Educación en burbujas

3/4/2021 | 06:30 |

No sorprende que a pesar de estar un año a puertas cerradas, muchas autoridades educacionales no han trabajado en organizar cada escuela.

   Las escuelas han comenzado las clases. Con la pandemia manteniendo sus formas y alcances, con la vacuna llegando de a poco al país, con la indiscutible necesidad de volver a educar de manera presencial a miles de estudiantes.

   País plagado de improvisaciones, no sorprende demasiado que a pesar de estar todo el  año 2020 a puertas cerradas, muchas autoridades educacionales no han trabajado demasiado en organizar cada escuela de acuerdo a sus posibilidades para un 2021 donde se pudiesen ofrecer clases con la asistencia de docentes y alumnos.

   Porque no tiene demasiadas diferencias con decenas de lugares de destinos dispares y variados, que poco a poco han ido abriendo sus puertas y comenzado a  funcionar a pesar de la situación sanitaria.

   Supermercados, mercados, gimnasios, escuelas de danzas, clubes deportivos, comercios, bancos, bibliotecas, farmacias, shoppings, cines, teatros y decenas de diferentes espacios han trabajado a destajo ofreciendo una variada cantidad de protocolos adecuados.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   La educación es por lejos una necesidad básica, esencial, imprescindible, necesaria y todos los adjetivos y cualidades que se quieran utilizar a la hora de justificar todo el esfuerzo necesario para el regreso a las clases. Los jóvenes son además los menos propensos a contagiarse. 

   Los docentes, como otros miles de trabajadores, manteniendo los cuidados correspondientes, pueden ejercer su función de manera natural.

   El resto es diseñar aulas con menos capacidad de alumnos, pasillos diferenciados de acceso y salida, alcohol, distanciamiento en recreos.

   También es necesario que los padres aguarden con una distancia prudencial de igual modo que cuando esperan un colectivo, hacen compras o acuden a un Rapipago.

   No es poco lo que se hizo en 2020 desde lo virtual. Pero ya es insuficiente. Los especialistas pueden explicarlo. 

   Y si el problema es de carácter gremial, paritario y de sueldos, saludable será cualquier discusión que se plantee, apenas se termine de dar clases, cada día.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias