Mundo Gremial

Siete décadas de trabajo y compromiso por los trabajadores y trabajadoras de prensa

11/10/2021 | 06:30 |

El sindicato de Prensa de Bahía Blanca fue fundado el 8 de octubre de 1951. En medio de un contexto de profundos cambios en el sector de los medios de comunicación, la entidad prioriza el sostenimiento de las fuentes laborales y de su obra social, una de las mejor administradas de la ciudad.

Fotos: Rodrigo García-La Nueva.

   Fundado el 8 de octubre de 1951, el viernes pasado celebró su 70º aniversario el Sindicato de Prensa de Bahía Blanca. Con más de 200 afiliados, es la única entidad gremial con personería jurídica que defiende los intereses de los periodistas de la ciudad.

   “Este aniversario nos encuentra en un momento bisagra de nuestra historia y la del periodismo en general. En los últimos 20 años el avance de las tecnologías de la comunicación ha sido vertiginoso, lo que ha provocado cambios, tanto positivos como negativos, que aún nos cuesta asimilar”, indicó el secretario general del SPBB, Daniel Correa.

   “El auge de las redes sociales y el indetenible avance de la comunicación digital han generado una verdadera revolución, cuyos efectos obligan continuamente a trabajadores, empresas periodísticas, medios y anunciantes a redefinir las relaciones entre sí”, añadió.

   El gremio, subrayó el dirigente gremial, no ha quedado al margen de estos cambios.

   “Las formas tradicionales de comunicación están en retroceso y su lugar lo ocupan, cada vez más, las nuevas tecnologías. En este proceso, cuyo final aún no se vislumbra, el objetivo central de nuestra entidad sindical es sostener la mayor cantidad de puestos laborales posibles”, subrayó Correa.

   “De esta crisis que hoy sufren los medios tradicionales pretendemos salir fortalecidos, renovados, listos para afrontar los cambios que sin lugar a dudas seguirán sucediendo, sin olvidar o dejar pasar todo lo que dejó y seguimos atravesando en esta pandemia, un contexto muy difícil y realmente complejo”, agregó.

   Formado hace siete décadas, el gremio se llamó originalmente Sindicato de Periodistas del Sur Argentino. En octubre de 1951, ya con 201 afiliados y sede estable en Lamadrid 213, adquirió su actual denominación.

   El gremio creció de la mano de las empresas periodísticas de la ciudad: medios escritos, radios AM, luego emisoras de frecuencia modulada y finalmente canales de televisión abierta y por cable. En los últimos años, además, comenzó a sumar periodistas de medios digitales, proceso que continúa en la actualidad.

   “El periodismo digital comenzó dentro de los propios medios tradicionales, ya sea escritos, radiales o televisivos, pero en los últimos años nos encontramos con medios cuyo único soporte son las páginas web o redes sociales, cuya dinámica de trabajo tiene algunas características muy distintas a los otros”, detalló Correa.

   “El desafío es adecuarnos a las transformaciones que plantea esta nueva realidad, pero sin resignar nuestros objetivos: el sostenimiento de las fuentes laborales, el rechazo absoluto de toda práctica informal o precarizante que perjudique a los trabajadores y las trabajadoras de prensa, y la búsqueda constante de mejores condiciones salariales y laborales”, completó.

   Desde su formación hasta la actual gestión el gremio tuvo 13 conducciones. Los contextos en que se desempeñaron fueron muy distintos, pero cada una fue imprimiéndole su impronta a la entidad, siempre bajo la premisa de sumar servicios para los afiliados y afiliadas y sus familias.

   Gracias a esto hoy los hombres y mujeres de prensa de Bahía Blanca cuentan con una de las obras sociales mejor administradas de la ciudad. Con un gran esfuerzo y responsabilidad, sostuvieron el trabajo en esta emergencia sanitaria y de salud pública.

   “Una de las principales preocupaciones de nuestra entidad es la obra social”, subrayó el licenciado Juan Francisco Rinaldi, quien empezó como presidente en septiembre de 2011 para pasar, en la actualidad, a ser su tesorero.

   “La verdad que me han tocado períodos complicados -reflexionó-. Los costos de la salud se han disparado muchísimo en los últimos años producto de la inflación, a lo que se suman los avances tecnológicos permanentes”, subrayó.

   Recalcó, sin embargo, que el orden administrativo y una auditoría médica eficiente ayudan a  paliar un escenario por demás complejo.

   “Sin dudas los aportes de nuestras colaboradoras y del médico auditor, el doctor Carlos Vallejo, permiten hacer la diferencia”, manifestó.

   Rinaldi señaló que este aniversario marca un momento ideal para “agradecer a quienes contribuyeron para darle a esta obra social el prestigio del que hoy goza en nuestra ciudad”.

   “Y aquí es donde quiero dedicar un especial párrafo a Rodrigo García, quien colabora desde hace tantos años y aún lo sigue haciendo”, resaltó.

   La comisión directiva –de acuerdo con lo dispuesto en 2007 para todos los que participan activamente de la actividad gremial en el SPBB- se desempeña completamente ad honorem. Y a medida que fueron pasando los diferentes períodos y conducciones, se han incorporado miembros de los diferentes medios periodísticos de la ciudad o zona de actuación del gremio.

   El SPBB también cuenta con un complejo de cuatro cabañas en la localidad de Villa Ventana, inaugurado el 27 de julio de 1998, al que los afiliados pueden acceder con un costo mínimo diario. Cada unidad habitacional -ubicada en calle Mixto- tiene capacidad para cuatro personas, y cuenta con un dormitorio, sanitario, cocina, hogar, fogón, y cochera semicubierta. En el centro del predio –que tiene unos 1.600 metros cuadrados- se encuentra ubicado el salón de usos múltiples octogonal, con paredes totalmente vidriadas, provisto de un gran fogón y capacidad para 16 personas.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Otra joya del patrimonio de la entidad son las instalaciones de la sede social y el inmueble contiguo, todo en calle Lamadrid al 200. Además de la casona reciclada de Lamadrid 266, el sindicato cuenta con un salón para alrededor de 50 personas que en breve podrá volver a ser alquilado por los afiliados y afiliadas y su grupo familiar a un costo bonificado.

   “Todo el patrimonio con el que cuenta la entidad, más allá de su lógico costo en mantenimiento, sigue y seguirá produciendo ingresos, que en el presente se están volcando casi exclusivamente a brindar beneficios y coberturas de la obra social”, indicó Correa.

   “Seguramente seremos un eslabón más en la historia del Sindicato de Prensa de Bahía Blanca, continuadores de muchas de las propuestas y gestiones de sus sucesivos miembros. En ese camino de mejora permanente y reconocimiento a todo lo logrado siempre estaremos”, añadió.

La mirada desde la secretaría gremial

   Danilo Belloni llegó al sindicato primero como delegado, por impulso de sus compañeros de LU2 Radio Blanca, para luego aceptar el desafío de ser secretario gremial desde septiembre de 2019.

   “Resulta poco grato como en cualquier función asumir y a los meses encontrarse con algo totalmente inesperado y excepcional como una pandemia. Sin embargo, lejos de cambiar el rumbo, redoblamos esfuerzos. Quién desconoce del trabajo diario, además de las consultas en privado, con mayor tiempo puede interiorizarse de todo lo que se hace en las redes sociales”, inició el dirigente sindical más joven de la actual conducción.

   “Cuando tomé semejante responsabilidad tenía en claro algunos ejes a trabajar, entre los cuales visibilizar la problemática de los y las trabajadoras de prensa era la principal. Generalmente poco se habla sobre los salarios y las condiciones de trabajo de nuestro sector. Tengo en claro que en estos dos años hemos denunciado y comunicado a la comunidad nuestra situación. Como síntesis de esta premisa, puedo referenciar el comunicado que se replicó desde la Comisión Directiva para el Día de los y las Periodistas, en cual Fernando Rentería y Anabella Tarabelli fueron las caras visibles de nuestra problemática”, refirió.

   Por otra parte, Belloni se mostró satisfecho con otra de las aristas que forman parte de su tarea cotidiana.

   “Hemos relanzado una gran cantidad de capacitaciones para que afiliados y afiliadas, trabajadores de la comunicación en general y estudiantes permanentemente tengan a disposición conocimientos actuales en herramientas web, comunicación con perspectiva de género, buenas prácticas en torno a la comunicación del suicidio y RCP, entre otras que se proyectan a corto plazo”, enumeró.

   “El trabajo siempre resulta más gratificante cuando se hace en equipo. Cada una de las propuestas se ha conformado junto a un grupo de colaboradores. Siempre me muestro muy agradecido con quiénes desinteresadamente ofrecen su tiempo y opiniones. El trabajo con la Comisión de Género es una muestra de ello y producto de esas reuniones surgió la posibilidad de contar con un ciclo dictado por Luciana Peker, referente en la materia”, recordó.

   Belloni no dejó pasar un hecho que le preocupa y que fue trasladado no solo a los responsables de medios sino también a las autoridades políticas de la ciudad y la región.

   “En estos dos años hemos realizado varias reuniones con responsables o coordinadores de medios en pos de regularizar condiciones laborales. Nadie desconoce que la situación de la industria es compleja, pero muchas de las situaciones que se dan a diario deben modificarse progresivamente. Algunas falencias ya se han solucionado o están en vías de ello, pero restan muchas. Trabajaremos en ello como así también en la posibilidad de incorporar al sindicato a periodistas que hoy no se encuentran en relación de dependencia”, indicó.

   Para finalizar, el dirigente de 32 años opinó que otro punto saliente en la gestión es la participación dentro de la CGT y el diálogo con la Federación Argentina de Trabajadores De Prensa.

   “Aún no sabemos qué escenario nos dejará la pospandemia, pero si hay algo de lo que no tengo dudas es que la única forma de dejar atrás los problemas surgirá de la acción colectiva”, cerró.

Igualdad en los medios de comunicación

   En todo el mundo, la pandemia del COVID-19 tuvo un impacto considerable en los medios de comunicación. Aunque los países se enfrentaron a realidades distintas, los periodistas experimentaron retos comunes provocados por la crisis sanitaria. Esta situación se agravó en cada situación en que la profesión la ejerció una mujer.

   “La Federación Internacional de Periodistas dio a conocer en julio de 2020 una encuesta de la que participaron más de 500 periodistas mujeres de 52 países, entre los que se encontraba Argentina, y concluyó que la pandemia y las medidas relacionas para mitigarla aumentaron la desigualdad de género en los medios de comunicación”, indicó Anabella Tarabelli, secretaria de Acción Social del SPBB.

   Las mujeres periodistas, sobre todo durante el 2020, fueron las elegidas para hacer teletrabajo en aislamiento, cargando sobre ellas todo el peso del cuidado de la familia y la educación en el hogar, en un marco de estrés y temor permanente por la pérdida del empleo.

   “Con la nueva normalidad y el avance en la vacunación retornamos de a poco a las redacciones y estudios de radio y TV, y volvimos a encontrarnos con las desigualdades estructurales en los medios de comunicación”, refirió.

   Respecto de las políticas con perspectiva de género aplicadas durante la pandemia, han sido pocas las encaminadas a afrontar la emergencia apoyando la incorporación de las mujeres al mercado de trabajo y mejorando sus condiciones laborales.

   “No hay que ser un especialista para darse cuenta y pensar en los lugares y los espacios que ocupan tanto varones como mujeres y personas LGBTI+. Los varones ocupan el espacio de poder en los medios de comunicación y esto va ligado directamente con la cuestión salarial”, señaló Tarabelli.

   “Tener salarios iguales significa que mujeres y hombres reciban la misma remuneración cuando hacen el mismo trabajo. Se estima que la brecha salarial global de género, hoy, es del 23%. Es decir, las mujeres ganan, en promedio, el 77% de lo que obtienen los hombres por el mismo trabajo”, añadió

   “El periodismo no es una excepción ante esta injusticia. La brecha salarial de género no se debe a que las mujeres estén menos calificadas, sino a que su acceso a los puestos con mejores salarios es limitado”, completó.

   “Si bien en los últimos años se sumaron más comunicadoras, el techo de cristal en los medios de comunicación sigue existiendo; en primera instancia, porque no ocupamos puestos jerárquicos claves, y en segundo lugar, porque incluso en los puestos de base somos menos”, continuó.

   “La apuesta es seguir en el camino de visibilizar la problemática, sumando a los hombres en estos procesos de resignificación para que los tiempos venideros sean más justos e igualitarios y menos violentos”, finalizó.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias