera Higuita le sacó un pelotón a Barez, los caminos que eligió no lo llevaron a ninguna parte.

   Con Octavio Bianchi en cancha formó un 4-1-3-2 más agresivo, pero no pudo quebrar la tenacidad de un adversario que tiene muy entrenado ese temita de hacer tiempo y de enfriar el cotejo, sobre todo cuando su área era una caldera al rojo vivo.

   Sansinena debe pensar que su capacidad y su inteligencia están por encima de un error arbitral injustificable. Aunque ahora le toque ir a Madryn, un lugar donde también suelen suceder “situaciones extrañas” con los hombres del silbato.

 

La síntesis

 

Sansinena (4-1-4-1)

 

M. García 2

 

Verón 6

Tormann (c) 6

C. Giménez 5

Recalde 7

 

Tamalet 4

 

Narvay 6

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

Barez 5

T. Hernández 6

A. Hernández 6

 

Delorte  6

 

DT: S. Priseajniuc

 

Sol de Mayo (4-1-3-2)

 

Barrera Higuita 7

 

M. Paredes 5

Iurino 5

Malacarne 6

M. Martínez 5

 

L. MORALES 7

 

H. Morales 6

R. Ramírez 5

Reyes 5

 

Galván (c) 5

Ortiz 6

 

DT: H. Corbalán

 

PT. No hubo goles.

ST. Gol de F. Ortiz (SdM), a los 16m.

Cambios. 62m. O. Bianchi (5) por Tamalet, 78m. Estopiñán por Verón y 86m. T. Segovia por T. Hernández, en Sansinena; 71m. Igarzabal (4) por Galván y J. Vera (6) por F. Ortiz, 82m. Chamorro Balbuena por Reyes y 91m. Ponce por H. Morales y T. Silva por Paredes, en Sol de Mayo.

Amonestados. Tamalet (7m.) y C. Giménez (32m.), en Sansinena; Paredes (53m.) y L. Morales (74m.), en Sol de Mayo.

Arbitro. Nahuel Viñas (2).

Cancha. Sansinena (8).

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias