Bahía Blanca | Jueves, 30 de junio

Bahía Blanca | Jueves, 30 de junio

Bahía Blanca | Jueves, 30 de junio

Linares: “La gente hoy quiere que uno le explique lo que hace y por qué lo hace”

El intendente de mayor permanencia en el sillón de Bordeu (12 años) repasó la historia. Y recordó que su mejor elección no fue la que logró el mayor porcentaje de votos.

“Aunque ganamos por menos, la elección presidencial de 1995 fue más relevante que la de 1999”, dijo el Agr. Jaime Linares. / Fotos: Rodrigo García-La Nueva.

   La mejor elección del radicalismo en Bahía Blanca en el período 1983-2021 se produjo en las presidenciales de 1999, cuando se quedó con el 62,27 % de los votos.

   En esa ocasión el agrimensor Jaime Linares llegó al sillón de Bordeu por tercera vez consecutiva (desde 1991). Entonces, la Alianza para el Trabajo, la Justicia y la Educación logró 90.271 votos, respecto de 33.410 (23,04 %) de la Concertación Justicialista para el Cambio. La diferencia: 39,23 puntos porcentuales.

   Ciertamente, la de mayor porcentaje de la historia reciente. Pero no para las sensaciones del propio Linares.

“La presidencial de 1995 fue más relevante que la de 1999”, dice. Aquella ocasión el radicalismo logró 58,97 % de los votos respecto de 33,21 % del peronismo.

   “Esa vez fuimos en la boleta —para presidente— con (Horacio) Massaccesi y (Pascual) Cappelleri, cuando quedamos como tercera fuerza detrás del Frepaso de (José O.) Bordón y el PJ”, recuerda.

   “Lo tenía enfrente al Flaco (Dámaso) Larraburu, en el tiempo de las reelecciones de (Carlos) Menem y de (Eduardo) Duhalde. Era imposible ganar, pero lo cierto es que se cortaron como 60.000 boletas. ¡Y eso que para votarme había que cortar dos!”, añade.

   “Massaccesi sacó el 17 % y yo rondé el 59 %. Las cifras, aún hoy, son impactantes. Era otro contexto y por eso a la de 1995 le doy mayor trascendencia”, admite.

Junto a Horacio Massaccesi, el candidato presidencial de la UCR en 1995. Esa elección a intendente es icónica para Linares.

   El agrimensor Linares une un hilo argumental que explica las dos mejores elecciones del radicalismo desde 1983, justamente las citadas de 1995 y 1999.

   “La elección de 1999 fue el resultado de una etapa previa de trabajo. Yo había sido secretario de Obras Públicas de (Juan Carlos) Cabirón y luego presidente del Concejo. Es decir, llegué a la intendencia (en 1991) a los 40 años y con ocho de gestión municipal”, sostiene.

   “Teníamos una idea de lo que queríamos hacer, creamos una democracia participativa y así surgieron los consorcios vecinales para la descentralización del municipio. Eso era de avanzada entonces”, cuenta.

   “Y encima tuvimos la suerte, desde el punto de vista de la administración del Estado, de coincidir con el plan de (Domingo) Cavallo. Era el uno a uno y se sabe lo que significa licitar obras que se podían hacer hoy, o dentro de tres meses, sin que nada se modifique. Esa estabilidad permitía que la plata siempre valiera”, explica.

   “También coincidió con una cuenta de DEBA (hoy EDES) que preveía un ingreso del 6 % de la facturación al municipio. Cuando entra a funcionar el polo (petroquímico), el consumo de energía eléctrica se duplicó. Y así creamos una cuenta especial para obras de pavimento y de luz naranja, todo con recursos propios. Dimos vuelta la ciudad”, manifiesta respecto de aquella etapa.

   Pero las elecciones también le dejaron sinsabores al Agr. Linares.

   La particular de 2003, cuando perdió la comuna en manos del Dr. Rodolfo Lopes (43,15 % vs. 31,67 %) fue uno de ellos.

Reconocimiento al Dr. Rodolfo Lopes, en la ceremonia de asunción, el 12 de diciembre de 2003.

   “Veníamos de la explosión de 2001; eso impactó. La elección para presidente tuvo la mitad de ese porcentaje y a no me alcanzó para competir. Y por ahí la gente también se hartó de mí”, admite.

   “Otro tema fue que esa vez no hubo elección presidencial, ya que estaba (Néstor) Kirchner. Y Lopes fue en la lista de Felipe Solá para gobernador. Fue todo muy raro para mí. Siempre tuve la sensación de que una semana antes ganaba. ¡Y que una semana después también!”, sonríe hoy.

   “En la elección de dos años más tarde, el peronismo perdió casi 15 puntos (28,28 %) y nosotros volvimos a cerca del 30 (30,52 %). Pero entre los dos hacíamos 60 %, ya no 80 % como antes. Esa fue una bisagra”, explica.

   Linares fue protagonista de la más estrecha victoria de la UCR desde 1983. Pasó en 1991, cuando lo eligieron intendente por primera vez;  ganó 43,27 % a 41,88 % (1,39). Sólo 1.818 votos de diferencia.

   Pero también gestionó la de mayor ventaja frente al peronismo. Fue en aquellas presidenciales de 1999, cuando ganó por 62,27 % a 23,04 % (39,23). La diferencia fue de 56.861 sufragios.

El Agr. Linares es, también, el intendente que más tiempo ha estado en el sillón de Bordeu en toda la historia: 12 años, desde 1991 a 2003, votado para tres períodos.

   Jorge Moore fue elegido en cinco ocasiones (1895, 1901, 1907, 1909 y 1922), pero eran períodos de dos años y así llegó a una década. Entonces, al jefe comunal lo elegían los concejales.

   La última vez que el PJ estuvo en la intendencia bahiense fue en 2011, con la victoria de Cristian Breitenstein. En este sentido, el Agr. Linares cree adecuado repasar la historia.

   “El peronismo eligió a (Rodolfo) Lopes y lo echó a los dos años. Luego vino (Cristian) Breitenstein y se escapó, sabiendo antes de la elección que se iba a ir. Ganó con el 44 % con el kirchnerismo a pleno; no asumió y quedó (Gustavo) Bevilacqua, quien no había votado en Bahía Blanca porque tenía domicilio en Médanos”, relata.

La previa a la asunción del segundo mandato, el 12 de diciembre de 1995. 

   “Me parece que todo lo que viene después de esas experiencias, que no es exactamente radicalismo, pero con algunas visiones afines, es producto de las facturas de esos años de peronismo”, agrega.

   “¿Si influyen las obras? Es una parte, pero hay algo más. Importa mucho el feeling entre funcionarios visibles del Ejecutivo con la gente, como la democracia participativa que iniciamos con la UCR en los 80”, sostiene.

   “La gente quiere que uno le explique lo que hace y por qué lo hace. El vecino pide ser escuchado, pero hoy las campañas se hacen por televisión; son todas virtuales. Es otro tiempo, y justo cuando la gente tiene otras demandas”, añade.

El Agr. Linares es actualmente presidente del consejo directivo de la Biblioteca Rivadavia.

   Linares —de 70 años— fue intendente del partido de Bahía Blanca (1991-2003); diputado provincial (2005-2011) y senador nacional (2011-2017).