Pringles: "Es solo un ratito, tiene un canto hermoso", dijo el hombre al que multaron por su gallo

25/2/2021 | 11:52 |

Vicente Castellucci recibió una multa para pagar 40.000 pesos, pero adelantó que no va a abonarla. "Cuando me llegó la multa, me maté de risa", dijo.

Foto: El Orden

   Un hombre de Coronel Pringles que fue multado con casi $ 40.000 por los ruidos que su gallo hace a la mañana dijo hoy que "es solo un ratito, tiene un canto hermoso".

   Vicente Castellucci contó que "el vecino vino un día y me dijo que le molestaba el gallo, le dije que lo conservaba porque no tenía despertador, lo tomé a broma, no me parecía algo serio. Soy un tipo bueno, no molesto a nadie, le prendo la luz de la cocina cuando llego y el gallo canta a las 5 de la mañana, pero lo hace solo un ratito".

   El Municipio le notificó a Castellucci que va a tener que pegar $ 39.950 por no haber cumplido con las advertencias. Igualmente, podrá recibir un descuento del 50 % si lo paga de manera voluntaria.

   "Cuando me llegó la multa, me maté de risa, vinieron entre 8 y 9 veces por el tema del gallo. Hasta que un día me encontré con la denuncia, un papel en el que me multaban, y nadie me quería creer, la gente no me creía, me trataba de mentiroso", relató.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   El Orden de Pringles indicó que el motivo de la denuncia podría ser por un conflicto de larga data entre esta persona y un vecino. En el escrito, se lo intima a evitar molestias, "tapando al animal por las noches y dejándolo en una habitación oscura".

   "Primero me pusieron un papel con letra manuscrita pidiéndome que le tapara al gallo la cabeza para que no cante, una cosa de locos, no puedo hacerle eso a un gallo. La multa no la voy a pagar, tendría que hacer un descargo, pero no la voy a pagar", agregó.

   "Dado que su vecino cumple con el acuerdo de cortar las ramas que estaban en su propiedad, se le notifica que deberá cumplir con su parte para evitar futuros inconvenientes. Es por eso que se solicita que evite molestias con el gallo, tapándolo por la noche o dejándolo en una habitación oscura", dice la notificación.

   "El gallo canta a la mañana y tiene un canto hermoso. Déjenlo tranquilo. Junto todos los días cuatro o cinco huevos, tengo para comer eso y al gallo no lo voy a matar. Lo pagué 4.000 pesos, es un gallo de plantel. Además, me corre por el patio y me hace matar de risa, al gallo no lo mato por ninguna planta ni por ningún acuerdo", expresó.

   Aseguran que el Municipio tomó esa decisión porque a partir de las reiteradas denuncias del vecino y el fracaso de todos los intentos formales de convencer al dueño del animal para que solucione la situación, puesto que su canto extendido durante toda la noche y alteraba el reposo del vecindario.

   "El gallo canta un ratito, cuando apago la luz de la cocina no canta más", cerró Castellucci. (El Orden de Pringles)

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias