Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

“No pude dormir, el 0-3 me pegó fuerte”, dijo el DT de Olimpo

Entre la noche del domingo y la mañana de hoy, Carlos Mayor vio cuatro veces el video de la derrota aurinegra frente a Cipolletti. “Me cuesta creer que nos hayan hecho los goles con tanta facilidad”, sentenció. Preocupante inicio de su equipo en el Federal A.

Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

Por Sergio Daniel Peyssé / speysse@lanueva.com

   La derrota 0-3 ante Cipolletti, en el inicio del torneo Federal A 2021, pegó fuerte en el cuerpo técnico de Olimpo, a tal punto que el entrenador Carlos Mayor no pudo conciliar el sueño en la noche del domingo, pensando y dando vueltas sobre lo mismo: los motivos de tan abultado y exagerado traspié.

   “No dormí, el 3-0 me pegó fuerte. Vi el partido cuatro veces y no puedo creer que nos hayan convertido tan fácil cuando nosotros generamos más situaciones de pregol que ellos y no sé porqué la pelota no entró”, señaló el orientador olimpiense.

   “Fallamos en la definición, un arma clave en este tipo de competencias, donde se dan encuentros duros y trabados y no siempre tenés la posibilidad de generar tanto peligro sobre la valla del oponente. En el primer tiempo contamos 6 o 7 acciones claras para desnivelar y no pudimos, y Cipolletti, en la única arremetida a fondo, nos metió el gol”, argumentó.

   “Dejé el estadio con una sensación rarísima, porque hicimos un primer tiempo bárbaro y, sin embargo, nos fuimos al descanso perdiendo 1-0”, sentenció.

   --En el primer gol, los volantes de Cipolletti llegaron con mucha libertad al área, no hubo persecución y se percibió un grave error táctico en el retroceso.

   --Es cierto, el equipo retrocedió mal, y en el momento del gol teníamos a cinco jugadores dentro del área que no marcaron. Perdimos el balón en el medio, permitimos que lancen el centro y quedamos mal parados, sin control de la pelota ni de los adversarios.

   --¿Qué sensación le dejó Cipolletti?

   --Un equipo ordenadito, con un 4-4-2 que por momentos se convirtió en un 4-2-4. Constantemente desprendió a los dos laterales y el doble cinco siempre estuvo bien parado. Vino a hacer su trabajo, a tratar de no perder, y se terminó llevando un premio muy exagerado; no era para 3-0.

   “La gran virtud del rival fue la eficacia, lastimar cuando el adversario menos se lo esperaba. El primer gol llega en nuestro mejor momento, cuando Olimpo era un equipo incisivo, determinante, con desbordes contantes y muy filoso”.

   --¿Esa va a ser la idea del equipo en el torneo, ser protagonista en cualquier cancha?

   --Sí, aunque después de un 0-3 cualquiera puede pensar que Olimpo fue un desastre, y puedo jurar que no. Tengo todo anotado, contamos 20 tiros francos al arco, aunque también debo reconocer que perdimos muchas pelotas en zonas donde debemos tener mayor seguridad.

   “Esto recién empieza, fue un golpe duro, pero hay que corregir los errores y seguir buscando las mejores variantes. El primer responsable soy yo, y a partir de ahí tiene que comenzar la autocrítica general”.

   --Cipo abusó del juego fuerte, jugó más allá del límite, protestó y manejó los tiempos del cotejo, situaciones a las que nunca apeló Olimpo.

   --Todo depende de las características de los jugadores; Olimpo sabe y entiende que puede salir a ganar jugando al fútbol, sin apelar a otras  cuestiones. No le puedo pedir a los volantes jerarquizados que tenemos que primero presionen, corten, y después traten de jugar y progresar en el terreno. Están para otra función.

   “Olimpo tiene las armas necesarias como para convertirse en un gran equipo, hay que digerir la derrota y levantar el ánimo. Tenemos que hablar y entender que de esta situación salimos entre todos, como debe ser”.