Análisis del patrullero de la Policía Local

Caso Facundo: nueva discrepancia entre peritos oficiales y el de la familia

3/9/2020 | 16:32 |

Marcos Herrero, quien representa a la querella, aseguró que su perro Yatel "marcó" olor de Facundo en el asiento trasero. El análisis de los canes oficiales había dado negativo.

"Yatel" sale del baúl del patrullero trasladado por Herrero. Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

   Tal como había sucedido en otras etapas de la causa judicial que investiga la muerte de Facundo José Astudillo Castro, se produjo una discrepancia entre los peritos oficiales y el de parte, en la examinación del patrullero de la Policía Local que fuera secuestrado.

   Marcos Herrero, el adiestrador canino que representa a Cristina Castro, la madre del joven de Pedro Luro, aseguró que su perro "Yatel" "marcó" claramente olor de Facundo en el asiento trasero del vehículo, que fue sometido a análisis durante la tarde de ayer frente a la Policía Federal.

   "Yatel" se activó luego de una toma de olor de un frasco preservado que contenía un par de medias del chico de 22 años, cuyo cuerpo apareció el mes pasado en la ría.

   Dijo Herrero que el animal notó "mucho impacto" en el asiento trasero del Toyota Etios, a punto que lo comenzó a rasguñar y hasta llegó a dañarlo. Luego, desde el baúl, volvió a apuntar a la misma zona.

   Esa presunción, sin embargo, choca con la que aportaron los canes “Aramis” y “Branca”, de los Bomberos de la Policía Federal, que habían revisado el móvil policial el día de su secuestro, el pasado 25 de agosto en la sede policial de la calle Pacífico.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   En ese caso "el resultado fue negativo", según confirmó oficialmente la fiscalía federal actuante a través del sitio fiscales.gob.ar.

   El patrullero de la Local fue secuestrado porque el reporte de AVL lo ubica, el 8 de mayo pasado, a unos 800 metros del lugar donde apareció el cuerpo esqueletizado del joven y por espacio de 35 minutos.

   De todas maneras, la fiscalía procura determinar con técnicos de la empresa de geolocalización si pudo existir una falla y que el vehículo no haya estado en ese lugar.

   Discrepancias del mismo tipo ya se habían dado a lo largo de la investigación en otras pericias, como por ejemplo cuando en julio se analizaron otros dos patrulleros y un vehículo particular (del personal policial de Villarino bajo sospecha), ante la posible existencia de manchas hemáticas.

   Lo mismo pasó con el hallazgo, en los fondos del destacamento de Teniente Origone, de un amuleto que sería de Facundo y también fue "marcado" por el perro de la querella.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias