"No ir por la vida enjuiciando cuerpos ajenos es un hábito muy sano de promover"

8/3/2021 | 06:25 |

Una mirada profesional sobre los estereotipos y prejuicios.

Psicóloga Ana Barbalace

Por Belén Uriarte / buriarte@lanueva.com

   La psicóloga Ana Barbalace (M.P. 1626) dialogó con La Nueva. sobre estereotipos, prejuicios y los cambios que han experimentado las mujeres a lo largo de la historia.

   Al ser consultada por la presentación de "Mujeres reales", una sesión de fotos que hizo un grupo de emprendedoras bahienses con el objetivo de "derribar prejuicios y estereotipos", señaló la importancia de lo colectivo en este camino de empoderamiento y remarcó que "no ir por la vida enjuiciando cuerpos ajenos es un hábito muy sano de promover".

    Barbalace, formada en Violencia de Género y Diversidad, celebró que haya iniciativas de este tipo "porque el cuerpo es un espacio que debiera ser usado para el placer, para habitar de una manera más satisfactoria".

   La psicóloga manifestó que "siempre hubo modelos de cuerpos que deberíamos tener: en una época fue la mujer con forma más curvilínea, porque eso implicaba que era una mujer que podía tener muchos hijos, gestar, parir. Hoy por hoy, el modelo hegemónico propuesto por los medios o las campañas publicitarias suele apelar más a un cuerpo extremadamente delgado".

   "A las mujeres siempre se les promovió un lugar mayoritariamente de objeto de deseo, de ser para un otro, de estar en función de otro. Todo ese movimiento hace que la mayoría de las mujeres vea su cuerpo de manera fragmentada: cuando alguien pregunta qué no te gusta de vos, 'y, no me gusta mi cola', 'no me gustan mis pechos', 'no me gusta mi nariz'; y eso tiene que ver con esto de vernos por pedazos y no como algo entero", señaló.

   En ese sentido, indicó que "más allá de lo individual, porque alguien puede estar conforme, acorde, disfrutar de su cuerpo de manera individual, y eso es buenísimo; para algo más profundo y continuo está bueno ayudar a un movimiento más colectivo donde todas podamos sentirnos a gusto [...] No podemos dejar de entender que hay un sistema enorme, patriarcal, una estructura que sostiene toda esta opresión; y por eso es muy importante apelar a lo colectivo". 

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

  "No somos una isla individual, hay un entorno que es muy importante. Nosotras podemos impulsar, por ejemplo, todos estos movimientos de aceptación, de empoderamiento, podemos buscar la deconstrucción, siempre entendiendo que hay mucho para hacer desde lo individual pero también mucho para fomentar desde lo colectivo, como estas formas de autocuidado y de promover la vida más acorde a estándares reales de belleza y no a estándares inalcanzables", explicó.

   Barbalace, que también forma parte del Consejo Directivo del Colegio de Psicólogos y es parte de la Comisión de Género y Diversidades Sexuales del Colegio, consideró que "hay una conjunción de cosas que hacen que hoy se esté dando esto [empezar a derribar ciertos estereotipos y prejuicios], y tienen mucho que ver con el cambio cultural y social. Hay todo un movimiento de personas que lo está impulsando y a través de las redes sociales también hay muchas más personas que pueden alzar la voz de una manera distinta, sin recurrir a los medios hegemónicos".

   "Hace 10 años la forma de tener un poco de repercusión tenía que ver con los medios de comunicación más clásicos y hoy las redes hacen que podamos dar mensajes mucho más allá de la impronta que se quiera dar desde los distintos medios. Podemos entender que hay un gran movimiento gracias a las redes y a muchas mujeres que se van moviendo de los lugares; entonces hay la posibilidad de un mensaje alternativo, porque hasta no hace tanto tiempo era 'tenés que ser flaca para ser feliz, amada, tenés que entrar en los estereotipos'", señaló.

   De todas maneras, sostuvo que "falta muchísimo en ejecución de políticas públicas: tenemos, por ejemplo, una Ley de Talles que no se cumple del todo y que genera situaciones de muchísima humillación para alguien que va a comprarse un pantalón y no le queda ninguno. Eso genera toda una repercusión de trastornos alimentarios, cada vez a edades más tempranas".

—¿Creés que así como las redes democratizan, también pueden generar un daño muy grande por los niveles de violencia que hay, por ejemplo, en ciertos comentarios?

—Sí, al haber un paradigma, todo lo nuevo o todo lo diferente que trata de ingresar genera una crisis. Pero también gracias a esto hay muchísimas personas que se han podido hacer preguntas y encontrar un grupo de pertenencia. Es importante entender que esto de ser diferente, es diferente de la norma construida socialmente y culturalmente a lo largo de muchísimo tiempo pero no es necesariamente algo malo, y que hay muchos más diferentes de los que pensamos. Las redes también permiten generar grupos de apoyo, donde nos encontramos un montón y sabemos que no estamos solos, que hay otros que vivencian igual. Por supuesto que tienen la contracara de la crítica y que es difícil sobrellevarla, pero también tiene la posibilidad de apertura a nuevos mundos y de apertura a otros que están están sufriendo por algo que tiene más que ver con una cuestión cultural o de poder.

—Teniendo en cuenta el recorrido hecho por las mujeres y las conquistas logradas, ¿qué mensaje te gustaría dar en este 8M?

—Desde mi humilde postura y lugar, creo firmemente que lo personal es político y que muchas veces desde nuestro habitar cotidiano podemos generar cambios en la vida de muchos. Es muy importante entender que es a través del lazo social y de lo colectivo que podemos generar vidas mejores. Así que celebro mucho que las luchas tengan sus frutos y celebro mucho la posibilidad que implica el estar en movimiento: no dejamos de pensar que hay un femicidio cada 22 o 23 horas, pero sin embargo sigue habiendo un movimiento fuerte que está apelando a buscar respuestas, que teje redes y que sostiene. Noto que todo este movimiento genera mejores posibilidades para muchas mujeres que pueden hacerse preguntas y no dar por sentado que su rol es este o aquel. Todo este movimiento ayuda a que las mujeres tengan nuevas posibilidades para elegir. 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias